Agendistas

Con Yunes la deslealtad se premia

9

Mussio Cárdenas

* Grilla azul tumba a director de CMAS  * Rendón: el doble juego  * El audio contra Fernando  * Según Mitofsky, Pepe Yunes está en el fondo  * SAT balconea al fiscal  * Roberto Pérez a la Dirección de Ingresos  * La zona de recaudación es de Rocío Nahle  * Carranza no pagará deuda de Caballero  * Mina: la parentela del alcalde manda

Por 12 segundos se escucha la voz del tal Rendón. Que si a Fernando “le valió madres el sur”, que si lo dejó botado, que sólo ve por él. Y la puntilla: “únicamente ha ayudado a sus mayates”.

Cimbra el audio al panismo de Coatzacoalcos y al yunismo de Veracruz, Boca del Río y Xalapa, prendiendo las alarmas entre los puros y entre las huestes del gobernador, atribuyéndole el desliz al ex regidor por Coatzacoalcos, Luis Rendón Martín, el que viene del PRI, de Grupo Integra, cercano a los Robles y los Hillman, los dueños de Morena en el sur.

Y los irrita más al saber que este neopanista, de lengua procaz, de nula capacidad de operación, sin votos qué acarrearle al yunismo azul, será el nuevo director de CMAS, donde los millones corren, donde los negocios fluyen.

Cuatro frases hirientes, el tono que trasluce rencor, el desánimo por el abandono, no al sur sino al grupo que se erigió como la base del Clan Yunes Azul y que en lo electoral ha sido un desastre.

“La verdad Fernando deja mucho qué desear —se escucha en el audio—. Y la verdad, le valió madres el sur. Lo ha dejado botado. Él sólo satisfaciendo sus cosas personales y únicamente ha ayudado a sus mayates”.

Dentro y fuera del yunismo azul, los aliados y los adversarios del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, atribuyen esa voz al ex regidor Rendón.

“Así se expresa el ex regidor panista Luis Rendón de Fernando Yunes Márquez. ¿Lo sabrá ya el gobernador? ¿Habrá premio o castigo a su imprudencia?”, reclama un ex presidente del PAN en las redes sociales.

Sábese que el mismo Rendón se deslindó de las imputaciones y negó ser quien fustigó con procacidad al hijo del gobernador de Veracruz. “No hablaba de Fernando Yunes sino de un Fernando que trabaja en la Dirección de Comercio del ayuntamiento de Coatzacoalcos”.

Es, pues, su voz.

Como sea, no hubo castigo. A Rendón lo premia el gobernador.

Asumirá este 1 de febrero la Dirección de la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento —o CAEV Coatzacoalcos—, la otrora caja chica del priismo, la que financiaba campañas de alcaldes y diputados, la que pagaba compromisos de prensa del gobernador en turno.

Una grilla en corto, al amparo de la última gira de Miguel Ángel Yunes Márquez al sur de Veracruz, precipitó el cambio en CMAS —o CAEV Coatzacoalcos—. Se va su director, José Antonio Wilburn González, el que llegara con la venia del ex alcalde Rogelio Lemarroy González, un zar en el negocio de las gasolinas, amigos de los Yunes.

Se habría reunido el hijo del gobernador y precandidato a la gubernatura por la coalición Por Veracruz al Frente (PAN-PRD-Movimiento Ciudadano) con los “padrinos” panistas, cabezas de dependencias estatales, líderes de grupos a quienes se les encomendó la operación electoral en Coatzacoalcos. El cónclave fue en el hotel Fiesta Inn.

Escuchó ahí Chiquiyunes de la cerrazón de Wilburn, su negativa a flexibilizar el pago de adeudos en CMAS, a aplicar tarifas accesibles a la gente de escasos recursos, a operar con los “padrinos” del yunismo azul. Y eso, le expresaron, los ata de manos.

Habrían acudido Jorge Ursúa Zenteno, socio y comisario en sociedades mercantiles del ex director de CMAS, Rafael Abreu Ponce, denostado y cesado por el escándalo de las despensas que entregaba su asociación civil “Yúnete” a damnificados del sismo del 7 de septiembre; Víctor Manuel Esparza Pérez, director de la Comisión de Aguas del Estado de Veracruz (CAEV), cabeza del grupo yunista en Coatzacoalcos; Lorrimer Álvarez Peña, jefe de la Oficina de Hacienda del Estado; Nori Torruco Vera, encargada del Registro Civil; Juan Manuel Rodríguez Caamaño, rector de la Universidad Istmoamericana; Jesús Moreno Delgado, delegado de Tránsito; Luis Rendón, y el visor del grupo, Pablo Padilla.

Escuchó Yunes Márquez los reclamos. Cuestionó a Padilla y Padilla admitió. Se irritó. De ahí salió el cambio de Wilburn. Rendón tácitamente se autopostuló a asumir la dirección de CMAS.

Era la cabeza de Wilburn o era la cabeza de Padilla. Y fue la de Wilburn.

Por encima de su historial, los Yunes premian al ex presidente de Grupo Integra, el brazo político del ex alcalde Iván Hillman Chapoy, esposo de la ex diputada duartista Mónica Robles Barajas y yerno del matrimonio Robles Barajas, vinculados con Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de Morena.

Sobre Rendón pesan acusaciones de fomento al ambulantaje en los días en que tuvo la Comisión de Comercio en el ayuntamiento de Coatzacoalcos. Y cuando llegó Morena al poder, le hallaron cerca de 20 “aviadores”.

En CMAS también insertó allegados. Dos de ellas fueron Ninel Abril Hernández Pelayo y Darlene Toribio Montes. Ninel Abril procedía de Llave Ciudadana, el membrete que le fue vendido a los Yunes como una máquina de votos y que electoralmente es un fiasco.

Uno de sus socios políticos, José Emilio León Villa, su suplente en la regiduría de Coatzacoalcos, fue director de CAEV en el municipio de Nanchital. Su gestión fue un desastre. Tuvo como administrativa a Flor González, novia del ex regidor Rendón.

Fulminante, su cese obedeció a un desequilibrio financiero. Más de 3 millones no fueron solventados conforme a la normatividad, ni los supuestos viajes a Xalapa, ni los presuntos gastos. Y con Emilio León cayó también Flor González, la novia de Rendón.

Fuentes allegadas a la ex alcaldesa de Nanchital, Brenda Manzanilla Rico, cuentan que en su celular la edil recibía mensajes de Emilio León, y fotografías en bermudas y ropa de playa. Le solicitaba lo ayudara a solventar su estadía en sitios turísticos junto al mar. Una vez lo hizo, después lo ignoró.

De su llegada a CAEV Coatzacoalcos hay reacciones airadas y públicas. Una de ellas la externa el ex presidente de la Cámara de Comercio y vicepresidente del Consejo Coordinador Empresarial en Veracruz, Raúl Ojeda Banda:

“El día de hoy nos enteramos que nuevamente hay cambios en la directiva de CMAS o CAEV de Coatzacoalcos, sale el Arq. José Jose Antonio Wilburn González de una gran  honestidad conocida y conocedor de la materia y entra el que fue REGIDOR en la comuna pasada, teniendo la Comisión de Comercio por la cual hizo suyo el negocio del ambulantaje, y por tal motivo proliferó el comercio informal en nuestra ciudad.

“Sr Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, usted que ha dicho que en su gobierno no caben los malos elementos y usted personalmente le indicó al Arq. José Antonio Wilburn, que esa dependencia tenía que ser saneada. Hoy vemos con tristeza que dada la necesidad que tienen de ganar en las próximas elecciones, o sea el poder por el poder, recurren a elementos varias veces señalados por actos de corrupción y prepotencia. Gobernador, pedimos que se cancele ese cambio que lo único que va a ocasionar es que nuevamente se le considere la caja chica del gobierno  y se vuelva a tener problemas de abasto de agua. Insisto:  Sr. Gobernador usted prometió un cambio y esto es más de lo mismo.

“¿Y así quieren que creamos que es un gobierno del cambio?

“Es mi sentir”.

Políticamente, Luis Rendón juega con el PAN y con quien sea. Cuando a Rosalinda Tolentino Escayola le asignaron la regiduría sexta en la planilla panista que contendería por la alcaldía de Coatzacoalcos en 2017, deslizó que operaría para Morena.

Rosalinda Tolentino renunció a la posición otorgada, saboteando el proyecto yunista. Rendón se mantuvo en bajo perfil.

Un audio, aquel en el que descalifica a Fernando Yunes —“le valió madres el sur”, “únicamente ha ayudado a sus mayates”—, con un agravio mayúsculo, precede a su designación como director de CAEV, la caja chica que financia campañas, el ente en que se opera ayuda social, que luego es transformada en votos.

Cimbra a todos lo que dice Rendón, menos al gobernador.

Con Yunes, según se ve, la deslealtad se premia.

Archivo muerto

Duelo en la torre de mando de Pepe Yunes. Hasta Mitofsky, que siempre ve ganar al PRI, le da los santos óleos al candidato tricolor al gobierno de Veracruz. Muerte sin resurrección, sin milagro, sin magia que pueda meter al ex senador en la contienda. Roy Campos, CEO de Mitofsky, sólo ve en la batalla a Miguel Ángel Yunes Márquez, del PAN-PRD-Movimiento Ciudadano, y a Cuitláhuac García Jiménez, de Morena-PT-Encuentro Social. De indudable prestigio, Pepe Yunes carga con el estigma del duartismo, la corrupción descomunal de Javier Duarte, los pecados de un PRI que se nutrió del desvío de recursos, del trasiego de millones a sus cuentas, siendo dinero para atender los problemas sociales, el abandono, los rezagos. Carga con esa fama, la mala fama del PRI corrupto y solapador. Y ese factor, el factor Duarte, el factor corrupción, lo tiene muerto a cinco meses de la elección. No inician las campañas aún y Mitofsky ya dio por aniquilado a Pepe Yunes, el candidato del PRI… Vía estrados, el SAT notifica al fiscal Winckler que, paradójicamente, violó la ley. Le da estatus de “no localizado” al no realizar el cambio de domicilio fiscal. Tras varios requerimientos, sin hallarlo, el Servicio de Administración Tributaria siguió el procedimiento. El 1 de diciembre de 2017, el SAT emitió el mandamiento de ejecución de pago y/o embargo derivado de la resolución 27652-II. El 6 de diciembre, personal de la dependencia se apersonó en su domicilio fiscal, sin poder realizar la notificación “en virtud de que desocupó el domicilio”. Este 18 de enero se procedió a colocar la notificación en la vitrina de estrados del SAT en Boca del Río. Y que se vuelve viral en las redes sociales. Si con las fosas y los desaparecidos, los Porkys que aún no reciben castigo, las pifias en los duartistas imputados de haber saqueado al gobierno de Veracruz —obvio, Karime no pues el pacto fue dejarla que se fugara—, los matones del Comandante H a los que nunca se les acusó de secuestro, pero ya para qué puesto que los ejecutaron mientras gozaban de su libertad bajo fianza, el fiscal Jorge Winckler Ortiz ya andaba en boca de todos, con la sanción del SAT esto se pone peor… De a tiro por viaje, el alcalde Carranza se vuelve a enredar. Cierra enero con una ocurrencia más, la de mover a Roberto Pérez López, alias “El Ganso”, de la Dirección de Comunicación Social a la Dirección de Ingresos. O sea, en el día 30 del caos morenista, el ayuntamiento de Coatzacoalcos se vuelve a cimbrar. Bueno para retratar la corrupción, describir la injusticia, señalar al vival y al pillo, a la mafia del poder, excepto a Mijangos, a Estrada Bernal, al Clan de la Succión, a los Quintanilla por el compadrazgo con su madrina Rocío Nahle, la diputada mil-usos, Roberto Pérez ahora es recaudador. Curiosamente lo mueve el alcalde Víctor Carranza a Ingresos tras en secuestro-parranda de su cuate Elías Omri Gutiérrez Gordillo, y la renuncia de éste al cargo, y luego que El “Ganso” Pérez López en funciones de vocero oficial del alcalde Carranza tildó al gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, de mentiroso, perverso, irresponsable, que acusa a la ligera, sin fundamento, corrupto, impune y con una riqueza mal habida. Dice el alcalde Carranza que Roberto Pérez no habló a nombre del ayuntamiento. Falso. A su texto le agregó una rúbrica precisa: “Atte. Roberto Pérez López. Coordinador de Comunicación Social del Gobierno Municipal de Coatzacoalcos”. Y ahora lo envía a cubrir el hueco dejado por el “secuestrado” Elías Omri Gutiérrez, su compañero de departamento cuando ambos trabajaban con Rocío Nahle en la Cámara de Diputados. O sea, el área de recaudación es de Rocío Nahle. ¿No que no?… Dos más del alcalde Carranza: una, las patrullas que entregó a la Policía Municipal se adquirieron con recursos del Fondo para Fortalecimiento de la Seguridad (Fortaseg), correspondientes al ayuntamiento que encabezara Joaquín Caballero Rosiñol, y dos, no habrá pago de deuda joaquinista, según expresó la regidora priista —pronto panista—, Keren Prot, así se deje llegar una avalancha de denuncias contra el ayuntamiento del alcalde de Morena en Coatzacoalcos. Y eso que cada día 8 de cada mes irán cayendo las participaciones federales. Esas serán para pagar la estructura del pejepartido que habrá en operar en colonias, ejidos, con miras a la elección del 1 de julio donde el Dios Peje dirime si llega a Los Pinos o se va a La Chingada, su finca en Palenque, Chiapas… Orgullo de su nepotismo, el Jefe Agustín es el nuevo Saúl Wade en Minatitlán. Sin cargo, con poder, manda y decide el hijo del alcalde Nicolás Reyes Álvarez. Y con él Elizabeth Reyes, su hija, quien preside el DIF Municipal; el yerno, Manuel Mainou, asesor; Claudia Mainou, la cuñada de su hija, quien sólo duró en el cargo 15 días y tuvo que renunciar por el escándalo, las burlas, la sorna popular por tan burdo nepotismo, pero sigue disponiendo desde las sombras, y la tesorera municipal, Eunice Maldonado Ramírez, concuña de Claudia Mainou. Quien tiene la última palabra —y también la primera— es Agustín Reyes Toledo, hijo del alcalde, el que, según soltara Saúl Wade, el ex alcalde postizo de Minatitlán, en plena sesión de cabildo, ya tenía listo un buen software para realizar el cobro de algunas contribuciones e impuestos. Otro que llegó, vio y se fue antes que el lodo lo alcance, es Rafael Mathey, ex candidato del Panal a la presidencia municipal. Se fue la secretaria del ayuntamiento, Isaura Alcántara Sosa, luego de pifias y errores, sustituida por Rafael Alejandro Castillo Zugasti, un fidelista y duartista. Abortó la propuesta de director de la Policía Municipal. Eso sí, Nicolás Reyes adoptó como asesor a un miembro de la dinastía priista, Francisco Javier Herrera Castillejos, suegro del ex alcalde Héctor Damián Cheng Barragán, alias títereCheng. Algo así como Morena en las entrañas del PRI. Haremos historia cantó un día el Peje. Y sí, lo de Minatitlán es histórico…

mussioc2@gmail.com

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *