Veracruz

Casi mil millones pagaron Adolfo Mota, Deantes, Édgar y Benítez a empresas fantasma

3.2

Los pagos a proveedores fantasma en la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) comenzaron desde el inicio del mandato de Javier Duarte y no pararon hasta el final de sexenio, confirman documentos de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y la Secretaría de Finanzas (Sefiplan) estatal.

Las firmas fantasma detectadas hasta el momento, con las que Adolfo Mota y cada uno de los exfuncionarios que ocuparon la Oficialía Mayor del 2010 al 2014 fueron: Abastecedora Romcru S.A. de C.V., Carrirrey S.A. de C.V., Comersil S.A. de C.V., Marvercarr S.A. de C.V., Merca Carrey S.A. de C.V. y Pefraco S.A. de C.V.

Gabriel Deantes, Edgar Spinoso Carrera y Vicente Benítez hicieron 105 pagos, de los cuales 75 fueron realizados el mismo día de la solicitud y sólo 30 de ellos se pagaban un día después como mínimo, hasta 30 cuando más.

El total pagado descubierto hasta el momento por autoridades e instituciones investigadoras del caso a estas seis empresas fantasma fue de 906 millones 256 mil 115 pesos.

Las autoridades de la SEP aún no contabilizan los recursos que la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) -unos dos mil 500 millones de pesos- envió para la organización de los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014, donde también se ha detectado la existencia de empresas fantasma.

Según los reportes de la SEP, los despachos del presupuesto etiquetado que se mandaron a Veracruz nunca pudieron ponerse en orden desde el primer año del gobierno de Duarte de Ochoa y a la llegada a la Presidencia de Enrique Peña Nieto en 2012.

En el documento nombrado Información de Carácter Sustantivo de Entidades Federativas próximas a Cambio del Titular Ejecutivo, los estrategas de la SEP advirtieron sobre la grave situación que se vivía en Veracruz.

La Oficialía Mayor de la SEP comprobó en ese mismo estudio que mandó 37 oficios durante cuatro años consecutivos a Adolfo Mota Hernández, Flavino Ríos Alvarado y a Xóchitl Adela Osorio Martínez, en su calidad de titulares de la SEV, para solicitar informes de los destinos del dinero enviado a Veracruz.

La SEV en tiempos de Duarte debía a los institutos tecnológicos descentralizados en ese momento 438 millones 431 mil 257.67 pesos, a la Universidad Veracruzana 157 millones del Programa de Manutención del programa de becas otorgadas por la Coordinación Nacional de Becas de Educación Superior (CNBES).

En otro de los rubros, el informe de la SEP incluye los adeudos a las universidades tecnológicas del sureste de Veracruz por 17 millones 668 mil 912 pesos, a las del Centro del Estado por 54 millones 940 mil 872 pesos, a la de Gutiérrez Zamora 17 millones 641 mil 308 y a la de Huatusco por 18 millones 292 mil 44 pesos.

Respecto a los adeudos de dinero que sí recibió pero que no fue comprobado, en total la SEP documentó 129 millones 510 mil pesos en recursos etiquetados para infraestructura también para las Universidades Tecnológicas.

Por si fuera poco, la Dirección de Institutos Tecnológicos Descentralizados de la misma SEP reportó que el Veracruz de Duarte y sus tres secretarios de educación sostenían, hasta ese momento, un adeudo de 577 millones 671 mil 488 pesos con 21 instituciones de este tipo.

Las empresas favoritas de Mota y Flavino

Mota y su equipo administrativo realizaron a Abastecedroa Romcru pagos entre el 25 de abril de 2012 y el 28 de enero de 2013 al menos 17 pagos por 266 millones 342 mil 207 pesos, 13 de ellos identificado como Anticipo a Presupuesto 2012 y dos como Anticipo a Presupuesto 2013.

Sólo dos pagos correspondieron a la factura 240084 (falsa) de un Paquete de Material Pedagógico Nivel Primaria y otro amparado por la factura 233557 (falsa) por servicio de capacitación y evaluación de personal.

En cuanto a Carrirrey, la SEV pagó 146 millones 27 mil 161. 72 pesos. Sólo el 20 de marzo de 2013 se pagó la factura 242538 (falsa) por un monto de 16 millones 296 mil 41.72 pesos. Los otros ocho pagos de nueva cuenta fueron manejados como Anticipo a Presupuesto 2013 y 2014.

Comersil recibió de la SEV entre el 21 de marzo de 2013 y el 19 de febrero de 2014 un total de 18 pagos por 171 millones 522 mil 360 pesos, diez de ellos, otra vez, como Anticipo a Presupuesto 2013 y 2014.

Del resto, cuatro fueron para compras de tablas métricas de fracciones maestro y cuatro más para la Compra de Despensas para atención de Contingencias por Desastres Naturales.

Merca Carrey recibió siete anticipos al Presupuesto 2013 y 2014 y sólo elaboró el 20 de marzo de 2013 la factura 242541 (falsa). En total esta firma fantasma cobró a la SEV un monto de 95 millones 195 mil 100 pesos entre el 20 de marzo de 2013 y el 19 de febrero del 2014.

Otra de las favoritas fue Pefacro que sumó 37 pagos por 227 millones169 mil 287 pesos entre el 19 de abril del 2012 y el 4 de julio del 2013, 19 de ellos en la constante de Anticipo a Presupuesto 2012 y 2013. El resto fueron cubiertos con las facturas 240087, 243250, 243251, 240087 y 236659 (falsas).

Necesitaban poner en orden las finanzas para llegada de Yunes Linares

En el año 2016, México organizó elecciones para renovar gubernaturas en 12 estados del país y el PRI se llevó la mayor derrota electoral hasta ese momento, al perder siete de las 12 en disputa.

El PRI hasta ese momento había gobernado 86 años de forma consecutiva los estados de Veracruz, Durango, Quintana Roo y Tamaulipas. De ellas, Veracruz estaba a punto de convertirse en el peor desastre político-económico del que se tenga memoria.

Aunado a la derrota en que fue electo Miguel Ángel Yunes Linares, sobre el priismo nacional avanzaba una sombra que en el futuro resultó ser el peor desvío de recursos públicos del que se tiene registro en la historia de México.

Javier Duarte de Ochoa y su equipo de colaboradores desviaron al menos, según datos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y el Órgano de Fiscalización (Orfis) estatal, al menos 80 mil millones de pesos.

El 1 de diciembre del 2010, Adolfo Mota tomó posesión como secretario de educación del estado y como Oficial Mayor nombró de inmediato a Gabriel Deantes, quien fue uno de sus operadores financieros en el norte del estado, en la frontera con Tamaulipas.

La primera gran tarea fue ocultar miles de despensas, utilitarios y otras mercancías que sobraron de la campaña electoral en las bodegas de la SEV, mientras se organizaban las cosas en las distintas dependencias.

La presencia de Deantes, quien antes de ese puesto no había colaborado en puestos dentro de la función pública, era para garantizar el reporte directo a Javier Duarte de los recursos materiales y su manejo al Gobernador.

Sociedad 3.0

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *