Nacional

Crecerá gasto en pensiones y bajará pago de intereses de la deuda

Para el segundo año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) prevé que el gasto neto del sector público sea de 6 billones 59.0 millones de pesos, lo que significa un incremento de 0.8%, en términos reales y respecto a lo aprobado en el 2019.

Este monto representa 23.1% del Producto Interno Bruto (PIB), de acuerdo con datos del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2020.

De este total, 60% se destinará sólo a tres rubros: el pago pensiones y jubilaciones del sector público, el costo financiero de la deuda y el gasto federalizado, en conjunto suman 3 billones 598,102.8 millones de pesos.

Al pago de pensiones y jubilaciones se destinarán 965,202.8 millones de pesos, un crecimiento real de 6.2%, respecto a lo que se aprobó para este año.

Con respecto al costo financiero de la deuda, que se refiere al pago de comisiones, intereses y amortizaciones de la deuda, Hacienda contempla destinar 732,900 millones de pesos, lo que significaría una reducción de 1.2%, frente a lo que se destinó en el 2019.

Con respecto al gasto federalizado, si se suman los ramos 28 de Participaciones, 23 de Provisiones Salariales y Económicas y el 19 de Aportaciones a Seguridad Social, totalizan un total de 1 billón 939,182.8 millones de pesos.

De esta manera, de todo el gasto total que se espera gastar en 2020, 60% se concentrará en dichos rubros que son ineludibles, dejando un menor margen de maniobra para destinar recursos a sectores prioritarios.

Tijerazo a dependencias

De acuerdo con datos del PPEF 2020, las dependencias de gobierno seguirán registrando ajustes en su gasto, en los ramos administrativos se contempla un gasto de 1,132.2 millones de pesos, esto es  2.6% menos, en términos reales y respecto a lo que se aprobó en 2019.

La dependencia que más reducirá su gasto es la Secretaría de Turismo en 44.7%, respecto del gasto que se le aprobó en 2019,  para sumar 5,000 millones de pesos.

En tanto la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano tendrá un ajuste de 43.7%, con lo que dispondrá de 10,900 millones de pesos. Mientras que la Oficina de la Presidencia tendrá un ajuste de 43.5%, con lo que su gasto será de 900 millones de pesos. Otras dependencias que aportan al crecimiento del país tendrán recortes, como es el caso de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la cual reducirá su gasto en 21.1% y ejercerá 54,400 millones de pesos.

La Secretaría de Economía, que se encarga de resolver los asuntos del nuevo T-MEC, tendrá una disminución de su gasto en 33.3%, respecto a lo aprobado en 2019, con lo que su gasto sumará 6,300 millones de pesos.

Una de las dependencias que manejará uno de los programas pilares de este gobierno es la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, la cual tendrá una reducción en su gasto de 35.8%, ejercerá 28,800 millones de pesos.

La Secretaría de Salud tendrá un recorte de 0.1%, respecto a lo que se aprobó en este año, con lo que podrá disponer de 128,600 millones de pesos.

Las ganadoras

La Secretaría de Energía es la dependencia que más incrementará su gasto, pues sus recursos se elevarán en 72% a 48,500 millones de pesos.

La Secretaría de la Función Pública, que se encargará de acabar con la corrupción en el sector público, tendrá un incremento en su presupuesto de  56.5%, con lo que dispondrá de un total de 1,500 millones de pesos.

La Secretaría del Bienestar dispondrá de 11% más de recursos que en 2019, con un total de 173,100 millones de pesos. El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tendrá 6.7% más en su presupuesto; mientras que el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) tendrá un aumento de 4.4%, respecto al 2019.

El Economista

About the Author