Nacional

Plan de seguridad del próximo gobierno, un error y una amenaza, advierten ONG internacionales

2.8

Luego de que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, publicó su Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024, en el cual asigna una nueva fuerza de corte y formación militar, la Guardia Nacional, organismos como Amnistía Internacional y Human Rights Watch (HRW) lo consideraron un error y una amenaza para los derechos humanos.

HRW expuso que crear una Guardia Nacional controlada por las Fuerzas Armadas es una estrategia equivocada para abordar la crisis de violencia, pues además de los “gravísimos abusos contra civiles, con generalizada impunidad”, el uso de militares en labores de seguridad pública no ha logrado reducir la violencia en México, “de hecho, es posible que hayan sido un factor clave que contribuyó al drástico aumento en la cantidad de homicidios en estos años”.

El director de HRW para las Américas, José Miguel Vivanco, afirmó que López Obrador hereda una “catástrofe de derechos humanos que ha sido causada, en gran medida, por la militarización de la seguridad pública en el país”, por lo que al insistir en esta apuesta “comete un error colosal que podría frustrar cualquier esperanza de poner fin a las atrocidades que tanto sufrimiento han causado en México en los últimos años”.

Incluso, la organización llamó al presidente electo a reconsiderar “esta política desacertada y potencialmente desastrosa”, pues dijo que su compromiso debe estar en mejorar las fuerzas de policía civil, “una tarea que, por más compleja que sea, es esencial para terminar de manera sostenible con la violencia”.

La propuesta debe enmendarse: AI

Amnistía Internacional México consideró que el plan de seguridad del próximo debe enmendarse buscando fortalecer y profesionalizar a las policías civiles

“El nuevo gobierno debería romper el paradigma militar de seguridad y establecer un nuevo modelo. Deberían ser las instituciones civiles las responsables de la seguridad en el país y deben mantener el control de las operaciones”, expuso Tania Reneaum, directora ejecutiva de la organización.

Incluso, recordó que la invalidación de la Ley de Seguridad Interior, ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, abre una oportunidad para que el nuevo gobierno arme plan de retiro pronto y ordenado de las fuerzas militares de las labores de seguridad.

“Es preocupante que el presidente electo haya presentado una propuesta de seguridad que repite esencialmente el modelo de seguridad militarizada fallido y que ha permitido la comisión de graves violaciones de derechos humanos en manos de las fuerzas armadas”, dijo la directora para las Américas en Amnistía Internacional, Erika Guevara Rosas.

La propuesta de seguridad presentada por el próximo presidente va en contra de llamados de mecanismos del Consejo de Derechos Humanos de la ONU y de organismos ciudadanos para desmilitarizar la seguridad pública, y apostar por la capacitación adecuada de corporaciones civiles.

En contraste, el coordinador de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, defendió la propuesta del fundador de su partido, López Obrador, y descartó que signifique una militarización del país.

“La Guardia Nacional será una institución confiable; con alto grado de eficacia; alejada de la corrupción, y de ser tentada con dinero de procedencia ilícita”, defendió este viernes tras una reunión con el presidente electo.

Animal Politico

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *