Nacional

Cancelación de subastas y licitaciones ejercerán presión sobre calificación de CFE: Fitch

La cancelación de la cuarta subasta para la adquisición de energía de largo plazo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), así como la de dos licitaciones para líneas de transmisión de corriente directa en alta tensión, aumentan el riesgo del suministro de energía, ejercen presión sobre los precios finales y motivará nuevas acciones de calificación negativas y degradaciones, advirtió la calificadora Fitch Ratings.

La cancelación de la cuarta subasta, que habría buscado empresas privadas para contratar energía renovable, motivará una desaceleración en la capacidad del país para obtener el 35% de su energía proveniente de fuentes limpias, precisan.

El plan del gobierno que se basa en subsidios para que CFE y otros compradores adquieran energía, es poco viable en un contexto económico de desaceleración, como el que enfrenta México, donde los ingresos públicos se verán debilitados. Además detallan que el gobierno no tiene la capacidad para otorgar el apoyo económico que habrían facilitado las susbastas

Apenas al iniciar el mes de junio, Fitch recortó la calificación a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y cambió la perspectiva a negativa.

Con esta acción, la nota de la CFE pasó de “BBB+” a “BBB”, que le permite mantenerse dos notas arriba del grado de inversión.

Tal como sucedió en la nota de Pemex, la rebaja sobre la nota de CFE refleja el impacto del recorte que sufrió la nota soberana de México, y señala la fuerte vinculación financiera de la empresa con el gobierno mexicano, basado en su junta directiva.

El Economista

About the Author