Global

EE UU califica la Guardia Revolucionaria de Irán como “grupo terrorista”

Donald Trump ha anunciado este lunes que Estados Unidos declarará a la Guardia Revolucionaria de Irán, el cuerpo militar de élite del país, como “organización terrorista extranjera”, en una acción que busca elevar la presión al régimen de Teherán. Se trata de la primera vez que Estados Unidos califica de grupo terrorista a “una parte de un Gobierno extranjero”, señala la Casa Blanca en un comunicado.

“Este paso sin precedentes, dirigido por el Departamento de Estado, reconoce la realidad de que Irán no solo es un Estado patrocinador del terrorismo, sino que la Guardia Revolucionaria participa activamente, financia y promueve el terrorismo como una herramienta política”, dice el comunicado. El secretario de Estado, Mike Pompeo, ha estado detrás de este cambio en la política estadounidense, que supone un paso más en la reciente escalada en la retórica contra Irán.

La Administración Trump confía en que la medida, que entrará en efecto el 16 de abril, contribuirá al aislamiento de Irán y a dejar claro que Estados Unidos no tolerará el apoyo de Teherán a grupos que desestabilicen Oriente Próximo. La Guardia Revolucionaria y el Parlamento iraní han advertido a EE UU, según Reuters, de que tomarían represalias si llevaba a cabo la medida.

“Esta acción expande significativamente el alcance y la escala de nuestra presión máxima al régimen iraní”, prosigue el comunicado. “Deja claros los riesgos de prestar apoyo o realizar negocios con la Guardia Revolucionaria. Si usted hace negocios con la Guardia Revolucionaria, estará financiando el terrorismo”.

La calificación permite a EE UU actuar judicialmente, por violación de sanciones, contra individuos o empresas que presten apoyo material a la Guardia Revolucionaria o a sus afiliados. También podría entrañar complicaciones diplomáticas, al impedir a militares o diplomáticos estadounidenses contactar con autoridades iraquíes o libanesas que interactúen con los pasdaran (término persa con el que se conoce a los miembros de este ejército ideológico). Oficiales del Ejército y los servicios de inteligencia estadounidenses vienen expresando su preocupación por este potencial efecto colateral de una medida que Washington lleva años estudiando.

Mandos del Pentágono y la CIA, según The New York Times, se oponen a una medida que podría permitir a oficiales iraníes justificar operaciones contra unidades de las Operaciones Especiales y de la CIA desplegados en el extranjero.

Estados Unidos considera que el régimen iraní “emplea el terrorismo como herramienta central de su política y utiliza a la Guardia Revolucionaria para dirigir y llevar a cabo su campaña terrorista global”. Además, según la Casa Blanca, la Guardia Revolucionaria “proporciona financiación, equipamiento, entrenamiento, personal y apoyo logístico a grupos terroristas”. Washington considera que la opaca estructura de la Guardia Revolucionaria sirve de tapadera a actividades terroristas que amenazan a Israel y a las fuerzas europeas y estadounidenses.

El anuncio se produce en la víspera de las elecciones en Israel, en las que el primer ministro Benjamín Netanyahu, apoyado por Trump y clave en su estrategia para Oriente Próximo, busca la reelección con promesas de combatir con dureza la amenaza de Irán en la región.

La Guardia Revolucionaria es una organización fundada por el ayatolá Jomeini, en la estela de la Revolución Islámica de 1979, que actúa independientemente del ejército regular y tiene como misión la defensa del régimen de cualquier tipo de amenaza. Hoy es el cuerpo militar más importante de Irán, con importantes intereses económicos en el país. El Departamento de Estado considera en la actualidad a sesenta grupos como organizaciones terroristas internacionales, incluidos Al Qaeda, el Estado Islámico y Hezbolá.

El País

About the Author