Nacional

La economía mexicana sigue creciendo pese a choques externos: SHCP

2.5

Al tercer trimestre de este año, la economía mexicana está creciendo y tiene finanzas públicas sanas, a pesar de los choques externos que ha enfrentado en los últimos años, destacó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La dependencia encargada de las finanzas públicas del país señaló que el gobierno federal ha seguido una estrategia dirigida a preservar la estabilidad macroeconómica y promover el crecimiento económico del país.

Dicha estrategia, detalló, se ha fundamentado en el compromiso con mantener un marco macroeconómico sólido con finanzas públicas sanas, y con la implementación de un ambicioso conjunto de reformas estructurales que han permitido sentar las bases para incrementar la productividad y la competitividad del país.

También ha permitido que México haya continuado creciendo a pesar de los choques externos que el país ha enfrentado en los últimos años, con lo cual registra un avance promedio del Producto Interno Bruto (PIB) de 2.4% anual en lo que va de esta administración.

“En ausencia del fortalecimiento del marco macroeconómico y de la implementación de las reformas estructurales se hubiera observado una importante desaceleración de la economía”, sostuvo en el Informe Semanal de su Vocería.

Resaltó que también ha contribuido a la confianza que han mostrado los mercados internacionales sobre el país el nivel de reservas internacionales. complementadas con una línea de crédito flexible con el Fondo Monetario Internacional por 88,000 millones de dólares y la línea de crédito con el Departamento del Tesoro de Estados Unidos por 9,000 millones de dólares.

Además, el grado de capitalización de la banca, un déficit de cuenta corriente moderado financiado con inversión externa directa y niveles históricos en los fondos de estabilización de los ingresos públicos, anotó la Secretaría de Hacienda.

Reportó que la actividad económica en México mostró una recuperación en el tercer trimestre de 2018, tras la desaceleración que exhibió en el segundo trimestre, ya que el PIB presentó un incremento trimestral desestacionalizado de 0.9 por ciento, y un aumento anual de 2.6%, con cifras sin ajuste estacional.

La dependencia federal apuntó que este dinamismo se vio favorecido por la aceleración de las exportaciones no petroleras y el crecimiento del consumo de servicios.

En materia de finanzas públicas, comentó que al tercer trimestre de 2018, los principales balances fueron mejores que lo programado, lo cual se explica por mayores ingresos respecto a los previstos originalmente.

Indicó que en este periodo, el balance público presentó un déficit de 311,200 millones de pesos, inferior al déficit programado de 364,200 millones de pesos; el balance primario presentó un superávit de 108,300 millones de pesos, monto mayor al previsto en el programa de 72.0 miles de millones.

Los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP), la medida más amplia del balance del Sector Público Federal, se encuentra en línea con la meta de un déficit de 2.5% del PIB para 2018.

Con este resultado se prevé continuar con la trayectoria decreciente del Saldo Histórico de los RFSP y que al cierre del año se ubiquen en 45.5% del PIB, por debajo del 46% del PIB registrado al cierre de 2017.

Así, la estructura de la deuda es robusta para hacer frente a choques provenientes de los mercados financieros internacionales, afirmó la Secretaría de Hacienda.

El Economista

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *