Nacional

“Empujoncito” de $485 mil millones alista SHCP para la economía

El gobierno de México anunció ayer medidas contracíclicas de corto plazo para dar un empujoncito a la economía nacional, para las cuales destinará 485 mil millones de pesos.

Ello, ante un entorno económico global que va por una fase menos dinámica por las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y por conflictos geopolíticos en diversas regiones del mundo, a lo cual la economía mexicana no es ajena.

Las acciones también se anuncian a dos días de que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía difunda los datos sobre el comportamiento del producto interno bruto (PIB) durante el segundo trimestre del año. Expertos prevén una contracción de 0.1 por ciento en el periodo y de 0.9 anual.

El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera, afirmó: Nada de esos recursos tiene impacto en el presupuesto. Ya los teníamos en el Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin), pero no estaban siendo utilizados o bien en desdoblamiento, lo que permite a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), bajo los títulos de concesión actuales, aprobarlos. El que viene de la banca de desarrollo ya existe, pero no estaba siendo usado. Esas acciones incluyen inversiones en infraestructura, créditos al consumo e inversión para que tengan impacto inmediato.

Serán 18 proyectos de infraestructura, con inversión privada y estatal, precisó Javier Jiménez Espriú, titular de la SCT.

Así, se acelerarán las licitaciones de 2020 para agosto, septiembre y octubre próximos.

Gabriel Yorio González, titular de la Unidad de Crédito Público, explicó que a los 18 proyectos se destinarán 50 mil millones de pesos. Ochenta por ciento es de participación privada, es decir, 40 mil millones de pesos serán puestos en un esquema de participación público-privada o uno en el que el sector privado podría participar. El resto sería del Fonadin y de gobierno estatales.

Las medidas se toman en un entorno de incertidumbre global para dar un “empujoncito “a la actividad económica, dijo Herrera.

Explicó que la economía mundial experimenta desaceleración, cuyos principales precursores son factores de incertidumbre relacionados con tensiones comerciales, principalmente entre Estados Unidos y China, y tensiones geopolíticas en algunas regiones del mundo, entre las que destacan la salida de Reino Unido de la Unión Europea y conflictos de diversa índole en Medio Oriente.

La banca de desarrollo otorgará 1.2 millones de créditos al consumo por conducto del Fonacot, para que los mexicanos puedan acceder a la compra de útiles y uniformes escolares con tasas de interés de entre el 16 y 22 por ciento.

El Fonacot recibirá una línea de crédito del Banco del Bienestar, que tenía capital subutilizado, apuntó Herrera.

También se pondrá a disposición de personas que no tienen cómo comprobar ingresos un programa para otorgar créditos hipotecarios por hasta 1.5 millones de pesos que serán entregados a través de la Sociedad Hipotecaria Federal y bancos comerciales, entre los cuales la primera institución es HSBC.

Para acelerar la creación de infraestructura se canalizarán 50 mil millones de pesos, sin impacto presupuestal, en diferentes regiones del país. El gobierno, junto con la iniciativa privada, trabajará en proyectos del sector carretero, hidráulico, transporte y desarrollo urbano, así como para telecomunicaciones y el manejo de residuos sólidos.

Destaca el proyecto del Sistema Integral para el Manejo Ecológico y Procesamiento de Desechos en Nuevo León, por más 10 mil millones de pesos; el de transporte urbano en Ciudad Juárez, Chihuahua, por más 2 mil millones, y la planta desaladora Los Cabos, en Baja California Sur, por mil millones.

Por otra parte, mediante la banca de desarrollo se otorgarán nuevos créditos y garantías a más de 130 mil pequeñas y medianas empresas, así como a 370 mil micronegocios, detonando financiamiento hasta por 270 mil millones de pesos, fortaleciendo y modernizando este sector. Asimismo, se ampliará el programa Cadenas Productivas de Nacional Financiera (Nafin) para apoyar a 16 mil nuevas micro, pequeñas y medianas empresas proveedoras del gobierno.

Se abren ventanillas únicas en Nafin y el Banco de Comercio Exterior (Bancomext) para agilizar el proceso de análisis, aprobación y otorgamiento de créditos.

Nafin atenderá a todos los contratistas de Petróleos Mexicanos y proveedores del gobierno federal que requieran financiamiento.

El Bancomext atenderá los proyectos de los sectores de energía y minería.

Mediante el Fideicomiso Instituido en Relación con la Agricultura y Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero se beneficiará a más de 500 mil productores del sector agroalimentario de la región Sur-Sureste del país.

Además, se otorgará financiamiento hasta por 50 mil millones de pesos para integrar cadenas de valor, modernización de infraestructura y agrologística (procesar, almacenar, refrigerar, transportar, etcétera).

Por último, las contrataciones del gobierno vinculadas con procesos de este año y licitaciones anticipadas 2020 de bienes y servicios alcanzarán 116 mil millones de pesos, permitiendo a diversas empresas adelantar sus proyectos de proveeduría al sector público.

La SHCP adelantó que a partir de mañana el nuevo subsecretario de la dependencia será Gabriel Yorio González.

Además de Arturo Herrera y de Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes, estuvo en la conferencia de prensa, realizada en Palacio Nacional, José de Luna Martínez, titular de la Unidad de Banca de Desarrollo.

La Jornada

About the Author