Nacional

Cuentas fiscales en México, en línea con lo esperado gracias a ingresos: Barclays

Las cuentas fiscales en México se desempeñan en línea con los objetivos presupuestales para este año, debido a que hay una mejora general en los ingresos, sobre todo en lo referente a la recaudación de impuestos a la gasolina, destacó Barclays.

La institución financiera inglesa señaló que a mayo pasado la ejecución fiscal del presupuesto 2019 está en línea con la meta fiscal del 1% del superávit primario del Producto Interno Bruto (PIB).

Con cifras acumuladas hasta mayo, el saldo primario es de 217,000 millones de pesos, equivalente a 0.9% del PIB, más alto que en el mismo periodo de 2018, cuando fue de 0.6% del Producto.

En un análisis, refiere que la mejora es el resultado de mayores ingresos no petroleros, en particular los ingresos tributarios, los cuales aumentaron 4.7% en términos reales de enero a mayo de 2019 respecto a igual lapso del año pasado.

El desempeño es particularmente interesante en un contexto en el que la economía mexicana está prácticamente estancada, pero se explica por una mayor recaudación de impuestos a la gasolina (66.7% anual), mientras que el Impuesto a la Renta (ISR) aumentó solo 1.6% anual, una cifra más consistente con una economía débil.

Si bien los ingresos del petróleo cayeron 17% en términos reales a tasa anual en los primeros cinco meses del año, el aumento en los ingresos tributarios es mucho mayor, por lo tanto, hay una mejora general en los ingresos.

Por el lado del gasto, Barclays reportó que los gastos totales disminuyeron 5% real anual de enero a mayo de este año, con bajas significativas en los subsidios, de 14.6%, y la inversión pública, de 16.4 por ciento.

La mayor parte de la caída en la inversión es a nivel del gobierno federal, con 50% menos, mientras que la inversión en Pemex ha aumentado 3.6% anual entre enero y mayo de este año.

Advirtió que la razón del desempeño decepcionante de la inversión en Pemex es probablemente el hecho de que el proceso de implementación de proyectos puede demorar varios meses, con lo cual la inversión en la empresa podría acelerarse en el segundo semestre del año y la producción de petróleo podría mejorar.

El Economista

About the Author