Veracruz

Carta a AMLO mostrará las corruptelas de Edel Álvarez Peña, afirman

Jueces de Veracruz preparan una carta para el presidente Andrés Manuel López Obrador a fin de denunciar al presidente del Tribunal Superior de Justicia en Veracruz, Edel Alvarez Peña, y el botín en el que ha convertido este Poder Judicial, donde existen numerosas denuncias por corrupción de jueces a su cargo sin que proceda, sin contar los beneficios que ha tendido hacia empresas como las de los Ruiz, y que mantiene estrechos vínculos con su “protector”, el ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

El periodista Ricardo Ravelo, especialista en temas de seguridad, revela que existe una seria de inconformidad entre los miembros del Poder Judicial, y que llueven denuncias por actos de corrupción sin que el titular haga algo por investigar o sancionar, debido a que la mayoría de los acusados responden a sus intereses.

En el portal de periodismo digital, Sinembargo.mx, Ravelo expresa: “En Veracruz arrecian los señalamientos en contra de Edel Álvarez Peña, presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, debido a que desoye las denuncias que pesan en contra de jueces y magistrados por presuntos delitos de corrupción.

El exalcalde de Coatzacoalcos simplemente desatiende las denuncias interpuestas ante el Consejo de la Judicatura, pues se trata de aliados suyos, personajes que conforman la cofradía de corrupción y con los que se tuerce la justicia en favor de los hombres del dinero. Y no sólo eso: defiende a sus aliados porque pretende reelegirse en la presidencia del TSJE”.

Resalta que uno de los casos más elocuentes es de “su hombre de confianza, Manuel Fernández Olivares, ‘El Pámpano’, a quien acusan de ser el enviado de Álvarez Peña para coaccionar a jueces y magistrados para que emitan fallos en beneficio de personajes con los que presuntamente se establecieron arreglos”.

Dupla siniestra

Y da cuenta en su artículo que es sabido que el Poder Judicial están bajo el control de la dupla Álvarez Peña-Miguel Ángel Yunes Linares. A través de Jorge Winckler mantienen bajo su poder la Fiscalía del estado, pese a que en las reuniones de seguridad el propio Fiscal ha sido señalado de proteger a delincuentes, en ríspidos encontronazos con marinos y militares, ocurridos tras los hechos sangrientos de Minatitlán.

El Poder Judicial es un verdadero coto de poder, un botín que la dupla mencionada quiere mantener, por ello, el presidente del Tribunal, Edel Álvarez, ha dicho que busca reelegirse en el cargo para continuar, entre otros proyectos millonarios, con la construcción de las llamadas Ciudades Judiciales, un megaproyecto que construye la familia Ruiz Anitúa, aliados del grupo.

Revela que “ahora jueces y magistrados que conocen este entramado de corrupción preparan una carta que harán llegar al Presidente Andrés Manuel López Obrador para que intervenga.?La corrupción en el Poder Judicial de Veracruz es un tema público. En 2018, por ejemplo, se documentó que Mario Berlín Mendoza, notario, juez y en ese tiempo aspirante a desempeñarse como magistrado, realizó comilonas, algunos encuentros etílicos con colegas y amistades, así como la renta de habitaciones de lujo que terminó facturando como gastos a sus empresas por un lapso de ocho meses, el monto de aquellas diversiones ascendieron a poco más de 79 mil pesos.?Y agrega: De igual forma existen quejas en contra de otros jueces, como Arely Ahumada, jueza de Tuxpan, quien pese a las denuncias sigue en su puesto, inamovible, no obstante que está acusada de actuar en contra de la propia justicia.?

El pacto

Según Ravelo en Veracruz se ha firmado un acuerdo entre dos poderes. El Judicial y el Ejecutivo:?“Pero lo peor es que ahora se sabe que entre el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez y Edel Álvarez Peña se ha sellado un pacto. Se afirma que Álvarez Peña habría vendido el argumento de que su relación con Yunes está deshecha, aunque en todo el estado de Veracruz se sabe que esto no es cierto.?Lo cierto es que tan estrecho está el vínculo entre Cuitláhuac y Edel que la denuncia de juicio político en contra del segundo, promovida en el Congreso por una ONG, de buenas a primeras se desinfló.

En la denuncia se aducen presuntos actos de corrupción, desvío de recursos públicos, entre otros, que la diputada Paola Linares Capitanachi, presidenta de la Comisión Instructora, desechó o bien envío al archivo”, concluye.

Sociedad 3.0

About the Author