Global

Theresa May debatirá con Trump un nuevo acuerdo comercial pos ‘Brexit’

1485088832_138621_1485088933_noticia_normal_recorte1

Theresa May, primera ministra británica, viajará esta semana a Washington para reunirse con Donald Trump, según ha confirmado la Casa Blanca. En plena campaña por reivindicar la vocación global de un Reino Unido pos Brexit, May se apuntará así una victoria política al convertirse en la primera líder internacional en reunirse con el presidente de Estados Unidos, después de su toma de posesión el viernes.

En la agenda de la reunión estará el futuro acuerdo comercial entre EE UU y Reino Unido, una vez este abandone la UE. Trump reconoció, una semana antes de tomar posesión, que la consecución de dicho acuerdo sería prioritaria para su Administración, en contraste con las palabras de su predecesor, Barack Obama, que durante la campaña del referéndum, el pasado mes de junio, aseguró que Reino Unido tendría que ponerse “al final de la cola” para firmar un acuerdo comercial con EE UU tras el Brexit. Está previsto, según informa la BBC, que Trump y May hablen también de defensa, de la OTAN, de la UE y de Rusia.

La confirmación de la reunión de los dos líderes se produjo mientras centenares de miles de personas salían a las calles por todo Estados Unidos, en la multitudinaria Marcha de las Mujeres, en protesta contra el nuevo presidente. Por la mañana, en la BBC, Theresa May aseguró que no tendrá miedo a contestar a Donald Trump si este dice o hace algo que la primera ministra juzga “inaceptable”. May presumió de “un fuerte historial” en materia de defensa de los derechos de las mujeres. “Ya he dicho que algunos comentarios de Donald Trump ha hecho sobre las mujeres durante su campaña fueron inaceptables. Por algunos de ellos ya ha pedido disculpas”, añadió. La relación especial entre ambos países, defiende May, le permite abordar temas delicados.

Precisamente esa relación especial ha venido escenificándose de manera, cuando menos, exótica desde que el hoy presidente ganara las elecciones del pasado 8 de noviembre. Tras proclamarse ganador, Trump habló por teléfono con nueve líderes mundiales antes que con Theresa May. Y esta tuvo que soportar el desaire de que el presidente electo recibiera en la Trump Tower -antes que a ella y antes, de hecho, que a ningún otro político europeo- a Nigel Farage, líder del antieuropeo y populista UKIP. Por si fuera poco, el fin de semana pasado The Times publicaba una entrevista con el todavía presidente electo firmada, junto con un periodista alemán, por Michael Gove, exministro británico, exrival de May en la batalla por el liderazgo conservador, a quien la primera ministra excluyó de su Gobierno.

Con la visita de esta semana, que probablemente se celebrará el viernes, la relación especial vuelve al carril convencional. Tanto Tony Blair como Gordon Brown fueron los primeros líderes europeos en reunirse, respectivamente, con George W. Bush en 2001 y con Barack Obama en 2009. Pero los turbulentos tiempos actuales dotarán a la reunión de May con Trump de un simbolismo mayor y la primera ministra, ninguneada en foros continentales como el de Davos la semana pasada, recibe un conveniente apoyo semanas antes de empezar las negociaciones del Brexit.

El País

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *