Nacional

El gasoducto marino sur Texas-Tuxpan, realizado por IEnova y TransCanada, inicia operaciones

El consorcio Infraestructura Marina del Golfo (“IMG”) conformado por IEnova y TC Energy anunciaron la entrada en operaciones del gasoducto marino sur Texas-Tuxpan.

En un comunicado dado a conocer a través de la Bolsa Mexicana de Valores, IMG apuntó este martes que requirió una inversión de aproximadamente dos mil 600 millones de dólares, siendo “uno de los proyectos de infraestructura más importantes del país en los últimos años”.

“El gasoducto tiene la capacidad de transportar dos mil 600 millones de pies cúbicos diarios de gas natural, incrementando la capacidad de importación de este hidrocarburo a México en aproximadamente 40 por ciento y asegurando el abastecimiento en zonas que hoy presentan déficit de suministro”, afirmó el grupo empresarial.

ACUERDO CON EMPRESAS

El 27 de agosto el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que ya quedó arreglada la controversia por los gasoductos y sus concesiones a las empresas IEnova, TransCanada y Carso Energía.

“Hicimos un llamado a los empresarios para buscar un acuerdo. Tenemos que agradecer el día de hoy la voluntad de los empresarios para llegar a un acuerdo mediante el diálogo, poniendo por delante el interés nacional y considerando también el interés de las empresas, el interés legítimo de las empresas. Se logró por fin un acuerdo”, dijo durante su conferencia de prensa matutina.

Desde Palacio Nacional, el Jefe del Ejecutivo federal destacó la voluntad y disposición al diálogo que mostró cada uno de los empresarios, debido a que legalmente ya se habían firmado los contratos, los cuales eran considerados “dañinos” para la Hacienda Pública.

“Por eso se acudió a los dueños de las empresas, para que haciendo a un lado los compromisos legales, se llegara aun acuerdo en beneficio de todos”, apuntó el mandatario.

El 11 de septiembre el mandatario mexicano anunció que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) llegó a un acuerdo con la empresa Fermaca para la renegociación de dos gasoductos que abastecen de energía al país.

“De cinco, había quedado pendiente una empresa con dos gasoductos y afortunadamente ya se llegó a un acuerdo”, destacó el mandatario durante su conferencia matutina.

EMPRESAS DEMANDAN

Las empresas que demandaron al Gobierno de México por la renegociación de contratos para operar gasoductos con la CFE fueron IEnova y TransCanada.

Durante la conferencia mañanera del 24 de julio, el Presidente soltó la noticia. Dijo que había una negociación, porque “según nosotros se abusó en unos contratos de construcción de los gasoductos”.

Las empresas que tienen la concesión para operar siete gasoductos entablaron mesas de trabajo con la CFE, luego de que el Presidente denunció que se trataba de “contratos leoninos”. El titular de la Comisión, Manuel Bartlett Díaz, agregó que en la licitación de los gasoductos no se llegó al periodo operativo debido a negociaciones no logradas, amparos o problemas en la construcción de los ductos.

López Obrador sostuvo que otra anomalía que se encontró fue que los contratos no fueron firmados por los consejos de administración o por el Consejo de Administración de la CFE y tampoco el director, en ese entonces, Enrique Ochoa Reza, hoy diputado del PRI.

Añadió que se le ordenó firmar dichos contratos a funcionarios menores, pero que ahora estaban “buscando un acuerdo, porque las tarifas que quieren cobrarle a la Comisión Federal de Electricidad, están por las nubes”.

CONSTRUCCIÓN DEL GASODUCTO

El 11 de junio Las firmas TC Energy Corporation e IEnova anunciaron la culminación de la construcción de un gasoducto marino que conecta el sur de Texas (EU) con la ciudad mexicana de Tuxpan tras una inversión de dos mil 500 millones de dólares.

Consideraron que su uso incrementará “el desarrollo económico en el país, en línea con los objetivos del Gobierno de México”.

Se espera que el gasoducto Sur de Texas-Tuxpan -que representa la inversión extranjera directa más elevada del año 2017- incremente en un 40 por ciento la capacidad actual de importación de gas natural del país.

Asimismo, ambas empresas consideraron que “abastecerá un combustible más limpio y eficiente para la generación de energía eléctrica y el desarrollo de la industria”.

El proyecto incluyó la construcción de la estación de compresión más grande de todo el país en Altamira, en el nororiental estado de Tamaulipas, y la creación de tres mil empleos durante la fase constructiva.

El ducto tiene una extensión de 772 kilómetros. Corre mar adentro desde la frontera con Estados Unidos, cerca de la ciudad de Brownsville, Texas, hasta Altamira, cerca de la ciudad de Tampico, en el estado mexicano de Tamaulipas. Desde este punto continúa su recorrido hacia Tuxpan, en el oriental estado de Veracruz.

En tierra, el gasoducto proveerá a México de gas natural mediante sus conexiones con los ductos de TC Energía de Tamazunchale (estado de San Luis Potosí) y Tula (Hidalgo), así como con el Sistema de Transporte y Almacenamiento Nacional Integrado de Gas Natural (Sistrangas).

Sin Embargo

About the Author