Global

“Afrontar la crisis migratoria solo en el plano nacional es un error gigantesco”

3

Carlos Holmes Trujillo (Cartago, 1951) lleva menos de un mes en el cargo de canciller de Colombia y ya se enfrenta a la peor crisis migratoria que ha sufrido el país, más acostumbrado a despedir ciudadanos por la violencia que a recibirlos. Asegura que solo la coordinación regional dará respuesta al éxodo de Venezuela. Aunque, por el momento, los encuentros entre los estados afectados no se están concretando en medidas que respondan a los cientos de miles de venezolanos que escapan de la crisis cruzando, muchos de ellos a pie, Colombia.

Pregunta.- En Colombia hay casi un millón de venezolanos que han huido de su país. El éxodo va a continuar. ¿Van a mantener la política migratoria interna del Gobierno anterior o van a aprobar nuevas medidas?

Respuesta.- Estamos atendiendo esta crisis en tres niveles: local, regional y multilateral. En lo nacional vamos a seguir aplicando las medidas que se han puesto en práctica en materia de control migratorio, pero también de atención sanitaria, educativa y de seguridad. Y las vamos a profundizar con coordinación interinstitucional.

P.- ¿Qué medidas son y cuándo se van a poner en marcha?

R.- Para ponerlas en marcha, primero hay que prepararlas. Estamos en esa etapa.

P.- Cada día son más los venezolanos que deciden atravesar la región caminando. Ecuador ya ha facilitado autobuses gratuitos, ¿se plantean seguir este tipo de iniciativas?

R.- No, lo fundamental es la respuesta regional. Mirarlo en el plano nacional es un error gigantesco.

P.- ¿Cómo está siendo la coordinación regional con Perú, Ecuador y Brasil, los otros países que reciben migrantes venezolanos?

R.- Se han adelantado gestiones con las autoridades de estos países. Estamos en contacto con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) para pedirle que participe ante esta crisis. Se han celebrado reuniones en Bogotá entre las autoridades colombianas, peruanas y brasileñas y se ha decidido acordar unos principios migratorios mínimos entre todos. En Lima se va a celebrar una reunión del Consejo Migratorio Andino el miércoles y la próxima semana asistiremos a una reunión en Ecuador. No hay otra manera de atender esta situación.

P.- ¿Cuándo se van a empezar a aplicar estas medidas conjuntas?

R.- Lo importante es reconocer el carácter regional. Ninguna medida de manera aislada será suficiente para hacerle frente a la crisis.

P.- Por concretar: ¿Se plantean tarjetas migratorias comunes, documentos sanitarios, nuevos filtros en la frontera para conocer el nivel educativo y laboral?

R.- Hasta ahora se han tomado acciones individuales, estamos en el esfuerzo de concretar medidas comunes.

P.- Ha viajado a la ONU para pedir que la comunidad internacional se involucre en esta crisis, ¿qué respuesta ha recibido?

R.- Me entrevisté con el secretario general y presenté la situación ante el Consejo de Seguridad. Hoy hablé con el Alto Comisionado para los Refugiados y se sigue avanzando en crear un mecanismo de coordinación humanitaria para darle un tratamiento multilateral a la crisis.

P.- ¿Cuánto dinero requiere una emergencia migratoria de este tipo?

R.- Para el fondo humanitario de emergencia propuesto no hay una cifra calculada, tendrá dimensiones significativas. Estamos promoviendo un evento en el Consejo de Seguridad de la ONU al que queremos invitar a los países que sufren esta situación, a países donantes o cooperantes y a organismos multilaterales. Además de promover un enviado especial de la ONU que coordine estas iniciativas.

P.- El presidente Donald Trump llegó a hablar de una intervención militar en Venezuela. ¿Estados Unidos ha planteado la posibilidad de instalar bases en Colombia?

R.- De ninguna manera. En lo que tiene que ver con Venezuela, la posición de Colombia se desprende del cumplimiento de los deberes que tenemos como firmantes de la carta de la Organización de Estados Americanos y de la Carta Democrática Interamericana.

P.- Colombia es el principal productor de cocaína del mundo, y los cultivos ilícitos siguen creciendo. Estados Unidos ya ha mostrado su preocupación. ¿Cómo va a ser la relación con Washington en esta materia?

R.- Tenemos los mismos propósitos. Nuestro deber es trabajar conjuntamente para hacerle frente con mayor eficacia al problema mundial de la droga. Vamos a volver a la aspersión aérea y se va a instaurar la erradicación forzosa sin cerrarle la puerta a acuerdos de erradicación voluntaria que sean viables y eficaces. De otro lado, uno de los ajustes que se pretende hacer al acuerdo con las FARC es lograr que el narcotráfico no sea crimen conexo al delito político y por lo tanto amnistiable.

P.- ¿En qué queda el nuevo enfoque en la lucha mundial antidrogas que había promovido el anterior gobierno?

R.- En un fracaso tremendo: de 40.000 hectáreas de cultivos ilícitos se subió a más de 200.000. Conclusión: esa política fue equivocada y hay que corregirla.

P.- El período de 30 días para evaluar la negociación con la guerrilla del ELN está a punto de terminar y los países garantes esperan conocer qué va a suceder.

R.- El Gobierno se está tomando este tiempo para analizar bien en qué situación quedó esa mesa de conversaciones. Siempre se ha creído que lo mejor es un cese unilateral de acciones criminales que sea verificable. Toda la ayuda de la comunidad internacional en procura de la paz de Colombia es recibida con gratitud.

P.- ¿Han tomado una posición respecto al reconocimiento de Palestina por parte del anterior Gobierno?

R.- Estamos analizando con todo detenimiento las posibles implicaciones para obrar conforme al derecho internacional.

El Pais

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *