Nacional

Débil crecimiento y bajos ingresos por petróleo presionan al presupuesto: Fitch

El débil desempeño de la economía y los bajos ingresos petroleros complican el margen presupuestario para lograr el superávit primario que se requiere para mantener el equilibrio fiscal, así lo señala la calificadora Fitch Ratings en un comentario de análisis.

El documento señala que el anuncio sobre el uso de una parte de los recursos del Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios (FEIP) para compensar los bajos ingresos sin implementar recortes permitirá lograr un superávit en 2019, pero también evidencia que existe un reto para el gobierno en materia de decidir entre mantener objetivos fiscales y apoyar la economía.

Fitch estima que la economía sólo crezca alrededor de 1.0% durante 2019.

“El bajo estimado de crecimiento implica que también habrá una baja no prevista en los ingresos petroleros, esto se traducirá en un déficit de 0.8% del PIB en ingresos petroleros”, advierte el comentario del analista Charles Seville.

De acuerdo con el reporte, hay un subejercicio de 174,000 millones de pesos en el gasto proyectado por el gobierno, sin embargo, dice el analista, “es normal que se presenten subejercicios presupuestales durante el primer año de las administraciones presidenciales”.

Fitch explica que, de acuerdo con la regla fiscal, México requiere cumplir con el superávit primario de 1% para que su nivel de deuda sea consistente y la economía mantenga balance fiscal.

“Si bien el gobierno sigue comprometido con una política fiscal disciplinada, también tiene como objetivo impulsar crecimiento”.

La calificadora explica que el paquete de medidas de apoyo, anunciado recientemente, está diseñado para impulsar la actividad económica con 485,000 mdp, o el 2% del PIB, consiste en gran medida en promesas para impulsar el crédito y no indica una relajación importante en la posición fiscal, aunque, de acuerdo con Fitch, el programa de apoyo muestra que los políticos están preocupados por la desaceleración de la economía y el impacto de la estricta política fiscal, por ello, dice, será importante poner atención al presupuesto para 2020, que deberá presentarse a más tardar el 8 de septiembre próximo.

Forbes

About the Author