Nacional

“Salama” y “Umbrella”, herramientas para contribuir a la defensa de periodistas y activistas

3.2

El presidente de Periodistas Desplazados en México, Gildo Garza y el director del Proyecto Salama, Jorge Luis Sierra, presentaron dos herramientas para la protección de periodistas y defensores de derechos humanos, denominadas Salama y Umbrella.

Salama es un cuestionario que se responde en una página web, en el cual se puede generar el mapa de riesgo, al momento de cubrir una noticia o de investigar algún tipo de información.

En contraparte, Umbrella, consiste en una serie de herramientas que permitirán acceder a recomendaciones para realizar una cobertura noticiosa, a defensores derechos humanos o a quienes son parte de una comunidad vulnerable.

En entrevista con Apro, Sierra informó que este proyecto, presentado en el Centro Nacional de Comunicación Social A.C. (CENCOS), tiene varios años gestándose, ante “agresiones que pueden venir de grupos de poder político o criminal o una combinación de ambos”.

Por eso, añadió, se dieron a la tarea de analizar cuáles eran las constantes, los patrones que aparecieran en los casos de los periodistas asesinados.

“Había cosas que lo facilitaban, como periodistas que se adentraban al terreno sin conocerlo, sin tener frentes, protocolos de seguridad, sin contar con contactos en la zona, como muy sin planificar. Esa era, por ejemplo, una constante en muchas zonas del país. Lo otro era que muchos periodistas recibían una agresión casi inmediata cuando recibían información confidencial, que involucraba a una persona envuelta en un asesinato, al momento de tener esa información en la mano, la persona entraba en una zona de riesgo”, añadió.

Para proteger las aplicaciones ante intromisiones de gente ajena al periodismo o a los derechos humanos, fueron elaboradas preguntas sobre si la persona que busca acceder ha recibido alguna amenaza en el último año, en persona, en el medio donde trabaja o en una comunidad; con qué frecuencia viaja a zonas de riesgo, y si cuenta con un protocolo de seguridad, entre otras interrogantes.

“Pensábamos poder obtener un resultado numérico que pudiera ayudar a la persona a orientarse”, señaló.

A ambas aplicaciones se les agregó lenguaje de programación en Código Java para que quien las consulte pueda recibir un resultado inmediato, sin tener que acudir a las agrupaciones defensoras en persona y que pueda contar con recursos y recomendaciones para que reflexione sobre los riesgos, “lo más pronto posible”.

“Ahí está la herramienta, nos ha llevado varios años, está en español, inglés y árabe. No recoge ningún dato personal. Sabemos que la puede usar cualquier persona, pero sabemos que, en realidad está hecha para periodistas y defensores de los derechos humanos”, afirmó.

Una vez que quienes buscan acceder a estas herramientas responden un cuestionario y pueden interactuar con sus desarrolladores.

Sierra destacó que actualmente existe un vínculo con organizaciones internacionales de Irak, Estados Unidos y otros países.

Proceso

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *