Nacional

Reducción en importaciones de granos beneficiaría a estados productores

5

La propuesta de la próxima administración liderada por Andrés Manuel López Obrador de reducir la dependencia en importaciones de maíz, frijol, arroz y trigo beneficiará particularmente a Sinaloa, Sonora y Nayarit, al ser los principales productores de dichos granos.

La balanza comercial de estos cuatro productos básicos a nivel nacional es deficitaria, en particular el maíz, con una diferencia de 2,364 millones de dólares en el 2017, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Reducir importaciones e incrementar la producción nacional en estos granos requiere una estrategia a largo plazo, “si se da de golpe pueden afectar los precios y hay que recordar que son productos de primera necesidad en el país”, aseguró Kristobal Meléndez Aguilar, analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

“Antes de pensar en importaciones y exportaciones se debe pensar en ayudar al campo mexicano, que en los últimos 30 años se le ha descuidado. Una verdadera política de desarrollo agrario, a largo plazo, ayudará a que no se requieran tantas compras al exterior”, opinó José Luis de la Cruz Gallegos, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic).

Héctor Magaña Rodríguez, coordinador del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Tecnológico de Monterrey, indicó que “algunas veces el precio del producto nacional es más elevado que el que se importa, por ejemplo, es más caro producir maíz que traerlo. Hay que evitar esto para que no se encarezcan los bienes. Esta estrategia, en la cual se dividirá el país en cinco regiones productivas, debe ser gradual para que en el futuro sea benéfica”.

Según información de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, a julio del año en curso, Sinaloa ocupó el primer lugar en la producción de maíz grano (participación de 65.5% en el total de 7.6 millones de toneladas) y frijol (51.3% de 337,576 toneladas).

“Sinaloa se ha distinguido por ser el granero del país, si se invierte en su campo se puede mejorar la seguridad del sector, los campesinos estarán más seguros y no tendrán cercanía con el crimen organizado. También mejorarían  las vías de comunicación”, enfatizó el director del Idic.

El Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE) primario en la entidad, que elabora el Inegi, creció 24.4% a tasa anual en el primer trimestre del año en curso, la mayor variación en el país.

Además, el sector primario aporta 11.6% del Producto Interno Bruto (PIB) estatal, sólo detrás del comercio minorista (13.3%) y de servicios inmobiliarios y de alquiler de bienes muebles e intangibles (11.7 por ciento).

Nayarit se situó en el primer puesto en la producción de arroz (60.3% de 78,024 toneladas en México a julio) y Sonora lidera en el trigo (51.8% de 2.8 millones de toneladas).

De la Cruz Gallegos puntualizó que Nayarit es un estado que evidentemente depende del sector primario, “cuya producción nacional, con las cifras actuales, no puede abastecer al país. Con el arroz se viene una tarea importante y para aumentar la producción se debe dar a sus productores más créditos e infraestructura”.

El ITAEE de las actividades primarias de la entidad aumentó 3.3% anual entre enero y marzo del presente año, posicionándose en el lugar 14; en el PIB contribuye con 6.8 por ciento.

“El caso de Sonora es particular, en esta entidad las exportaciones superan a las importaciones. Como México no consume mucho trigo no habría tanto problema”, señaló Magaña Rodríguez.

Sonora presentó un incremento anual de 9.0% en el ITAEE primario (cuarto nacional); la aportación del campo en el PIB estatal es de 6.1%, lejos de la industria manufacturera, con una cuarta parte.

Los otros

Los estados que también se beneficiarían con la propuesta del próximo gobierno federal de reducir la dependencia en importaciones de maíz, frijol, arroz y trigo serían Campeche, Guanajuato y Baja California, territorios con un peso importante en la producción de granos.

En arroz, detrás de Nayarit, está Campeche, con 31.9% del total producido en los primeros siete meses del 2018.

Guanajuato cuenta con 12.4% en trigo; en el mismo sector Baja California ostenta 9.8% del total. Mientras Tamaulipas exhibe 11.1% en maíz grano.

El coordinador del CIEN subrayó que muchas personas perdieron sus empleos en Campeche por los bajos niveles de los precios de la mezcla y la disminución en la producción de crudo (80.4% de su PIB depende de la minería petrolera), “quienes se vieron afectados podrían encontrar una nueva fuente de trabajo al invertir en la agricultura”.

“Con Baja California hay una producción de alimentos agropecuarios, pero para que haya mayor producción de trigo tiene que haber condiciones suficientes  para cambiar el sistema de importación nacional”, expuso.

“Debe haber inversión y apoyo del gobierno. Los productores tienen que conocer las estrategias y planes que hay ante los potenciales riesgos, por ejemplo, si hay huracanes o desastres naturales que perjudiquen a la producción”, manifestó José Luis de la Cruz.

Los especialistas coincidieron en que para incrementar la producción y lograr  cubrir la demanda nacional se tendrá que hacer un plan a mediano plazo, donde los estados del sur-sureste tendrán que jugar un papel importante, ya que como Veracruz, Chiapas, Oaxaca y Guerrero se ubican en el top 10 de producción de los granos referidos.

“Tendrán que ser graduales los movimientos, en mediano y largo plazo para así asegurar que no exista canibalismo en ingresos estatales. Hay que ser conscientes de que en algunos casos la producción no alcanza a cubrir la demanda”, añadió Meléndez Aguilar.

 El Economista

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *