Global

La autoridad electoral investiga al mayor financiador del ‘Brexit’

5

La autoridad electoral británica ha abierto una investigación para determinar si el mayor donante de la campaña del Brexit, el empresario Arron Banks, quebrantó la ley con sus millonarias contribuciones en las semanas previas al referéndum de 2016 en el que los británicos decidieron abandonar la UE. El dinero que destinó a la campaña Banks, magnate de los seguros, se considera la más cuantiosa donación realizada en la historia de la política británica.

Banks prestó seis millones de libras a Leave.EU, la campaña que él organizó y cuya cara visible fue Nigel Farage, exlíder del antieuropeo y populista UKIP, que también está siendo investigada por la comisión electoral. Su aportación le convierte en el mayor financiador individual del Brexit.

Lo que investigará la comisión electoral, según explica en un comunicado, es si Banks fue la “verdadera fuente” de préstamos realizados en su nombre. También tratará de determinar si una de sus empresas, Better for the Country, fue la verdadera fuente de donaciones por valor de 2,4 millones de libras realizadas a la campaña o si actuaba como intermediaria de otros actores.

Las donaciones de fuera de Reino Unido estaban prohibidas en la campaña del referéndum y, al igual que en la campaña electoral del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, han surgido preguntas sobre las posibles injerencias de países extranjeros. Banks se ha jactado en el pasado de haber celebrado reuniones con el embajador ruso, pero insiste en que ninguna financiación procedía de aquel país. El mes pasado, en el Parlamento británico, el laborista Ben Bradshaw exigió una investigación a Banks sobre el uso de “dinero oscuro” en el referéndum, debido a “la extendida preocupación sobre la interferencia extranjera y particularmente rusa en las democracias occidentales”.

“Las alegaciones de que el Brexit fue financiado por los rusos son una completa basura, de principio a fin”, ha afirmado Banks, en un comunicado. “Estamos de nuevo ante el establishment europeísta intentando desacreditar el resultado [del referéndum]”.

La Comisión Electoral ha indicado que “una evaluación inicial ha concluido que existen fundamentos razonables para sospechar” que han podido suceder ilegalidades. “Las preguntas sobre la legitimidad de la financiación proporcionada a las campañas en el referéndum pueden perjudicar la confianza de los votantes”, ha dicho Bob Posner, de la Comisión Electoral. “Por eso es de interés público que la Comisión Electoral trate de cerciorarse de si se realizaron o no donaciones inadmisibles a las campañas del referéndum”.

El País

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *