Nacional

Ejecutivos de 12 entidades dan su aval a planes de AMLO

2.5

Gobernadores priístas y panistas de 12 estados expresaron ayer su respaldo a los programas que les presentó el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de estímulos fiscales para la frontera norte, así como para el rescate de 15 ciudades de alta marginación, al que se destinarán 10 mil millones de pesos.

No queremos los contrastes, estos que duelen, que indignan, de que hay hoteles de gran turismo en ciudades de El Caribe, del Pacífico, y al mismo tiempo colonias donde no hay agua, no hay drenaje, no hay servicios públicos, hay mucha pobreza, inseguridad, violencia, manifestó López Obrador al final de las reuniones.

Las 15 ciudades incluidas en el programa, que funcionará a partir del primero de enero, son: San Luis Río Colorado, Tijuana, Matamoros, Acuña, Ciudad Juárez, Nicolás Romero, Chimalhuacán, Texcoco, Chalco, Cuautitlán Izcalli, Acapulco, Los Cabos, Bahía de Banderas, Nayarit, Puerto Vallarta y Solidaridad.

El gobernador del estado de México, Alfredo del Mazo Maza, señaló que instituciones de educación superior, como el Instituto Politécnico Nacional, presentarán estudios acerca de las necesidades de los municipios, que se incluirán en el programa. Además, dijo que López Obrador les anunció que en octubre se presentará un programa de seguridad.

Hay toda la voluntad del estado de México de trabajar de manera articulada, conjunta, con el gobierno federal y los municipios para atender el tema de la seguridad, agregó.

En la casa de transición, López Obrador recibió a los gobernadores y al mandatario electo de Jalisco, Enrique Alfaro, quien en días recientes expresó su desacuerdo con el envío de delegados. Sin embargo, ayer dijo que los proyectos del próximo gobierno federal le harán un gran bien a la entidad.

Por la mañana asistieron los gobernadores de Sonora, Claudia Pavlovich; Chihuahua, Javier Corral; Coahuila, Javier Riquelme; Baja California, Francisco Vega; Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, y Nuevo León, Jaime Rodríguez. Y en reuniones vespertinas, los del estado de México, Alfredo del Mazo; Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis; Guerrero, Héctor Astudillo; Jalisco, Aristóteles Sandoval; Nayarit, Antonio Echevarría, y Querétaro, Francisco Domínguez. Este último y Alfaro llegaron desplazándose con muletas.

Al salir de sus oficinas, López Obrador aceptó una entrevista y dijo a los reporteros, ubicados detrás de un corralito elaborado con vallas: “No me gusta esto, me siento mal con ustedes. Por eso estoy aquí. ¿Qué quieren para…? Sí les informo, porque lo merecen”.

Detalló que presentó su propuesta de crear una zona franca o libre en la frontera norte, que consiste en reducir de 16 a 8 por ciento la tasa del impuesto al valor agregado (IVA), fijar en 20 por ciento la del impuesto sobre la renta (ISR) y duplicar el monto del salario mínimo.

Todo esto para impulsar la inversión, la creación de empleos y es la última cortina para retener a nuestros conciudadanos, para que no se vean en la necesidad de emigrar, de buscar trabajo en Estados Unidos, indicó.

El presidente electo refirió que habrá otras cortinas, como el Tren Maya, la siembra de un millón de hectáreas de árboles frutales y maderables en el sureste, la construcción de caminos de concreto en 300 municipios de Oaxaca, terminar el tren Toluca-Ciudad de México y resolver la construcción del aeropuerto.

Acerca del programa de desarrollo urbano y vivienda en zonas marginadas, explicó que se trata de terminar con los contrastes, y señaló: por ejemplo, en Playa del Carmen, Quintana Roo, hay asentamientos abajo de las líneas de energía eléctrica.

Se requiere dar opciones, alternativas en Playa del Carmen; es la reubicación de casi 500 familias. No es actuar con autoritarismo, desalojar, sino dar opciones, alternativas a la gente, declaró.

Alfredo del Mazo manifestó que el programa incluye a los municipios mexiquenses que enfrentan necesidades en materia de servicios, vivienda, regularización de la tenencia de la tierra, agua potable y recuperación de espacios públicos.

López Obrador conversó con Jaime Rodríguez durante unos 40 minutos. El gobernador pidió 16 mil millones sólo para Nuevo León, en inversiones compartidas para megaproyectos, es decir, vialidades, así como para ampliar dos penales, porque tenemos sobresaturación de huéspedes.

Javier Corral afirmó que los programas cuentan con su respaldo. La fórmula que le apueste a que le vaya mal a los gobernadores o al Presidente (López Obrador) puede fracasar. No hay posibilidad de éxito si los gobiernos nos regateamos la cooperación, señaló.

La Jornada

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *