Nacional

Sólo dos subsecretarías tendrá próxima SSP federal: Durazo

4

La próxima Secretaría de Seguridad Pública federal tendrá un reajuste interno al quedar sólo dos de las cinco subsecretarías que tiene actualmente el área de seguridad, además de contemplar la creación de una escuela de formación policial que se coordinará con todas las escuelas locales de este tipo para homologar la capacitación de elementos.

Alfonso Durazo, quien será el próximo secretario de seguridad, sostuvo que no se reprimirá manifestaciones y habrá respeto a los derechos humanos por parte de los cuerpos de seguridad.

Previo a la reunión que tendrá el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, con el actual Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y en la que los titulares del gabinete federal dialogarán con quienes ocuparán dichos cargos en la administración entrante, Durazo se reunió con López Obrador en su casa de transición.

Al salir, detalló que está prácticamente lista la propuesta legislativa que presentarán ante la nueva Legislatura para desincorporar el área de seguridad de la Secretaría de Gobernación, como se encuentra actualmente, y volver a crear la secretaría de seguridad pública federal.

Dentro de esta nueva dependencia habrá ajustes para conformar únicamente dos áreas internas o subsecretarías, en sintonía, dijo, con la política de austeridad que busca implementar en su administración López Obrador.

Una de estas áreas se encargará de seguridad y desarrollo policial, mientras que la otra se enfocará en el sector de protección civil y encabezará las coordinaciones de seguridad con otras áreas.

“Hemos pasado por el proceso de austeridad. Históricamente han sido cuatro o cinco subsecretarías, la idea y la instrucción del Presidente electo es que en el diseño se contemplen sólo dos subsecretarías que serán amplias y complejas, porque concentrarán en su ámbito de responsabilidades un cúmulo importante de atribuciones, puesto que al reducir de cinco a dos, significará un peso adicional”, indicó Durazo.

Conjunto a ello habrá un revisión del desempeño de áreas administrativas y funcionarios. Todos los que “hayan cumplido responsablemente una atribución”, se evaluará su ratificación y permanencia, agregó.

Como parte del desarrollo policial se contempla la creación de una universidad de la seguridad pública que encabezará la capacitación y profesionalización de los elementos en el país, además de ser cabeza de una red de academias locales y regionales.

“La red de academias tiende el objetivo de coordinar y concertar con las academias estatales y municipales protocolos homologados de capacitación y profesionalización, de tal manera que en algún momento lleguemos a constituir una auténtica policía nacional, no en virtud del mando, sino en virtud de que todas las policías responden a una formación homologada y una situación administrativa también homologada”, indicó Durazo.

Con ello, buscan que las percepciones salariales de los policías en todo el país sean similares.

La universidad de seguridad será enfocada tanto para el nuevo personal como para el ya existente, ya que se contempla un programa de educación continua para mantener actualizados a los elementos y con ello puedan avanzar en sus responsabilidades con una carrera policial.

“Los mandos van a salir de la propia policía en la medida que merezcan los ascensos. No Llegaremos a nombrar cuates o amigos. En los cuerpos de seguridad, los mandos serán técnicos, y en el caso de la policía federal, los mandos también serán técnicos y corresponderán a policías federales”.

Al hablar del respeto a los derechos humanos en el actuar de las áreas de seguridad sostuvo que “no hay ninguna contradicción, el uso de la fuerza del Estado tiene límites y estos son el respeto a los derechos humanos, y el ejercicio de la fuerza pública se hará en un marco de legalidad, principios y respeto a los derechos humanos”.

Subrayó que “nunca utilizaremos la fuerza pública para reprimir, creemos que una manifestación de ciudadanos que demandan respuesta del gobierno o atención a un problema de agua o de salud, no se va a resolver a garrotazos, tiene que hacerse escuchando a la gente y construyendo una respuesta a la demanda social”.

La Jornada

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *