Veracruz

Veracruz, es un estado peligroso para las mujeres

9

‘De enero de 2016 a la fecha, 74 niñas y mujeres han sido víctimas de desaparición forzada en Veracruz’: Ongs

En el marco de la Solicitud de Alerta de Violencia de Género para el estado de Veracruz, las integrantes del Consejo Consultivo del Instituto Veracruzano de las Mujeres, provenientes de diversas organizaciones de la sociedad civil y de instituciones académicas del estado de Veracruz, expresamos nuestra profunda indignación y preocupación por la situación de violencia que experimentamos las mujeres y niñas que vivimos en este territorio, dentro de la cual ha repuntado la violencia sexual.

De acuerdo con datos del Centro de Estudios de Género de la Universidad Veracruzana, del 1º de enero al 31 de marzo de 2016, en nuestra entidad han tenido lugar 42 asesinatos violentos de mujeres. La descripción de los hechos define a 33 de ellos como FEMINICIDIOS. Papantla, Cuitláhuac, Actopan, Emiliano Zapata, Veracruz, Medellín de Bravo, Coatzacoalcos y Minatitlán son los municipios en donde se presenta el mayor número de casos.

De enero de 2016 a la fecha, 74 niñas y mujeres han sido víctimas de desaparición forzada. Los municipios de la entidad en donde se presenta este fenómeno con mayor intensidad son Veracruz, Xalapa, Orizaba, Coatzacoalcos, Minatitlán, Tierra Blanca y Tantoyuca (datos del Centro de Estudios de Género de la Universidad Veracruzana).

Durante 2016 se han reportado 193 casos de diferentes tipos de violencia hacia mujeres y niñas, destacando la violencia física y sexual. Los municipios en donde se registra mayor incidencia son Coatzacoalcos, Acayucan, Veracruz y Papantla (datos del Centro de Estudios de Género de la Universidad Veracruzana).

Son alarmantes estas cifras, aún más cuando el Ejecutivo estatal se ha comprometido ante la Secretaría de Gobernación a acatar las recomendaciones hechas desde aquella instancia para revertir la lamentable situación en la que se encuentran las veracruzanas, dado los altos niveles de violencia.
Pese a ello, ha sido notorio que la situación empeora al paso de los días. Nos preocupa que, ante el proceso electoral que inició oficialmente el pasado 3 de abril, la vida y los derechos humanos de las veracruzanas pasen a un segundo plano, y solo estén presentes en los discursos de las y los candidatos.

Han sido por demás lamentables los casos que hemos conocido en el pasado mes de marzo relacionados con violencia sexual y física. Son muestra clara de la impunidad que se vive en el estado de Veracruz y de la facilidad con la que aquí se vulnera la integridad de las veracruzanas.

El caso de Daphne Fernández es una clara muestra de lo anterior. Las circunstancias y caractrerísticas lo convierten en un asunto emblemático; especialmente por la grave revictimización que vulnera los derechos humanos de Daphne y de su familia. Hace evidente el desdén y la falta de interés de las autoridades por resolver este tipo de delitos. No se ha obtenido una respuesta correcta y expedita, ni siquiera ante el hecho de que el caso de esta veracruzana menor de edad ha llegado a ser noticia nacional e internacional, lo que ha evidenciado la falta de capacidad y buen oficio de las autoridades.

También causa profunda indignación que empresas transportistas, como lo es ADO, no cuenten con protocolos de atención y protección para las pasajeras. En los últimos años hemos escuchado que, a la par de la violencia sexual que padecen las usuarias cuando los autobuses son asaltados, la empresa no asume ninguna responsabilidad ante los hechos ni atiende con calidad y calidez a las pasajeras que tuvieron la desgracia de atravesar por ese tipo de experiencias en esas unidades de transporte.

En el último periodo vacacional, debido a la afluencia de pasaje que se desplazó vía terrestre por ADO, fueron comunes los reclamos de pasajeras que vivieron episodios de tocamientos, acoso y violencia sexual por parte de algunos pasajeros, sin que la empresa las haya apoyado o haya hecho de su conocimiento la existencia de algún protocolo que permitiera defender su integridad. Por ello, los agresores se sentían con la absoluta confianza de que no serían sancionados e incluso, una vez que llegaron al punto de destino, continuaron acosando a las pasajeras.

El 14 de enero de este año el gobierno estatal recibió 15 recomendaciones de Conavim realizadas por el Grupo de Trabajo para abatir la violencia contra las mujeres. Lejos de cumplir con estas recomendaciones y observar cambios favorables en la disminución de la violencia, hemos asistido a un recrudecimiento de delitos contra la integridad y la vida de las mujeres. Siguen visibilizándose todos los vacíos que existen en materia de prevención, atención, impartición de justicia y erradicación de la violencia contra las mujeres. La manifestación más grave de ello es que los feminicidios van en aumento y también la violencia en todas sus manifestaciones, aunque la autoridad no lo reconozca.

Es imperioso y urgente que se cumpla la normatividad y que se pongan en práctica acciones efectivas para garantizar los derechos humanos de las mujeres y niñas, como está mandatado en las leyes del estado de Veracruz. Con fundamento en todo ello, exigimos que se cumplan las 15 recomendaciones mencionadas anteriormente, que les corresponde cumplir a dependencias del estado, dentro de las que destacamos a la Fiscalía General del Estado, Poder Judicial, Secretaría de Seguridad Pública, Secretaría de Salud, SEFIPLAN, Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas, Comisión Estatal para la Atención Integral a Víctimas del Delito, Congreso del Estado, Ayuntamientos, entre otras.

Garantizar el respeto a la vida y la integridad de las veracruzanas debe ser prioridad para el gobierno estatal. Las instituciones públicas deben hacer lo que les toca de acuerdo a la normativa y legislación vigentes. Sólo tienen que cumplir con su trabajo y responsabilidades, no más, y, por supuesto, tampoco menos.

Fuente: Plumas Libres

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *