Global

“Si no conseguimos el tratado Unión Europea-Mercosur, Estados Unidos nos arrollará”

1.6

El proyecto de tratado entre Mercosury la Unión Europea se encuentra en una fase crítica. Quizá al borde del definitivo naufragio. La negociación para crear una gran zona de libre comercio entre la UE y la organización latinoamericana (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, más Venezuela, actualmente en suspenso, y Bolivia, en proceso de adhesión), encalló hace meses en la cuestión agrícola. Para Christoph Leitl, presidente del poderoso lobby Eurochambres, se ha llegado al momento de “ahora o nunca”. “Si no conseguimos ya ese tratado, los Estados Unidos de Donald Trump nos arrollarán, es así de simple”.

Eurochambres, la asociación de las cámaras de comercio europeas, engloba a más de 20 millones de empresas y goza de un notable poder de presión en Bruselas. Su presidente se encuentra en Buenos Aires para difundir el mensaje de que es necesario aprovechar una ocasión única: a finales del mes próximo se reunirán en la ciudad los dirigentes más poderosos del mundo, con ocasión de la cumbre del G-20, el foro que congrega a las potencias económicas y las economías emergentes. “Es el momento de superar los problemas técnicos que, en realidad, son ya pocos porque el apartado agrícola está casi despejado, y hacer política de altura porque tanto la Unión Europea como Mercosur necesitan absolutamente el acuerdo”, dice.

A Leitl, dirigente del conservador Partido Popular austríaco, no le parece que las turbulencias internas en los principales países de Europa y Latinoamérica constituyan un obstáculo insalvable. Admite que el Brexit absorbe la atención de Bruselas, que Angela Merkel y Emmanuel Macron se encuentran en una situación de fragilidad, que hay graves desavenencias entre la Comisión Europea y los gobiernos de Hungría y Polonia, que Brasil está a las puertas de unas elecciones que puede ganar el candidato de ultraderecha Jair Bolsonaro y que Argentina sufre una inflación galopante y un desplome del peso. “Todas esas dificultades existen, pero precisamente por ellas resulta imprescindible que actuemos con sentido de la historia; creo que tenemos ante nosotros una ventana de oportunidad de dos o tres meses y si no la aprovechamos, se acabó, definitivamente se acabó”.

Ese “se acabó” significa para Christoph Leitl el triunfo de “la fuerza financiera y militar” de Estados Unidos y China sobre el resto del mundo, y una derrota del libre comercio. “La Unión Europea es la mayor potencia comercial del planeta y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, tiene la misión de dirigir la política exterior común y preservar nuestra preeminencia, pese a todas las dificultades”, afirma. Para él, el avance del proteccionismo y el cierre de mercados entrañaría el empobrecimiento de todos.

Quizá porque forma parte de su trabajo como presidente de Eurochambres, Leitl se siente optimista. Tanto respecto al difícil acuerdo entre Mercosur y la Unión Europea como a la coyuntura económica latinoamericana. Cree que la situación en Brasil y Argentina, dos países en recesión, no es tan comprometida como podría parecer. “El gobierno de Macri sigue el camino correcto y los sacrificios darán resultado, Argentina cuenta con un potencial humano de excepción; en cuanto a Brasil, me parece que gane quien gane las elecciones se verá obligado a ser pragmático, porque el ejercicio del poder lo impone”. No parece que ese sea el caso de Donald Trump. “No”, reconoce, “Donald Trump es un caso aparte”.

El País

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *