Global

Un escándalo sexual afecta a exministro y parlamentario canadiense

1.6

Un exministro del gabinete canadiense renunció el martes de varios puestos parlamentarios después de reconocer que envió fotografías y un video sexualmente explícitos a una mujer a lo largo de tres semanas.

Tony Clement, conservador que se postuló dos veces para liderar el partido, dijo en un comunicado que creyó que la mujer había dado su consentimiento. Pero añadió, sin dar detalles, que era “blanco para fines de extorsión financiera”.

Indicó que la Real Policía Montada de Canadá investiga el asunto; las autoridades no respondieron a solicitudes de The New York Times para hacer comentarios.

Clement, de 57 años, dijo que mantendrá su escaño en el Parlamento pero que renunciará como portavoz de los conservadores para temas de justicia, un puesto de alto perfil, y de varias comisiones.

“Reconozco que me dirigí por un camino equivocado y que no hice el mejor uso de mi juicio”, dijo Clement. “Me disculpo con mi familia por el dolor innecesario y la humillación que causaron mis acciones. También me disculpo con mis colegas y mis votantes por decepcionarlos”.

Aseguró que buscará “ayuda y tratamiento” sin especificar de qué tipo y pidió que se respetara su privacidad.

Andrew Scheer, el líder del Partido Conservador, indicó al respecto en un comunicado que estaba decepcionado por las acciones de Clement, pero que agradecía que buscara ayuda.

Clement empezó a destacar en las filas de su partido en Ontario, donde se desempeñó en varios cargos del gabinete, entre ellos, al frente de Ministerio de Salud.

Su primer intento para llegar a la Cámara de los Comunes federal vía Toronto fracasó, pero en 2006, después de mudarse a otro distrito de la ciudad, fue votado con una ventaja de veintiocho puntos.

Cuando el Partido Conservador tenía el poder en Canadá, antes de la llegada de Justin Trudeau, Clement fue ministro de Salud y tuvo otros tres puestos del gabinete. En 2010, cuando era secretario del Interior, se disculpó después de decir durante una reunión con la industria de telecomunicaciones que Canadá necesitaba más “historias de sexo” en vez de historias de éxito.

NYT

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *