Nacional

El desgaste de Peña Nieto arrastraría al PRI a la derrota electoral en México

1471213231_108862_1471213675_noticia_normal_recorte1

El desgaste del presidente Enrique Peña Nieto, que aparece como uno de los políticos peor valorados del continente americano, arrastra también a su partido, el Revolucionario Institucional (PRI) que perdería el poder si hoy fueran las elecciones, según un sondeo publicada el domingo por el diario Reforma.

Según la encuesta, realizada a 1.200 mexicanos y con un margen de error del 3’3%, el conservador Acción Nacional (PAN) lograría la presidencia de México al obtener un 27 % de los votos frente al 22 % que conseguiría el PRI, a pesar de que ni siquiera tienen candidatos definidos.

A dos años de los comicios, Andrés Manuel López Obrador, al frente del Movimiento de Regeneración (Morena) sería tercero, con un 18 % de los votos, y el izquierdista PRD obtendría un 6 % de los sufragios.

Según esta encuesta López Obrador, en campaña permanente desde hace cuatro años, es el político más conocido pero no lograr transformarlo en votos. Aunque concentra una buena imagen también es quien acumula mayor rechazo entre los electores.

Medalla de bronce para el único aspirante que tiene claro que estará en las papeletas electorales de julio de 2018. El resto de formaciones PRI, PAN y PRD aún deben vivir la purga interna que supone elegir a un aspirante.

Entre los candidatos que quieren los electores; Margarita Zavala, esposa del expresidente Felipe Calderón, es la persona preferida para representar a la derecha en las papeletas frente al emergente Ricardo Anaya. La diferencia de nueve puntos entre ambos se amplía a 13 cuando quienes opinan son exclusivamente simpatizantes del PAN. En el PRI, el actual Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong encabeza las encuestas. Osorio Chong saca 9 puntos al actual Gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila. Cuando sólo se consulta a simpatizantes del partido en el poder la diferencia se reduce a seis puntos. Aurelio Nuño y José Antonio Meade, dos de los hombres de quienes más se habla, se hunden y sólo lograrían un 2 % de los apoyos en una contienda interna.

La encuesta, realizada a primeros de agosto, toma en lo más bajo de la curva al PRI después de perder siete de las 12 gobernaturas disputadas en las elecciones de junio. Erosionado por el hartazgo frente a la corrupción y la inseguridad, el PRI sufrió un inesperado descalabro y perdió Estados que jamás habían tenido otro partido gobernante (Veracruz, Tamaulipas, Quintana Roo y Durango). La enorme fuga de votos se refugió en manos del PAN que, con siete plazas ganadas (tres en alianza con el PRD), resurgió de sus cenizas y se proclamó vencedor. Acto seguido dimitió el todopoderoso presidente del PRI Manlio Fabio Beltrones.

Esta semana se conoció también una encuesta del mismo diario que señala que Peña Nieto tiene un nivel de aprobación del 23 %, similar al del presidente de Venezuela Nicolás Maduro, muy golpeado por la escasez y la inflación y Juan Manuel Santos en Colombia, castigado por el largo proceso de paz en el que está envuelto el país.

Según la encuesta de Reforma sólo dos de cada diez ciudadanos aprueban la gestión del telegénico mandatario muy alejado del empuje y la vigorosidad mostrada en sus comienzos y que ha ido cediendo los reflectores a su Secretario de Gobernación, Osorio Chong, uno de los mejor colocados para competir por su sucesión.

De abril a agosto el mandatario mexicano perdió 7 puntos de popularidad, al pasar de un 30% que consideró que hacía bien su trabajo, a un 23%. A cuatro años de su llegada al poder, cuando se le preguntó a los ciudadanos como valorarían el trabajo del presidente en una escala del 0 al 10, su calificación fue de 3’9 puntos. En abril pasado fue de 4’4, y hace tres años, en abril de 2013, obtuvo una nota de 6’3.

El País

 

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *