Agendistas

Como México no hay dos: Jorge Flores

jorge flores

Siempre en estos días tan patrios y llenos de banderas tricolores me pregunto si es valido festejar el orgullo de ser mexicano cuando nos abate el desanimo y la esperanza la tenemos rota en mil pedazos.

Es justo decir que en estos momentos es bueno que no haya otro lugar como México, nuestro país no es el mejor lugar para vivir y mucho menos para crecer, la violencia ha encontrado en nuestro suelo patrio la tierra fértil y generosa para crecer y multiplicarse, la injusticia como Lábaro Patrio es juramentada todos los días por los cínicos y corruptos y el más nefasto de nuestros males, la discriminación hace de cada mexicano uno diferente según su origen y color.

También es cierto que lo mejor de México es su gigantesco y maravilloso pasado, sus bellas tradiciones y su espectacular territorio, pero por desgracia nada de eso somos en la actualidad, nuestro pasado es maravilloso pero resulta que somos producto de él y nunca podrá ser nuestro destino por bello y esplendoroso que este haya sido, las tradiciones son eso, tradiciones que estamos obligados a guardar y respetar y nuestro territorio es espectacular, pero parece que estamos concentrados en un sentimiento apátrida en destruirlo todos los días.

La bella tradición de la Noche del Grito, ahora completamente desvinculada de la sociedad, no hay y no existe una tradición cuando el gobernante tiene que llenar la plaza con acarreados con la promesa de la torta y el agua fresca para que ellos en el valemadrismo de saberse acarreados soportar al insolente gobernante gritar ¡viva México! ante una plaza llena de nada o más bien, llena de ausencia. Aprovecho estas líneas para hacer una propuesta, que durante el año se elija al mejor ciudadano, aquel que con el merito de su obra y esfuerzo presida la Ceremonia del Grito en el balcón de la plaza principal de todos nuestros pueblos y ciudades en México. No encuentro el justificante de que sean nuestros gobernantes los que presidan el acto cuando nuestros Héroes Patrios justamente lucharon contra déspotas corruptos como ellos.

Pero continuando con la idea que lo mejor de México es su pasado, me parece una sentencia autoinflingida a negarnos ser cada día un mejor y mas justo país, es casi una decisión por convicción que nuestro destino no puede ser mejor nunca a nuestro origen y eso es parte importante de sentirnos derrotados antes de desperdiciar el esfuerzo en intentarlo siquiera.

Pero no, no es así y es cuando recuerdo mis primeros días en la escuela primaria cuando con orgullo cantaba el himno nacional sin entender una sola palabra de su letra y también cuando ya en quinto o sexto iba yo a declamar el juramento a la bandera y entendí la promesa que rendíamos cada lunes en el acto a la bandera y que como mexicanos deberíamos honrar todos los días, ya que prometimos todos ser siempre fieles a los principios de libertad y justicia que hacen de nuestra Patria la nación independiente, humana y generosa a la que entregamos nuestra existencia.

Todo se trata de unirnos como mexicanos, encontrar todo aquello que nos llene de orgullo y en este orgullo construir una idea de destino libre y justo para todos, hablar con nuestros hijos de nuestro pasado y la obligación que tenemos como mexicanos de forjarnos en el esfuerzo un país en donde todos cuenten con las mismas oportunidades sin considerar origen, color o creencia, hacer de nuestro hogar común un lugar cada día más humano y generoso al que estemos dispuestos siempre a entregar nuestra existencia, después de todo como México no hay dos.

De otra manera solo estamos destinados a la VII estrofa de nuestro Himno Nacional … que inermes tus hijos bajo el yugo su cuello dobleguen, tus campiñas con sangre se rieguen, sobre sangre se estampe su pie. Y tus templos, palacios y torres se derrumben con hórrido estruendo, y en sus ruinas existan diciendo: de mil héroes la Patria aquí fue.

¡Viva México!

Jorge Flores Mtz.
Jorgeflores1mx@me.com

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *