Nacional

Coparmex no será un sistemático opositor de AMLO, pero tampoco dará cheque en blanco: De Hoyos

El fin de semana pasado, el semanario Proceso sorprendió con la cabeza de su edición número 2231: “Proyecto ‘Alternativas por México’. Los patrones preparan su asalto al poder”. La noticia generó diversas reacciones, entre ellas, que esta iniciativa es un primer paso para la conformación de un nuevo partido político empresarial, un hecho que niega completamente Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

“Lo digo enfáticamente, no hay la intención, no hay el propósito ni absolutamente ninguna posibilidad de que ‘Alternativas por México’ evolucione hacia una organización político-partidaria”, asegura De Hoyos Walther en entrevista con SinEmbargo.

En el texto de la revista Proceso, escrito por el periodista Álvaro Delgado, se afirma que la Coparmex construye su propio proyecto de nación de largo plazo, alternativo al del Presidente Andrés Manuel López Obrador. Pero el líder patronal afirma que “Alternativas por México” es una iniciativa institucional que hace seis meses el Consejo Directivo de la cúpula empresarial autorizó y no tiene dedicatoria ni va en contra de nadie.

“Alternativas por México es un programa institucional que aproximadamente hace unos seis meses autorizó nuestro Consejo Directivo y que tiene como propósito fundamental identificar, apoyar y formar a liderazgos ciudadanos, que ya existen en distintas entidades federativas, y que al día de hoy están realizando distintas actividades en favor del país”, explica Gustavo de Hoyos.

El presidente de la Coparmex, organismo que representa a más de 36 mil empresarios en todo el país, destaca que su relación con el Gobierno del Presidente López Obrador es de respeto, que no son opositores sistemáticos, pero tampoco dan cheques en blancos.

“En lo que tiene que ver con el actual Gobierno federal, nosotros pensamos que las instituciones que no somos partidarias, como es el caso de Coparmex, nuestra misión es no ser opositores sistemáticos, pero tampoco dar cheques en blancos, y así es como hemos procedido a partir del 1 de diciembre cuando el Presidente Andrés Manuel López Obrador su gestión, igual que lo hicimos con Peña Nieto, Calderón y Fox”, dice Gustavo de Hoyos (1966, Monterrey).

Sobre los partidos políticos en México, el empresario de 53 años considera que las instituciones políticas han tenido aciertos, pero también han cometido grandes errores. Sin embargo sostiene que México “necesita un sistema de partidos competitivo, nada le podría pasar peor al país que tener una regresión a lo que fue la vida partidaria de lo años 60, 70, 80 y 90, en donde un solo partido tenía prácticamente el monopolio”.

– ¿Qué es “Alternativas por México” y desde cuándo lo tenía planeado la Coparmex?

–”Alternativas por México” es un programa institucional que aproximadamente hace unos seis meses autorizó nuestro Consejo Directivo y que tiene como propósito fundamental identificar, apoyar y formar a liderazgos ciudadanos, que ya existen en diversas entidades federativas, y que al día de hoy están realizando distintas actividades en favor del país.

Nosotros pretendemos llegar a estos ciudadanos, no solamente empresarios, también estudiantes, académicos, líderes sindicales, personas que están realizando activismo social, esos son el foco de interés de la Coparmex para apoyarlos. Nuestra convicción es que estos ciudadanos requieren, no solamente acompañamiento, también un respeto a sus causas para que puedan incidir de mejor manera en el quehacer púbico y la sociedad en su conjunto.

Lo que la Coparmex se ha propuesto es primero incitarlos y tratar de que tomen un proceso de formación que vamos a realizar con apoyo de distintas instituciones de educación superior, de tal manera que, por ejemplo, aprendan a integrarse mejor, a cómo incidir en los medios de comunicación, cómo manejar mejor sus redes sociales, cómo interactuar, y el objetivo final es que haya una sociedad mucho más participativa apoyada por líderes

–La Coparmex señala que esta iniciativa estará abierta a la participación de otras organizaciones de la sociedad civil que compartan los valores de la democracia liberal. ¿Ya no ve valores de la democracia liberal en los actuales partidos políticos como el PAN que tradicionalmente representaba al empresariado?

–Lo que es del PAN lo dejo a los panistas, yo no soy militante ni la Coparmex tiene alguna relación institucional con el PAN ni ningún otro partido, los vemos cotidianamente a todos ellos, pero no tenemos alguna adherencia o simpatía. Lo que nosotros sostenemos es que al margen del sistema de partidos, que desde luego creemos que debe existir un sistema de partidos competitivo, nos parece que a una democracia le hace falta el que tengamos un mayor tejido de organizaciones sociales y empresariales que participen activamente.

La premisa es que el pasado 1 de julio el país logró la mayoría de democracia electoral, sin embargo, para tener una democracia participativa eficaz falta un largo camino que recorrer, la Coparmex desde siempre ha participado en organización de debates de candidatos, ha organizado talleres desde hace 5 décadas, entonces esta iniciativa esta en ruta con lo que hemos estado haciendo, ciertamente tomó notoriedad a raíz de que el pasado domingo la revista Proceso lo publicó.

Nosotros insistimos en que esta iniciativa es institucional, no tiene dedicatoria, no va en contra de nadie ni jamás va a ser una organización política, jamás va a tener una alianza ni pacto con ningún partido. En lo que sí tenemos la convicción es que en México hay cuadros de líderes que no han contado con apoyos que cumplan con su causa.

–¿Entonces Coparmex niega que “Alternativas por México” vaya a evolucionar a un partido?

–Lo digo enfáticamente, no hay la intención, no hay el propósito ni absolutamente ninguna posibilidad de que “Alternativas por México” evolucione hacia una organización político-partidaria.

Vamos a tener participantes que están inmersos en múltiples causas, incluso puede ser que lleguemos a tener algunas personas que estén ya participando en la vida pública, y no nos afectaría ni nos molestaría para nada que un joven que esté como regidor en una determinada entidad federativa pueda recibir formación (de la iniciativa) de tal manera que haga un mejor trabajo, pero no es foco de este propósito, la realidad es que se ha mal entendido y se ha enfocado de manera incorrecta en cuál es el propósito de “Alternativas por México”.

Algunos dirán que Coparmex es crítica de la estrategia del actual Gobierno, la verdad es que hemos sido críticos por 90 años, fuimos críticos de los errores –que no fueron pocos– de la antigua administración, también los apoyamos en la cosas que creíamos convenientes como las reformas educativa y energética, y esto mismo ocurre con el actual Gobierno, no tenemos ningún problema en reconocer, acompañar y aplaudir las buenas decisiones que se han tomado.

–En los ochenta, Manuel Clouthier era uno de los empresarios con más carisma que se oponía a régimen priista, tanto así que fue candidato a la Presidencia. ¿Se puede repetir ese escenario en los siguientes meses? ¿Que surja un liderazgo así desde la cúpula empresarial?

–En el caso de Manuel Clouthier, cuando fue candidato presidencial ya tenía tiempo que había dejado de ser presidente de Coparmex y en un momento distinto tuvo su participación en la vida pública.

En Coparmex hemos tenido a hombres que en algún momento de sus vidas han decidido incursionar en la vida pública y eso no nos preocupa, es parte de lo que consideramos normal en una organización que agrupa a 36 mil empresarios, no les podemos cortar el derecho de que cualquiera de ellos tenga una aspiración, pero esta iniciativa no tiene nada que ver con lo que por ahí se señaló de que Coparmex pretende asaltar el poder.

“Alternativas por México” tiene un enfoque hacia el liderazgo ciudadano de quienes vayan a participar en causas de la ciudadanía, pero si alguna persona a título individual recibe un ofrecimiento esto será un tema separado a Coparmex, nosotros no estaremos ni promoviendo ni financiando o catapultando algún interés particular.

–¿Cómo ve a los partidos políticos de oposición en México?, ¿hay alguno que le haga contrapeso a Morena?

–Son dos temas distintos, por un lado los partidos han tenido aciertos y grandes errores, más allá de esto nosotros sostenemos categóricamente que el país necesita un sistema de partidos competitivo, nada le podría pasar peor al país que tener una regresión a lo que fue la vida partidaria de lo años 60, 70, 80 y 90, en donde un solo partido tenía prácticamente el monopolio.

Nuestra posición es que exista una competencia política, pero eso no nos ocupa, lo que nos interesa es que existan los partidos y que sean competitivos.

Por otro lado, en lo que tiene que ver con el actual Gobierno federal, nosotros pensamos que las instituciones que no somos partidarias, como es el caso de Coparmex, nuestra misión es no ser opositores sistemáticos, pero tampoco dar cheques en blancos, y así es como hemos procedido a partir del 1 de diciembre de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador su gestión, igual que lo hicimos con Peña Nieto, Calderón y Fox.

La línea de Coparmex ha sido que aquellas cosas positivas las apoyamos y si no señalarlo siempre de forma frontal presentando una propuesta alternativa.

Sin Embargo

About the Author