Nacional

México necesita una reforma tributaria: Banco Mundial

2.6

En el mediano plazo, México va a requerir una base impositiva más amplia que permita mejorar la cobertura de salud o los requerimientos de infraestructura. Como en todos los países emergentes, siempre se necesita una reforma impositiva, advirtió Pablo Saavedra, representante del Banco Mundial para México.

“En el mediano plazo, México va a requerir una base impositiva más amplia para cubrir las necesidades y las demandas de la población que están creciendo (…) para cubrir todo eso México, como todos los países emergentes, siempre necesita una reforma impositiva”, sostuvo.

En un intermedio del seminario que organizó el Banco Mundial junto con Moody’s sobre El futuro del financiamiento de la infraestructura en México, argumentó que, tal como sucede en otros países de América Latina, “hay espacio para incrementar la recaudación”.

El funcionario explicó a la prensa que el lapso que ha determinado la futura administración para lograr la eficiencia en la recaudación “es bastante prudente”. Se refiere a “la primera parte” del sexenio en la que no se subirán ni bajarán los impuestos, conforme explicó Arturo Herrera, cocoordinador del equipo de transición y futuro subsecretario de Hacienda.

Confió en que más adelante, el gobierno del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, se moverá a otras áreas de política para lograr la eficiencia.

“El tiempo que ha determinado la futura administración para la eficiencia de la recaudación —de tres años— es bastante prudente y seguramente después se moverán a otras áreas de políticas”.

Limitaciones estructurales se mantienen

En su primera conferencia de prensa en México —asumió el cargo en mayo pasado—, consignó que el país realizó una importante reforma tributaria en el 2013, generó un incremento en la recaudación no petrolera respecto del Producto Interno Bruto, lo que a su vez ayudó a compensar los efectos negativos de la caída en el precio del petróleo y sus consecuencias sobre los ingresos públicos.

No obstante, recordó que México, al igual que otros países de América Latina mantienen limitaciones estructurales en su recaudación, por temas de gasto tributario y exenciones.

Explicó que la experiencia internacional demuestra que la intención del gobierno entrante puede funcionar al tomar en cuenta la experiencia internacional. “Es un buen camino para mejorar la recaudación que se necesita para proveer servicios públicos, infraestructura y servicios sociales”.

No hay bancarrota

En la misma sesión de preguntas sostenida con la prensa, el representante de Banco Mundial dijo que México es un país muy solvente desde el punto de vista de las organizaciones internacionales.

“Es algo que el mercado sabe y tiene muy claro (…) con una disciplina fiscal reconocida por el grado de inversión que mantiene en las principales calificadoras”.

Como todos los emergentes tiene retos, y el gobierno entrante se está esforzando por encararlos.

También reveló que el organismo ha tenido acercamientos con funcionarios de la nueva administración encabezada por López Obrador.

El funcionario descartó anticipar la actualización de expectativas de crecimiento para México, aproximada a 2%, pues el dato se divulgará durante las reuniones anuales que sostendrán miembros del organismo, incluido México, en octubre próximo. Encuentro que por primera vez se realizará en Bali, Indonesia.

La conferencia de prensa se sostuvo durante el tercer seminario donde el organismo hace mancuerna con Moody’s en México, como organizadores.

Moody’s es la agencia que tiene a México con el mayor grado de calificación, que es “A3”con perspectiva Estable; el Banco Mundial es socio distinguido de México por la aplicación de sus recomendaciones, la disciplina fiscal y por ser uno de sus principales clientes.

El Economista

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *