Nacional

¿Qué tanta libertad económica tiene México?

2.5

México se ubica como la economía 63 entre 186 evaluadas en cuanto a su orientación a la economía de libre mercado, según el Índice de Libertad Económica 2018, realizado por el think tank estadounidense The Heritage Foundation.

El Índice de Libertad Económica —creado en 1995 por el influyente y controversial centro de investigación, de claro perfil neoconservador —, es publicado en colaboración con el diario The Wall Street Journal, y comprende 12 indicadores agrupados en cuatro categorías, con los cuales The Heritage Foundation evalúa la situación de las políticas públicas y las condiciones de los países que promuevan la economía de mercado.

Los países clasificados reciben un puntaje que varía de 0 a 100 en cada uno de los 12 componentes de la libertad económica, y estos puntajes se promedian, para calcular el puntaje final de libertad económica de un país. Así, los países que reciben entre 100 y 80 puntos se consideran de economía abierta; economía prácticamente abiertapara los que alcanzan entre 79.9 y 70 puntos; economía moderadamente abierta, si las métricas arrojan resultados entre los 69.9 y 60 puntos; economía prácticamente cerrada si alcanzaron entre 59.9 y 50; y economía cerrada, si los países evaluados obtuvieron entre 49.9 y 40 puntos.

Desde 1995, año en que inicia la medición del Índice de Libertad Económica, hasta el 2018, México ha oscilado entre una economía prácticamente cerrada y una moderadamente abierta al libre mercado. México inició en el Índice con 63.1% en 1995, gracias a los cambios operados en el país tras la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en 1992. Siguiendo una tendencia global, 1997 fue el año en que México registró su calificación más baja, recibiendo 57.1%, que coincidió con el promedio del estado de las libertades económicas en el mundo.

Desde el año 2001 —bajo el gobierno de Vicente Fox— y hasta la fecha, México no ha salido de la clasificación de economía moderadamente abierta. En el 2010, bajo la administración del panista Felipe Calderón Hinojosa, el país recibió la calificación más alta recibida hasta el momento, con 68.3% de apertura al mercado. Al cierre de la administración del priísta Enrique Peña Nieto, el país alcanzó en 2018 64.8 puntos, porcentaje arriba del promedio mundial, que es de 61.1 por ciento.

Metodología

Los cuatro grandes rubros, que agrupan las 12 indicadores de libertades económicas, son los siguientes:

Estado de derecho (derechos de propiedad, eficacia judicial e integridad del gobierno);

Tamaño del gobierno (carga fiscal, gasto del gobierno y salud fiscal);

Eficacia regulatoria (libertad comercial, libertad laboral y libertad monetaria); y

Apertura del mercado (libertad de comercio, libertad de inversión y libertad financiera).

El análisis ofrecido por la Heritage Foundation al resultado de México indica que el país obtiene buenas evaluaciones en todos los rubros; no obstante, le lastran la corrupción gubernamental, un sistema de justicia débil, y en el aspecto laboral, el alto índice de trabajo informal. “El crecimiento se ve limitado por la menor producción de petróleo, los bajos precios del petróleo, la baja productividad, un sector informal aún grande que emplea a más de la mitad de la fuerza laboral, el débil estado de derecho y la corrupción”, señala el estudio.

La economía con mayor apertura en el mundo corresponde a Hong Kong, que registró 90.2% en la evaluación, porcentaje que representa un alza de cuatro décimas con respecto al estudio del año pasado. Canadá, país involucrado en el USMCA, es la décima economía global con mayor apertura al libre mercado. Estados Unidos, participante también de este acuerdo comercial que involucra a México, se posicionó como la economía 18 del listado.

Por lo que respecta a América Latina, Chile se encuentra entre los 20 primeros países, con un puntaje de 75.2 por ciento. Por encima de México, se ubican las economías de Uruguay (38), Colombia (42), Perú (43), Panamá (54) y Costa Rica (57).

Los datos considerados para el estudio del Índice de 2018, cubren de la segunda mitad de 2016 hasta la primera mitad de 2017. Segú la Heritage Foundation, la información considerada para cada factor estuvo vigente —en la medida de lo posible, indica— al 30 de junio de 2017.

Desde su fundación en 1973, la influencia de The Heritage Foundation en las políticas internas y externas de Estados Unidos ha sido grande, gracias a la difusión de sus ideas entre los líderes políticos de aquella nación y su trabajo de cabildeo en el Congreso.

De este think tank surgió en la década de los ochentas la “Doctrina Reagan”, caracterizada por el apoyo a movimientos anticomunistas en todo el mundo, como la contra nicaragüenses, los mujhaidines afganos o la Unita angolana, y también a los disidentes de los entonces países socialistas.

Fueron también quienes acuñaron el calificativo de “Imperio del Mal” contra la URSS. Son los ideólogos responsables de la llamada “Strategic Defense Iniatiative” o “Guerra de las Galaxias”. The Heritage Foundation apoyó la candidatura de Donald Trump, y conformó el equipo de transición una vez que se dio la victoria del magnate inmobiliario en la contienda por la presidencia de Estados Unidos en el 2016.

El Economista

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *