Global

Los líderes independentistas asumen la aplicación del 155 sin resistencia

2

Dar una imagen de Govern activo pero “sin estridencias”. Esta fue la consigna que el núcleo duro del expresidente Carles Puigdemont ha dado a sus exconsejeros de cara al primer día laborable tras la declaración de independencia del pasado viernes en el Parlament. De esta manera, permiten, aun sin admitirlo, que se empiece a aplicar el 155 sin resistencia. Hasta las 9.30 de este lunes solo el destituido consejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, había acudido al despacho, que ha abandonado apenas media hora después para acudir al comité nacional del PDeCAT. Y para demostrarlo, colgó en su cuenta de Twitter una foto. En otras consejerías también se ha visto entrar a altos cargos que aún desconocen si han sido destituidos o no pero que dependen directamente de consejeros.

En el Parlament, disuelto por la aplicación del artículo 155 de la Constitución, la presidenta y una de las máximas activistas del independentismo, Carme Forcadell, ha desconvocado la reunión de la Mesa prevista para el martes a las 10 horas porque la Cámara “se ha disuelto”, han explicado a Europa Press fuentes parlamentarias, que acatan así las medidas del Gobierno. Y, por su parte, el expresidente Puigdemont ha colgado en otra red social una fotografía en la que sugiere que se encuentra en el interior del Palau de la Generalitat con un escueto “bon dia”. Sin embargo, el aspecto del cielo de Barcelona este lunes no coincide con el mostrado por Puigdemont.

Además, el máximo responsable de la delegación catalana ante la Unión Europea ha aceptado este lunes su destitución por parte del Gobierno español.

La foto de Rull, donde se puede ver un ejemplar de El Punt Avui de este lunes, ha sorprendido a varios periodistas que esperaban al exconsejero en la puerta de la sede de Territorio, cerca de la estación de Sants. El pasado viernes, Rull aseguró a los empleados del departamento que volvería hoy a trabajar como “ministro de Territorio”. Los Mossos d’Esquadra tienen instrucciones para permitir que los cargos afectados por las medidas tomadas al amparo del artículo 155 de la Constitución entren a recoger sus objetos personales pero, según fuentes del Gobierno central, han de estar acompañados por un Mosso. Si se niegan a irse, “el mosso tiene instrucción de levantar atestado para el juez y fiscal”, según las mismas fuentes.

El exresponsable de Territorio ha optado por una entrada discreta pero con el golpe de efecto de la foto en las redes sociales. Así cumple con la consigna del entorno del expresident Puigdemont, que asegura que seguirá gobernando pese a la destitución, y que no quiere crear conflictos con los Mossos o que transmitan una imagen dura de desobediencia.

Otros cargos de menor rango pero que teóricamente caen tras la destitución del Govern también han asistido a sus lugares de trabajo. Tal es el caso del ‘número dos’ de vicepresidencia, Lluís Juncà, que ha llegado esta mañana a la sede de Economía, en la rambla de Catalunya. También lo ha hecho Pere Aragonés, secretario de Economía. Y el secretario general de Interior, Cèsar Puig, que ha entrado, se ha despedido de un conserje y ha vuelto a salir. El hasta ahora secretario general de Interior César Puig ha asegurado que no se da por cesado porque no le ha destituido el Govern, que fue quien le nombró.

Dentro del Palau de la Generalitat está Elsa Artadi, coordinadora interdepartamental de la Generalitat y una pieza clave dentro de su gabinete.

El País

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *