Global

Detenido en Sevilla un militar de la comitiva de Jair Bolsonaro con 39 kilos de cocaína

La Guardia Civil detuvo este martes en el aeropuerto de Sevilla con 39 kilos de cocaína al sargento Manoel Silva Rodrigues, miembro de la tripulación de uno de los aviones de la Fuerza Aérea Brasileña que utiliza el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en sus desplazamientos internacionales, según confirmaron a EL PAÍS fuentes de la investigación.

El arresto se produjo cuando el avión hizo escala sobre las dos de la tarde en el aeródromo de la capital andaluza rumbo a Osaka (Japón) como avión de reserva para el mandatario brasileño, que viajaba en otro aparato para participar en la reunión del G20 que se celebra mañana en la ciudad nipona. El Ministerio de Defensa de Brasil emitió una nota en la que confirmó el arresto del militar por tráfico de estupefacientes. Bolsonaro también lanzó un tuit sobre el suceso. El titular del Juzgado de Instrucción 11 de Sevilla ordenó ayer el ingreso en prisión provisional y sin fianza del detenido acusado de un delito contra la salud pública.

Fuentes de la Guardia Civil detallan que la detección de la droga y el posterior arresto del militar se produjo cuando la veintena de militares que forman parte de la tripulación y sus equipajes pasaron el preceptivo control aduanero a su llegada al aeropuerto de Sevilla. El ahora detenido, un suboficial de 38 años de edad cuya identidad no ha sido facilitada, había descendido del avión con un portatrajes y una maleta de mano. Cuando los agentes españoles registraron esta última, descubrieron que iba repleta con 37 paquetes de algo más de un kilo cada uno cuyo contenido resultó ser cocaína. “Ni siquiera estaban camuflados entre ropa”, destacan fuentes del instituto armado.

Tras su arresto, el militar fue trasladado a dependencias de la Comandancia de Montequinto, en la capital andaluza, desde la que este miércoles ha pasado a disposición judicial y, posteriormente, ingresado en prisión. La Guardia Civil investiga ahora cuál era el destino final de la droga por si fuera España. El avión de la Fuerza Aérea Brasileña partió con el resto de la tripulación la misma tarde del martes rumbo a Japón. Bolsonaro anunció en su cuenta de Twitter que ha pedido a su ministro de Defensa la “inmediata colaboración” con la policía española. El Ministerio de Defensa, por su parte, señaló en un comunicado que “repudia” los actos del militar y que colaborará con las autoridades españolas en la investigación.

El presidente de Brasil cambió este martes por la noche la ruta de su viaje a Japón, según ha informado el portal UOL. Tras despegar en Brasilia, Bolsonaro debía hacer escala en Sevilla, pero a última hora de la noche su agenda mostraba Lisboa como nueva escala del plan de vuelo. El gabinete de prensa del presidente no explicó el motivo del cambio y si el mismo está relacionado con la aprehensión de la droga a un miembro de su comitiva.

No es la primera vez que miembros de la Fuerza Aérea de Brasil usan su condición de militares para traficar con estupefacientes. El pasado abril, el Tribunal Superior Militar brasileño decretó la expulsión del ejército de un teniente coronel por su implicación en el transporte de 33 kilos de cocaína en 1999. Aquella aeronave iba a hacer escala en el aeródromo de las Palmas de Gran Canaria rumbo a Francia, su destino final. Otros dos implicados en aquellos hechos ya habían perdido su condición de militar por este caso. El teniente coronel fue condenado a 16 años de prisión por integrar una “red especializada en el tráfico internacional de cocaína” ayudándose de los aviones de la Fuerza Aérea.

El País

About the Author