Agendistas

¡Nos llovió!: Salvador Muñoz

Salvador Muñoz

Alguna vez me comentó el alcalde de Xalapa, Américo Zúñiga, que lo que para nosotros es una tormenta, para él es pensar en Protección Civil, CMAS, inundaciones, anegaciones, deslaves, y una serie de asuntos más gruesos que la simple cita que el ciudadano como yo, hace con un “parece que va a llover”.

La cocina se ensombrece mientras preparo la comida (¡Qué! ¿a poco de verdad creen eso que dicen algunas Iglesias de que un varón por cocinar, se puede volver gay?) y me asomo por la ventana… sí, se avecina la tormenta, que no es lo mismo que “me atormenta la vecina”. Le hablo a la Mujer y pregunto si no llueve por su lugar de trabajo… me dice que no, que ya viene en camino y espera ganarle al agua… apenas terminamos la llamada, se suelta un aguacero marca Noé (parecía diluvio) que no me dejó seguir oyendo mis canciones de Juanga mientras termino de hacer la sopa…

II

Lo cierto es que dos horas después, tras reposar la comida, las imágenes que vemos nos sorprenden: carros arrastrados por las corriente de agua que se formó en la avenida Américas; un río nuevo en la entrada a Xalapa por Banderilla, anegamientos en la avenida Rébsamen; un local inundado en la Plaza Museo mientras que el estacionamiento de Plaza Ánimas volvió a convertirse en una auto-alberca… imaginar el pesar de las personas que por una razón u otra se vieron afectados por esta atípica lluvia que, por cierto, se va volviendo cotidiana, me hizo recordar al alcalde Américo y todo lo que implica para él, un pinche aguacero como el que vivimos ayer en Xalapa. ¡Qué chinga para Américo haciendo recorridos, checando, supervisando, escuchando! Bueno, pero es el presidente municipal y ésa es su chamba… ¡pa’ qué se alquila!
En todo esto del aguacero, una noticia buena y una mala.

La buena: San Bruno ya no se inunda desde que entró en funcionamiento el colector Fernando Gutiérrez Barrios.

La mala: Algo se tiene que hacer en la zona de Plaza Ánimas, porque se inunda el estacionamiento con cada lluvia como la de ayer, que arrojó en una hora, ¡62 litros por metro cuadrado! No sé a quien competa ello, si a Ayuntamiento o a los dueños de la Plaza…

III

Para entender mejor este tipo de meteoros, es necesario por principio entender su naturaleza, su significado, así que en aras de que puedan entender un poco lo que para un alcalde como Américo Zúñiga significa una nube negra, ahí les va este Glosario:

* Aguacero: Lluvia fuerte, abundante, como la lluvia de madrazos que le caen cada día al Gobernador Duarte… aunque también puede ser la lluvia de propuestas que recibió este día el Gobernador electo en sus foros del Plan Veracruzano de Desarrollo… ¡más de 500!

* Aire: Mezcla de gases que componen la atmósfera, o algo así como qué tan grande ha de estar el “pedo” (al fin gas) para que le dieran “aire” a Pepe Toño Mansur de la secretaría de Economía.

* Alta presión: Cuando las masas de aire… ¡nada! ha de ser lo mismo que siente Duarte de Ochoa teniendo encima a la PGR y al SAT.

* Barómetro: Instrumento que sirve para medir el Per Cápita de ciudades, estados o país y a partir de allí, checar la presión… ciudadana.

* Ciclón: Es una precipitación, como los “tuits” del Gober, pero se caracteriza por un comienzo y un final brusco, como las elecciones del 5 de junio.

* Chaparrón: ¿eh? Creo que Raúl Zarrabal, Marlon Ramírez o los hermanos Pola Estrada lo podrían explicar mejor.

* Depresión tropical: No confundirla con andar en chanclas, bermudas y camiseta en Casa Veracruz.

* Frente Frío: Se genera cuando tu segundo Frente te la hace de tos y entonces, ni mojas en casa grande ni en casa chica.

* Granizo: Precipitación de trozos de hielo que propicia que algunos quieran salir a cacharlo…

* Helada: Fenómeno que se presenta con los fuertes calores y obliga a la gente a abrir el refrigerador para sacar una.

* Ojo del Huracán: Es el centro de una fuerte tormenta… ¿les pongo el ejemplo?

* Ola de calor: La que recibe el Gobernador electo a donde quiera que se para y la que no recibió el Constitucional estas veces que estuvo cerca del Presidente.

Y recuerde: si le llueve, ¡no salpique!; si hay granizada, ¡Asepxia!; si se empapa, ¡Sabritas!, pero si no paraguas ¡pa’ qué se moja!

smcainito@gmail.com
Zona de los archivos adjuntos

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *