Nacional

Acusaciones de sabotaje y traición en la renovación de la dirigencia de Morena

Aunque la elección de dirigente nacional se celebrará hasta noviembre, dentro de cinco meses, la efervescencia interna se ha salido de control y este fin de semana, en la sesión del Consejo Nacional, se recrudecieron las acusaciones a la dirigencia que encabeza Yeidckol Polevnsky.

El Consejo Nacional, máximo órgano de dirección de Morena, aprobó ayer domingo, entre otros asuntos, integrar una comisión para darle seguimiento al proceso interno de elección de la dirigencia nacional, en la que la propia Polevnsky quiere participar ante Bertha Luján, Mario Delgado y Alejandro Rojas Díaz-Durán.

La comisión quedó integrada por Enrique Dussel, Bernando Bátiz, Armando Bartra y Pedro Miguel, cuyo objetivo es que la contienda que celebre priorizando las propuestas y los proyectos de los aspirantes.

También se aprobó que el proceso de elección de la dirigencia nacional se realice con un padrón de 3 millones 100 mil afiliados, que está en proceso de depuración, y que sea destituido el representante de Morena ante el Instituto Nacional Electoral, Carlos Suárez Garza.

Tras estos acuerdos en el Consejo Nacional, Polevnsky, presidenta del CEN de Morena, los rechazó y afirmó que quienes los hicieron fue “un pseudoCEN” sin facultades en el Estatuto para ello, por lo que adelantó que estudiará lo que, por escrito, se aprobó para formular una postura.

“Hay un grupito. Dejemos que hagan lo que sea, yo lo que les dije hoy es que yo voy a hacer las cosas apegadas a derecho. Cada quien se exhibe o por sus intereses o porque no han leído el estatuto o por sus intereses mezquinos”, declaró Polevnsky, quien rechazó que se utilice el padrón que está siendo deputado por orden del INE.

“No nos entregaron el padrón, lo hemos pedido por casi un año y ahora, de repente, te dicen ‘sí está el padrón’. Ya lo manipularon, ya lo manejaron de alguna manera, ¿cómo voy a creer en ese padrón?”, expresó, y enseguida recordó que el INE ya ha multado a Morena por el padrón.

“Además, hay un mandato del INE a todos los partidos, que es que tenemos que depurar nuestros padrones y nosotros ya pagamos multas altísimas. En el INE solamente hay 317 mil. Mi interés es cumplir con el INE”.

“Sabotaje” al Instituto de Formación Política

En la sesión del Consejo Nacional de este domingo también se conoció del “sabotaje” de Polevnsky contra el Instituto Nacional de Formación Política (INFP) de Morena, como denunció desde abril su presidente, Rafael Barajas El Fisgón.

Desde abril, Barajas denunció en la revista Proceso que, debido a la disputa interna por el control de Morena, no se le había hecho entrega de las las prerrogativas a ese organismo, creado en agosto del año pasado y que aspira a ser escuela de cuadros.

“De las prerrogativas no hemos recibido un centavo. Hemos trabajado harto, pero todo lo hemos hecho con el apoyo solidario de compañeros y poniendo de nuestro bolsillo”, reveló El Fisgón, quien recuerda que el INFP fue creado a propuesta de López Obrador.

“Nos acaban de decir que próximamente podremos disponer de un porcentaje de las prerrogativas de Morena CDMX y con esa promesa estamos echando a andar varios proyectos. Pero aún no nos ha llegado nada”, lamentó Barajas, quien el domingo acusó a Polevnsky de sabotaje y traición.

“No nos corresponde especular sobre los motivos de la presidenta en funciones del CEN de Morena para sabotear durante casi un año el arranque y el funcionamiento del INFP”, expresó Barajas en su informe, en el que advierte sobre las consecuencias de esa acción.

“Todas las trabas que nos han impuesto han retrasado la consolidación del proyecto y nos han impedido aprovechar el periodo ascendente del movimiento. Es, en resumen, un acto de traición. Si se sigue retrasando la puesta en marcha del INFP, habremos desperdiciado una oportunidad histórica y pronto seremos barridos de la escena política por la derecha”.

Hay más de 10 millones de afiliados: Díaz Durán

Por su parte, uno de los más activos aspirantes a la dirigencia de Morena, Alejandro Rojas Díaz Durán, senador suplente de Ricardo Monreal, afirmó que el Consejo Nacional “salió con su domingo 7” por los acuerdos tomados ayer sobre el padrón de militantes.

Según él, hay más de 10 millones de afiliados a Morena y el Consejo Nacional sólo quiere que se tomen en cuenta 3 millones 100 mil, por lo que se viola la Constitución, porque no pueden excluir a los siete millones de lopezobradoristas restantes que se afiliaron libre, individual y voluntariamente durante todo el año pasado y que el CEN no ha querido integrar al padrón de militantes.

“Están rectificando en la forma, más no en el fondo, porque quieren convocar a las elecciones internas con un padrón que cerraron en diciembre del 2017 y lo mantienen cerrado hasta el de día de hoy, de manera inconstitucional, porque viola el Artículo 41 de la Carta Magna”, subrayó.

“Están acumuladas otras siete millones de afiliaciones que no han querido dar de alta tampoco en el INE. Ahora pretendenden dar de alta a tan sólo 3 millones 100 mil. Es decir, un tercio de todos los morenistas que están esperando ser afiliados y debidamente credencializados”.

“Todos tienen el derecho político constitucional de votar y ser votados en la renovación de dirigentes en todos los niveles del país, fundamentalmente en las municipales y en las alcaldías de la Ciudad de México. O todos coludos o todos rabones. No hay morenistas de primera ni de segunda. Todos somos iguales”.

Rojas anunció que mañana martes irá a la sede nacional de Morena para ingresar un documento que sustenta jurídicamente sus argumentos, porque la renovación de dirigentes de su partido debe ser a través de una elección abierta y democrática en la que participe el pueblo de México, que es el alma del movimiento más importante en la historia nacional.

Proceso

About the Author