Nacional

Con AMLO estamos regresando a un régimen de caudillo: Enrique de la Madrid

Estamos regresando a un régimen de caudillo y es muy peligroso cuando se junta el Ejecutivo y el legislativo en una sola mano, afirmó el exsecretario de Turismo Enrique de la Madrid.

“Veo primero una enorme crisis y veo el enorme peligro de que podamos involucionar porque yo no creo que estemos volviendo a un régimen presidencialista de los ochenta, no, creo que estamos yendo a un régimen otra vez como de caudillo”, consideró el exfuncionario en entrevista con Enrique Quintana, Leonardo Kourchenko y Víctor Piz para La Silla Roja.

Detalló que los mexicanos no votaron por AMLO para que regresara un régimen caudillista sino que lo hicieron por la molestia que les generaron los escándalos de corrupción en las administración pasada.

“No creo que los mexicanos hayan elegido eso de manera analítica, es el resultado de que (AMLO) fue la persona capaz de recoger el sentimiento de los desfavorecidos y también de poder capitalizar el sentimiento de muchas personas molestas”, detalló.

“No hay duda de que la corrupción en México ha sido en muchos lugares escandalosa y eso provocó un sentimiento de molestia e indignación de muchos mexicanos”, abundó.

Respecto a las acciones que ha tomado López Obrador en lo que va de su sexenio, de la Madrid criticó que este se enfrente a las instituciones del país.

“Esas expresiones de ‘al diablo con las instituciones’ y luego, las va desmantelando una a una, entonces qué te queda si no hay instituciones”, agregó.

Sobre el combate a la corrupción y la austeridad que está aplicando la administración actual, el exsecretario de Turismo durante la administración de Enrique Peña Nieto indicó que estas medidas no pueden considerarse como una política de Gobierno.

“Creo que está bien el discurso del combate a la corrupción, me parece también muy bien que los gobiernos deban ser austeros en cosas de imagen, en fantochadas. Pero no es política, no puede ser el plan de gobierno de nadie decir ‘vamos a corregir los problemas combatiendo la corrupción’, tampoco es plan de gobierno ‘vamos a ser austeros’”, explicó.

“Y por eso no estamos viendo resultados porque un plan de gobierno en un país tan complejo debería de ser: ‘y qué vamos a seguir haciendo en turismo, con la industria automotriz, en el sector energético -para así explorar más petróleo pero irnos a gas natural y transitar a energías renovables-, en el mundo de las exportaciones’, ante eso no hay un solo planteamiento y la respuesta siempre es corrupción y austeridad”, puntualizó.

Por lo que estimó que este semestre el crecimiento económico será de cero o negativo.

“El combate a la corrupción y la austeridad, por sí mismas, no son un plan suficiente para generar crecimientos del 4 por ciento, un millón de empleos”, añadió.

Respecto a la construcción de la refinería de Dos Bocas en Tabasco, elexfuncionario consideró que esto le parece “una insistencia que no tiene bases”.

“No es buena idea quitar recursos de un lugar como pueden ser hospitales, enfermeras, policías, maestros e invertirlo en una actividad donde, de acuerdo al IMCO, tiene 98 por ciento de probabilidades de ser perdedora”, argumentó.

“Yo no estoy en contra de que inviertan 15 mil millones de dólares en Tabasco o en Campeche, pero las inversiones del México de hoy ya no son en eso (en refinerías), por ejemplo, los jóvenes mexicanos se verían tanto más beneficiados con inversiones en escuelas de programación, computación, de códigos”, detalló.

“No estoy en contra de 15 mil, 20 mil, 30 mil para los jóvenes del sureste, pero estoy en contra de ir a tirarlos en una refinería”, abundó al respecto.

Indicó que en el sector energético lo lógico es asociarse con privados, ya que las empresas cuentan con experiencia para sacar el petróleo en aguas profundas y el Gobierno puede pedir un porcentaje de las regalías obtenidas por las compañías.

El jueves pasado, Rocío Nahle, secretaria de Energía, señaló que el proyecto para construir la nueva refinería de Dos Bocas es “irreversible” y para el cual se requiere de una inversión de 8 mil millones de dólares.

Dos Bocas, con capacidad para procesar 340 mil barriles por día de crudo pesado, es uno de los proyectos estratégicos del presidente, quien asegura es prioritaria para alcanzar la soberanía energética.

El Financiero

About the Author