Nacional

AMLO dijo que no habría fracking en su sexenio. Hoy, CNH autorizó a Pemex fracturar un nuevo pozo

La resolución autoriza la exploración en formaciones no convencionales que incluye el uso de la fractura hidráulica, un método de extracción de hidrocarburos que en octubre pasado el Presidente anunció que no se utilizaría durante su administración.

Alrededor de 7 mil 879 pozos se ven afectados por la extracción de hidrocarburos mediante facturación hidráulica en México, que acumula 36 mil 159 fracturaciones, lo que genera graves problemas ambientales, de acuerdo con la Alianza Latinoamericana contra el Fracking.

¿QUÉ ES EL FRACKING?

La fractura hidráulica o fracking es una técnica que se basa en la inyección a alta presión de agua y químicos tóxicos en pozos extractivos, con el fin de arreciar las fracturas de los sustratos rocosos y así extraer gas o petróleo.

No es una actividad reciente sino que se utiliza en México al menos desde 1980.

El boom del fracking en Estados Unidos se ha esparcido a Latinoamérica, pero la información aún es opaca en México.

La Alianza Mexicana contra el Fracking advirtió que la amplia documentación académica “nos demuestra que la fractura hidráulica es una técnica inherentemente peligrosa con consecuencias a corto y largo plazo para las comunidades, el agua, el suelo, el aire y el clima por lo que se ha prohibido en diversos países, estados o provincias de varias partes del mundo”.

About the Author