Nacional

Gobierno peñista: La austeridad dorada

austeridad-702x468

La gallina de los huevos de oro se acabó… pero no para los altos funcionarios del gobierno federal. Aunque el presidente Enrique Peña Nieto les anunció que se bajarán el sueldo 10%, seguirán ganando mucho más que la mayoría de los mexicanos, mantendrán estímulos muy ventajosos –como su apoyo para la compra de gasolina– y permanecerán prácticamente sin pagar impuestos.

A casi dos años de iniciado el despido masivo de burócratas federales de bajo rango, así como de severos recortes presupuestales, mencionados como ejemplo de austeridad por Peña Nieto en sus discursos sobre el gasolinazo, su oficina es ejemplo de obesidad burocrática.

Por ejemplo, el jefe de la Oficina de la Presidencia de la República tiene sueldo integrado de secretario de Estado: 205 mil pesos mensuales. El gobierno le paga cuatro teléfonos celulares y le otorga, entre otras prestaciones, 11 mil 460 pesos mensuales para la compra de gasolina.

Conforme a la ley, en el gabinete federal hay 52 subsecretarios de Estado en 18 secretarías. Pero además, para efectos de nómina, en la Presidencia hay 15 funcionarios con plaza de subsecretarios; de ellos, 11 cobran 203 mil pesos y cuatro ganan, cada uno, más de 201 mil pesos mensuales.
En total la Presidencia tiene 50 servidores públicos de mando superior. El más modesto en cuanto a ingresos es el responsable de la Unidad de Transparencia: cobra 122 mil pesos mensuales. Todos tienen un apoyo económico para gasolina y lubricantes, 44 de ellos por 7 mil 500 pesos mensuales y seis, por 6 mil pesos.

Una consulta realizada por Proceso en el Portal de Obligaciones de Transparencia (POT) –donde se publican sueldos, salarios y prestaciones de los servidores públicos– permitió observar las condiciones salariales no sólo de la Presidencia sino de mil 612 servidores públicos de mando superior.

Proceso

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *