Columnas Anteriores, Silvia Nuñez

Silvi Núñez: Regina Martínez, mártir del duartismo

Silvia Núñez

Fuera deFoco

Hace cuatro años el dolor sumió a la familia de esta gran mujer. Pero no únicamente a ellos, también a la prensa veracruzana. Su asesinato fue una puñalada para todos, hasta para la sociedad, quienes se vería impedida a dar lectura de los importantes reportajes periodísticos –serias investigaciones- que ella producía y que fue la causa que originó la asesinaran.

El 28 de abril del 2012 se convirtió para el gobierno de Javier Duarte parte de una estadística. Indolente, el gobernante no ha mostrado respeto alguno no tan sólo por la memoria de la corresponsal de la revista Proceso, tampoco por los otros 15 periodistas asesinados bajo su mandato y sus deudos. La gran mayoría de la prensa en Veracruz vive subyugada ante este pésimo gobernante. Medios informativos y periodistas –considerados como oficiales- responden verazmente a los chasquidos de sus regordetes dedos.

Regina no era así, no era “zalamera” con el mal gobierno duartista, ella era una persona íntegra, genuina. Una mujer con principios y sin ataduras. Amaba su profesión y por ello, logró por su ética profesional ser la corresponsal estrella del estado de Veracruz, de parte de la revista Proceso.

Hoy en su día, la conmemoramos. Un tiempo de reflexión para quienes fueron sus amigos o para quienes –como una servidora- fueron sus asiduos lectores de sus serias y evidenciables investigaciones periodísticas. Dejó Regina Martínez un vacío enorme que hasta el día de hoy, nadie de los que nos dedicamos a esta loable labor –la de informar- ha podido llenar.

Javier Duarte de Ochoa y Luis Ángel Bravo Contreras se ríen de la familia de Regina Martínez Pérez, se ríen de la memoria de la periodista asesinada, de los comunicadores que compartieron situaciones vivenciales con ella y también se ríen de nosotros, sus fieles lectores, pero toda esa sangre derramada, será su karma, su dolor, en el futuro. Todo, absolutamente todo se paga en ésta vida, aun su “poder” no es tan no llega a esos niveles. Es decir, ni con las bendiciones del Papa Francisco, podrán evitar que paguen con los que más les duele. Tiempo a tiempo. Gente tan nefasta solo puede formar Caínes y no personas de bien.

El gobierno miente, miente porque no sabe sostener una verdad. Porque insiste en mantener a un inocente en la cárcel –al cual ya lo sentenciaron para que purgue una condena de 32 años-; miente al fabricar una tesis insolente, cobarde, ruin e intolerable. No les creemos. Pero al parecer ni al in-gobernante, ni al titular de la FGE este hecho casi omiso sobre su falta de compromiso a hacia los colegas asesinados.

Son 16 señor gobernador, 16 periodistas asesinados y torturados. ¿Duerme plácidamente? Si lo hace, es porque ser sin escrúpulos ni moral.

Veracruz, el estado del caos financiero

Dicen que cuando la perra es brava, hasta a los de la casa muerde. ¿Habrá alguna alma en la faz de Veracruz, que Javier Duarte no le deba? Me refiero a todos aquellos que le brindan un “servicio” o que de una u otra manera trabajan en alguna dependencia pública. Lo más ridículo o irónico del asunto, es que el hijo putativo de Fidel Herrera Beltrán salió muy “fino” para clavarse dinero que no es suyo, que ahora resultó que le debe hasta los trabajadores que “pagan” al resto de los burócratas.

El día de hoy trabajadores de la Secretaría de Finanzas y Planeación del gobierno estatal llevaron a cabo un “plantón” a las afueras de su centro laboral para exigir el depósito de un concepto denominado “multa” que se obtiene del ingreso por participaciones federales al estado que según los quejosos al 15 de abril, ascendía a 15 millones de pesos.

Es decir, es una prestación y no un salario retenido. Algo que sin duda tienen derecho pero que a diferencia de becarios, de jubilados, de proveedores, de campesinos, de músicos, de restauranteros, de hoteleros, de trabajadores y entrenadores de los Juegos Centroamericanos, en fin, de todos aquellos que dejaron de llevarles sustento a sus familias a causa del “no pago” del singularmente “gordito” gobernante. Podemos decir –más no justificar- que al menos su sueldo está seguro y tienen dinero para llevarlo a su familia.

Se sabe que los trabajadores pernoctarían a las afueras de su centro laboral porque argumentaron que temían que fueran desalojados por parte de las autoridades de dicha dependencia. Dudamos que les paguen “pronto”, pues hay una larga lista de espera de sectores a quienes les debe Javier Duarte de Ochoa desde hace muchos años.

¿Todo esto no le repercutirá a su candidato próspero? Tal vez este tema no le ocupa o le preocupa luego de que sus “grupos” o simpatizantes, están muy eficazmente comprando el voto y la voluntad a cambio de tortas con jamón del más corriente y juguitos Pau Pau. Otros se ponen más “abusados” y venden sus credenciales por 500 pesos, dinero que divido en dos años de gobierno -730 días- les daría la grandiosa cantidad de 0.69 centavos por día. Buena inversión para quienes no tienen ni un gramo de civilidad, ni moralidad o ética.

Quejas y comentarios:

fueradefoco@agnveracruz.com.mx
fueradefoco67@gmail.com

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *