Global

Crece la presión para salvar el plan contra la contaminación de Madrid

La presión para salvar el cierre al tráfico del centro de Madrid contra la contaminación crece cada día. Se han pronunciado ya ecologistas, vecinos, partidos, varias ministras…Y este martes se sumó la Organización Mundial de la Salud (OMS), a través de María Neira, directora de su departamento de Salud Pública y Medio Ambiente: “Todo lo que proteja la salud no se puede tocar”. En vísperas de la manifestación convocada el sábado en la capital, es complicado encontrar algún colectivo que defienda abiertamente la moratoria que el Ayuntamiento quiere aplicar a Madrid Central, el proyecto de Manuela Carmena que restringe el acceso al centro a los vehículos más contaminantes desde diciembre pasado. El nuevo Consistorio –PP y Ciudadanos– ha anunciado que suprimirá desde el 1 de julio y en principio durante dos meses las multas por infringirlo, lo que supone eliminarlo de facto.

“Es claramente irresponsable”, ha sostenido este martes Paco Segura, coordinador de Ecologistas en Acción. Lo ha hecho en la presentación del informe anual de calidad del aire en España que realiza esta ONG y que suma argumentos para combatir la abolición de Madrid Central. La capital es la ciudad que más problemas de contaminación tuvo en 2018, año en el que la polución se redujo levemente en el conjunto de España gracias a las elevadas lluvias y la inestabilidad atmosférica. Sin embargo, pese a esa mejoría “coyuntural”, Madrid siguió encabezando los malos datos en el país, según el informe, que refleja que el 97% de la población española estuvo expuesta en 2018 a niveles de contaminación que superan las recomendaciones de la OMS.

En el caso del dióxido de nitrógeno (NO2) –que mantiene a España bajo la lupa de la Comisión Europea por los incumplimientos reiterados– se volvió a superar en Madrid el valor límite anual que fija la normativa de la UE. Otras tres zonas incurrieron también en incumplimientos: Corredor del Henares (Madrid) y las áreas metropolitanas de Barcelona y Granada. Pero solo la capital incumplió el valor límite horario en el país (los 200 microgramos de dióxido de nitrógeno por metro cúbico de aire durante más de 18 horas en un año).

Estos problemas estructurales son una de las razones que llevan a Ecologistas en Acción a defender que se mantenga el cierre del tráfico en el centro de la ciudad. Segura ha considerado un “despropósito” la supresión de un plan que empezó a aplicarse completamente en marzo (antes hubo un periodo sin multas). Eliminarlo, afirmó, es “irresponsable” y una medida que cae en la “prevaricación” y provoca un “efecto llamada” que llenará el centro de coches.

Amenaza de sanción
“No parece mínimamente razonable ni tampoco respetuosa con la calidad de vida de las personas y su salud”, ha opinado este martes la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, en unas jornadas de salud y medio ambiente en las que también ha participado en representación de la OMS María Neira. Esta doctora, que ya en diciembre defendió el ejemplo de Madrid para otras urbes, ha añadido en unas declaraciones recogidas por Europa Press: “Esperamos que en todas las ciudades, sobre todo las que tienen muchos habitantes, los planes que se pongan en marcha sean irreversible (…) cada vez más potentes para proteger la salud de los ciudadanos”. La Comisión Europea también ha advertido, bajo amenaza de sanción, de que analizará los pasos que se den para aplicar la directiva de calidad de aire, que la capital incumple desde hace una década.

Dentro de la ciudad también crece la presión en defensa de Madrid Central. La semana pasada se creó una plataforma para canalizar el descontento formada por diversos colectivos, como la FAPA Francisco Giner de los Ríos, que engloba a padres y madres de más de 800 colegios; la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos, que cuenta con más de 120.000 socios; asociaciones ciclistas como Pedalibre; y colectivos verdes como Ecologistas en Acción, Greenpeace, Fridays For Future y Madres por el Clima. Las organizaciones han convocado una manifestación el sábado, una iniciativa inédita contra un regidor recién elegido. En la plataforma se han integrado comerciantes como Laura Martínez, para quien “Madrid Central mejora el comercio”. En el lado opuesto está la Plataforma de Afectados por Madrid Central, que ha sostenido desde el principio que se perjudica el comercio. Además, la recogida de firmas en Change.org a favor de Madrid Central suma ya cerca de 220.000 apoyos.

El Ayuntamiento debe aprobar mañana la moratoria de multas si quiere que entre en vigor el lunes. Ana Barreira, directora del Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente, augura una batalla judicial si se aplica la moratoria, ya sea por la vía penal, la contencioso-administrativa o a través de una queja ante la Comisión Europea. Tanto el PSOE como Ecologistas en Acción lo llevarán automáticamente a los tribunales españoles y europeos. Y los socialistas anunciaron que pedirán medidas cautelarles para evitar que se deje sin efecto Madrid Central.

El País

About the Author