Agendistas

EPN: REPROBADO, QUÉ SIGUE?

Abel dominguez

La mirada de los mexicanos está puesta en lo que hace o deja de hacer el Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador, su equipo de colaboradores que, en su momento serán designados en su gabinete y, los integrantes del Congreso de la Unión- estos últimos mención aparte en próxima entrega, espero no olvidar- los Gobernadores y ediles electos, en fin todos los integrantes del partido Morena que fueron elegidos el pasado 01 de julio, ellos conforman la Agenda de México en la transición.

Ya nadie voltea a ver a Enrique Peña Nieto (EPN) por más recurso publicitario que apliquen en la difusión de su sexto informe de gobierno. Sin embargo, EPN se puede ir tranquilo porque “entrega un país más fuerte que hace seis años”, ya no perderá el sueño por convencer a propios y extraños de lo que #NoHizo en su paso por la Presidencia de la República porque, además, deja un país “sin crisis económica y financiera”, no lo hizo del todo mal, lo demás es lo de menos.
Lo que yo creo es que no hay que olvidar las razones de 30 millones de mexicanos que no votaron por el PRI, por la “mafia del poder” que incluye varios sexenios incluido el de EPN. Resulta extraño que sea despedido con un “no lo hizo tan mal salvo…” y sin embrago, la aprobación de la sociedad dio un giro de 180 grados, hay que recordar que al entrar en 2012 tuvo una aprobación del 55%, hoy es del 28%.
¿Cuál es la situación al cierre de la administración de EPN?
De acuerdo con Carta Paramétrica en su entrega del 6 de septiembre, el 38% aprueba la forma en como EPN realizó su trabajo como Presidente de la Republica y, 69 % desaprueba su actuación al cierre de esta. Fox y Calderón cerraron con una desaprobación del 26%. En abril de 2015 fue la última vez que casi coinciden las calificaciones, a partir de entonces la desaprobación por el trabajo del presidente fue en ascenso hasta cerrar en casi 70%. Está por demás mencionar- más por espacio que por prudencia- los hechos que provocaron esta descalificación y que lo identificaron como “la mafia del poder”, pero Ayotzinapa y la Estafa Maestra son un botón de muestra.
Acompañando a esta desaprobación, el 81% de los mexicanos opinan que EPN hizo menos de lo que se esperaba, casi el doble de la percepción de la gente respecto a Fox y Calderón con 43% y 49% respectivamente.Contradiciendo al Presidente Electo el 73% de los mexicanos piensan que EPN entrega un peor país que hace seis años, y se le puede sumar el 5% de mexicanos que piensan que entrega un país igual de malo, esto es 78% de los mexicanos piensan que no entrega buenas cuentas.
En la calificación de los mexicanos por áreas del Gobierno Federal EPN no sale bien librado, un desempeño malo y muy malo en todos lo rubros considerados en el trabajo de Carta Paramétrica, salvo en Promoción del Turismo en donde hay un segmento de la población del 42% que opina que Bien o Muy Bien vs 40% que opina lo contrario. De las 15 áreas considerados en el estudio, solamente el ya referido y Apoyo al Deporte están por debajo del 50% en su “descalificación”. Destacan por encima del 70% de desaprobación las áreas de Combate a la Pobreza, Combate a la Corrupción, Combate a la Delincuencia y Combate al Narcotráfico que calificaron de Malo y Muy Malo en un 76, 78, 84 y 82% respectivamente.
Desde la perspectiva del crecimiento económico se puede aceptar que EPN “entrega un país más fuerte que hace seis años” como refiere el Presidente Electo- creo que está siendo caballero con Peña, ya en su momento opiné que lo cortés no quita lo valiente- pero, desde la perspectiva del Desarrollo estoy de acuerdo con la percepción de los mexicanos captada por Carta Paramétrica, no hay desarrollo sin acceso suficiente a la educación y los diferentes niveles y menos si todavía existen persona que no saben leer y escribir; una población con hambre, sin acceso a los servicios básicos y sin garantías para participar en la toma de decisiones no puede hablar de desarrollo.
¿Qué país puede calificarse como desarrollado o en desarrollo con los altos índices de inseguridad y donde el crimen organizado está incrustado en todas las estructuras de los tres niveles de gobierno y por lo tanto “gobierna”?
Si lo anterior es parte de la cotidianidad, únicamente se puede entender por la corrupción que permea en la sociedad. Así, EPN entrega un país que medianamente creció y sin crisis económica-financiera, pero eso no es desarrollo.
Yo espero que la nueva administración- que enarbola la cuarta transformación y que todavía no entiendo- pueda al menos sentar las bases para equilibrar crecimiento y desarrollo económico en el mediano y largo plazo; aspiro a un México en donde todos sepan leer, escribir y tengan capacidad para comprender el entorno en el que viven, para contar con un México participativo en el quehacer cotidiano, un México democrático más allá de ir a votar por hartazgo.

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *