Agendistas, Aurelio Contreras

¿Hacia la extinción de Radio UV?: Aurelio Contreras

Aurelio Contreras

Mientras la rectora de la Universidad Veracruzana, Sara Ladrón de Guevara, no oculta su alegría por la victoria de Miguel Ángel Yunes Linares en las pasadas elecciones a gobernador, un problema serio se gesta en uno de los emblemas de la casa de estudios: Radio UV.

El pasado 1 de junio se llevó a cabo una junta informativa en la emisora para dar a conocer al personal que por “omisión y negligencia” del anterior coordinador de Radio UV, Fernando Escalante Sobrino, el permiso concedido a la Universidad Veracruzana para transmitir en la frecuencia del 1550 de Amplitud Modulada no fue tramitado a tiempo para su renovación ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, por lo que la señal a través de dicha frecuencia dejaría de transmitirse, lo cual ocurrió a las 12 de la noche del sábado 11 de junio.

Aquel 1 de junio, el secretario de la Rectoría Octavio Ochoa Contreras, el director general de Comunicación Universitaria Raciel Martínez Gómez, y el coordinador de Radio UV, Rafael Méndez Arriaga, informaron a los medios de comunicación que la nueva señal de Radio UV se transmitirá por el 90.5 de FM, por lo que iniciaba un nuevo ciclo.

En esa misma reunión, o al menos eso se consignó en el comunicado oficial, Ochoa Contreras “garantizó el respeto a los derechos laborales de los trabajadores de la estación y explicó que el nuevo proyecto se nutrirá de las fortalezas históricas acumuladas al tiempo que se abrirá a un replanteamiento de sus quehaceres”.
Pero los trabajadores de Radio Universidad Veracruzana le hicieron llegar a quien esto escribe una versión distinta de la situación de la emisora. “La comunicación sobre todo el proceso de transición hacia FM ha sido nula hacia nosotros. Se sabe que la Universidad -en medio de la crisis que vive por el adeudo mantenido por el Gobierno del Estado con la casa de estudios- ha invertido cinco millones de pesos o un poco más de ello para esta transición tecnológica en la radio. Aunado a ello en los últimos cuatro años han venido arribando nuevos empleados contratados ya sea de manera eventual y/o, en algunos casos, definitivamente, abriendo nuevos rubros presupuestales en la nómina de Radio UV, todo ello -insistimos- en medio de la crisis financiera que vive la casa de estudios”, refieren en su misiva.
Los trabajadores de Radio UV manifiestan que tras el anuncio de las autoridades universitarias, “en apenas días se hacen llegar notificaciones a personal de confianza con más de 35 años de antigüedad y que siempre han realizado funciones de producción, informándoles que con motivo de esta transición quedan sin carga de trabajo y deben presentarse en la Dirección de Recursos Humanos, lo que técnicamente, jurídicamente hablando, implica un despido, pese a haber informado las autoridades que todo el personal seguiría desempeñando sus funciones normalmente, ya que la programación que habitualmente se transmitía por AM ahora sería transmitida vía Internet a través del enlace con que cuenta la emisora en el portal institucional www.uv.mx”.

Afirman que personal administrativo, técnico, manual y académico que desarrolla producciones se encuentra en la incertidumbre laboral y ni siquiera han sido informados sobre quién o quiénes elaboran el nuevo proyecto para FM. “Los funcionarios universitarios mienten y actúan con dolo hacia el personal de la emisora. Los trabajadores de Radio Universidad Veracruzana nos encontramos prácticamente amenazados por las autoridades de la casa de estudios”, señalan los empleados.

Si bien es cierto, como en toda actividad, es necesaria la renovación y la actualización, también es menester aprovechar la experiencia y el gran acervo con que cuenta una institución histórica como Radio UV. La crisis financiera por la que pasa la Universidad Veracruzana no puede ser pretexto para acabar con ella, ni para pasar por encima de los derechos laborales de los trabajadores.

Email: aureliocontreras@gmail.com
Twitter: @yeyocontreras

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *