Estados

Denuncian que crimen organizado extorsiona a sacerdotes de El Nayar

Integrantes del crimen organizado buscan obligar a los sacerdotes para que los conduzcan por los caminos hacia alejadas comunidades o bien que sean ellos quienes los presenten con la población, al negarse son amenazados por estas células delictivas, en Del Nayar se tiene registrado un caso y el obispo de la Diócesis de Tepic que abarca casi todo el territorio nayarita y parte del estado de Jalisco, Artemio Florez Calzada, expresó que con esto se pierde la tranquilidad de ejercer el ministerio.

“Muchas veces buscan que habitantes los conduzcan para llevar su droga por los caminos que ellos conocen, y al negarse a guiarlos, los sacerdotes son la opción porque conocen las rutas de los poblados y los criminales quisieran conocer esos lugares, pero los católicos no nos podemos prestar a ayudar al mal”.

“Si se necesita dar la vida hay que darla pero bueno también hay que tener cuidado, tampoco pues ponernos así tan fácilmente”, dijo Flores Calzada quien reiteró la nobleza de los sacerdotes católicos quienes a pesar de estos sucesos ellos no se retiran de las iglesias y siguen predicando la palabra de Dios.

El obispo dijo que desde la familia se debe trabajar en la reestructuración del tejido social y con ello habrá más hombres y mujeres de bien.

Entrevistado al respecto, el secretario de Seguridad Pública de Nayarit, Jorge Benito Martínez señaló que hasta este día no se tiene ninguna denuncia en ese tema: “Nosotros no tenemos ninguna queja, ninguna denuncia no creemos que ellos por su calidad de personas de paz, de buena voluntad, tengan situaciones o vean situaciones que para ellos se les considere no ordinarias o que se alarma de manera extraordinaria”.

Aunque reconoció que en Del Nayar (el municipio más pobre de Nayarit) había ingreso de “gavillas del estado de Durango como de Zacatecas, entonces tenemos mayor vigilancia en carreteras y en municipios”.

El encargado de la seguridad pública en la entidad expresó que con los operativos que se tienen coordinado en toda esa zona serrana se garantiza que la población pueda hacer una vida ordinaria.

La Jornada

About the Author