Agendistas

Veracruz. Deuda del Gobierno del estado al IPE, provoca su quiebra: Hilario Barcelata

Hilario Barcelata

El gobierno de Veracruz le debe al Instituto de Pensiones del Estado (IPE) 7,000 millones de pesos (mdp), resultado del incumplimiento de pagos y transferencias a las que está obligado por ley y que se han venido acumulado desde hace varios años.

Esta deuda está compuesta por diversos pasivos en donde destaca, en primer lugar, el incumplimiento en la entrega del “Subsidio Extraordinario” que desde 2007 el gobierno estatal transfiere al IPE de manera incompleta.

 

Estos recursos son vitales para IPE ya que se requieren para cubrir el déficit financiero que viene arrastrando en los últimos años y que se genera porque el gasto para pagar las pensiones es mayor al ingreso que recibe por cuotas y aportaciones. El monto de ese déficit acumulado en el período 2007-2015 es de 7,694 mdp, mismo que anualmente crece de manera considerable, pues mientras en 2007 alcanzaba un monto estimado de 400 mdp, para 2015 es de 1,376 mdp.

 

El monto del subsidio extraordinario está determinado por la magnitud del déficit del IPE por lo que su valor anual es igual al déficit anual. De manera que, durante el período mencionado, el gobierno del estado debió haber entregar al IPE por concepto de este subsidio acumulado, la cantidad de 7,694 mdp, pero sólo le entregó 874 mdp, apenas el 12% del total. Dicho de otro modo, la cantidad que el gobierno estatal le debe al IPE por este concepto, equivale al 88% del total que debió haber entregado. El incumplimiento ha acumulado un adeudo por un monto de 6,576 mdp, lo que equivale al 88% del valor total del subsidio que tenía obligación de transferir y no lo hizo.

 

Evidentemente esta falta de cumplimiento del estado es la fuente primordial del colapso financiero que está viviendo hoy el IPE ya que sin estos recursos no puede cumplir con su función básica que es el pago de las pensiones.

Adicionalmente, el gobierno del estado ha dejado de entregar al IPE 223 mdp de “Retenciones”, las cuales se componen de 133 mdp correspondientes a Aportaciones como patrón que no ha pagado y otros 88 mdp por concepto de “cuotas retenidas” de sus salarios a sus empleados, pero que no han sido transferidas al IPE.

De igual modo, le adeuda al instituto, un total de 125 mdp del “Subsidio Ordinario” que se le otorgó en el Presupuesto 2016 y que no le ha sido entregado. Y otros 54 mdp que corresponden a las cuotas que el IPE debe pagar al IMSS por seguro de enfermedad de los pensionados.

Es evidente que la gran crisis financiera del IPE es resultado del actuar de un gobierno tramposo, cleptómano y sin un ápice de compromiso social. Un gobierno que deja en ruinas a las instituciones públicas y un estado destruido desde sus pilares. Y desde ahí se habrá de reconstruir Veracruz.

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *