Nacional

Con el NAIM, México juega con el apetito de inversionistas en próximas obras: OCDE

2.1

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría, aseguró que los ojos del mundo están puestos en México por la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), por lo que el país “no puede fallar”.

“Los ojos del mundo están puestos en México. México no puede fallar, pondría en riesgo su prestigio como plataforma de inversión. Tiene que demostrar que sí se puede llevar a cabo en el país una obra de esta envergadura. Si se logra, se puede replicar en otras obras”, dijo Gurría al presentar el Tercer informe de avances sobre el desarrollo del NAIM.

A un par de días de que el equipo de transición de Andrés Manuel López Obrador lleve a cabo la consulta para la construcción de dicha obra, el líder del organismo internacional enfatizó que “las decisiones tomadas se basen en evidencias objetivas, medibles, verificables y comparables, lo que permitirá que se opte por la mejor solución a la saturación del actual Aeropuerto Internacional de México…. Lo importante es tomar las decisiones con la mejor información posible”.

Gurría fue más allá al señalar que “se está jugando con el apetito que los inversionistas tendrán en las próximas obras que México busque construir”.

Consulta afectará “gobernanza” del proyecto

De acuerdo con el documento de la OCDE, uno de los principales logros de la gobernanza de esta megaobra está en el uso de las licitaciones públicas.

De esta forma, precisó, el 88.3% del valor de las contrataciones realizadas para la construcción del NAIM se ha adjudicado mediante licitaciones competitivas. Esta cifra supera el monto promedio de las contrataciones de obras públicas y servicios relacionados del gobierno mexicano adjudicadas mediante licitación pública, actualmente de 72%.

Por su parte, la totalidad de los contratos, 461 hasta septiembre pasado, se encuentran publicados bajo el Estándar de Datos para las Contrataciones Abiertas.

El proyecto entró ya en la etapa de construcción intensiva y al 31 de agosto de 2018, su avance general era de 31.9%, de acuerdo con el indicador desarrollado por Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM).

El estudio recordó que el 17 de agosto el equipo propuesto por el presidente electo para la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) presentó un análisis técnico de las alternativas.

El documento considera las ventajas y desventajas del NAIM y la opción de Santa Lucía, con el apoyo de varios estudios técnicos.

Este análisis se dio a conocer a asociaciones profesionales de ingenieros para obtener sus opiniones antes de septiembre.

Después se llevará a cabo una consulta pública para saber la opinión del público. Con base en estas aportaciones, la próxima administración decidirá por cuál alternativa optará.

“La decisión se espera para el segundo semestre de 2018 tras la consulta pública anunciada por el equipo de transición a finales de octubre y afectará considerablemente la gobernanza del proyecto”, advirtió el documento.

De hecho, acotó, el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México tenía 27 licitaciones en su programa para el 2018. Trece de ellas se licitaron y adjudicaron durante el primer semestre y se suspendieron las 14 restantes previstas para el segundo semestre hasta tener una definición.

“Es muy probable que lo anterior tenga repercusiones en cascada, afectando tiempos y costos de proyecto”, remató el informe.

Proceso

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *