Nacional

¡Es la economía, Andrés Manuel!

+ Empleo se desploma en 39 por ciento

+ Las cifras que AMLO quiere ignorar

No es antilopezobradorismo. Se llama realismo económico.

A través de esta columna se escribieron y documentaron, en su momento, los malos resultados durante el Gobierno de Peña Nieto. Crecimiento mediocre. Corrupción fuera de control. Incremento de la pobreza. Hoy, con Andrés Manuel López Obrador en la presidencia, no tiene porqué ser diferente la tarea periodística. Se trata de la economía de todos. Las malas decisiones y los caprichos desde Los Pinos o Palacio Nacional, atañen y afectan sin excepción. Allí están las lecciones históricas y las crisis económicas de López Portillo y de Salinas de Gortari. Los presidentes se van. Y los demás nos quedamos.

¿En base a qué se mide el Gobierno en materia económica?

En las cifras.

¿Quiénes ofrecen esas cifras?

Banco de México, INEGI, los indicadores económicos, las calificadoras, los organismos internacionales, las empresas y medios de prestigio y respeto. Sí, como el Financial Times o The Wall Street Journal, por citar dos ejemplos globales.

¿Y qué nos dicen las cifras en el Gobierno de AMLO?

Economía estancada. Desempleo galopante. Que estamos a centímetros de la recesión económica.

¿Y qué está haciendo el Presidente?

Descalificar esas cifras. Ofrecer “otros datos” que se saca de la manga y de su volatilidad emocional. Insultar a quienes lo contradicen. Jugar con la economía de todos.

¿Cuál es el riesgo mayor?

Que estalle una crisis económica de graves consecuencias para millones de mexicanos.

¿Acaso es tan difícil de entender?

¡Es la economía, Andrés Manuel!

*****

Cifras. Escenarios. Riesgos. Alertas. Echemos un vistazo a la rotundez e irrebatibilidad de los hechos consumados, incluyendo, por supuesto, los factores peso-dólar e inflación que tanto cacarea AMLO a su favor en sus homilías mañaneras:

1) La economía mexicana se encuentra en “recesión técnica”, alertó el Bank of América el pasado 11 de julio.

2) “México se está deslizando hacia una recesión, incluso a medida que la economía de los Estados Unidos crece. Es la primera vez en 25 años que los ciclos económicos de los vecinos se han desincronizado”, advirtió The Wall Street Journal. EU ha crecido 3.1 por ciento en el año. México registra 0.1 por ciento. “Tenemos una economía estancada”, reconoció el subgobernador de Banxico, Jonathan Heath, en entrevista con BBC Mundo.

3) La creación de empleos cayó 39 por ciento durante el primer semestre de este Gobierno. (Fuente: IMSS). Es la peor cifra desde el 2009, cuando estalló la crisis detonada desde Estados Unidos en el sector inmobiliario. El llamado Efecto Jazz.

4) En junio pasado, se perdieron 14,244 empleos formales. (Fuente: México ¿cómo vamos?/IMSS)

5) La situación en el IMSS entra a terapia intensiva: al cierre del 2018, el instituto registró un superávit por 14,766 millones de pesos. Hoy, prevé un uso creciente de sus reservas financieras a partir del 2020, de acuerdo al informe al Ejecutivo Federal y al Congreso de la Unión sobre la situación financiera del IMSS. (María del Pilar Martínez/El Economista-10-julio-2019).

6) Durante mayo, la industria de la construcción – el parámetro más fiel del comportamiento económico de cualquier país-, cayó -6.2 por ciento. Es una cifra más que preocupante. (Fuente: INEGI).

7) La actividad industrial hasta mayo se desplomó en 3.1 por ciento anual, algo no visto desde 2009, reportó el INEGI. Durante 8 meses consecutivos no ha registrado crecimiento.

8) La industria manufacturera también observó una caída: -0.2 por ciento en el mismo mes (INEGI).

9) Al cierre de mayo, la deuda pública llegó a un nuevo máximo histórico: 11,237 billones de pesos. (Fuente: Hacienda).

10) ¿Por qué los medios no dicen que el peso es la moneda que más se ha fortalecido en el mundo con relación al dólar?, reclamó AMLO. Pero la pregunta, en todo caso, es: ¿a costa de qué se ha fortalecido nuestra moneda? A costa del mal desempeño del dólar que apenas se está reponiendo de la parálisis en el Gobierno de EU al inicio del año, y por las altas tasas de interés que está pagando el Gobierno mexicano. Es decir: es una fortaleza artificial.

11) ¿Por qué no dicen que hay menos inflación que antes?, planteó AMLO. En realidad, su afirmación es parcializada: la inflación anual hasta mayo pasado se ubicó en 4.28 por ciento, por encima del 3 por ciento que tenía como pronóstico el Banco de México, aunque aún falta promediar los meses restantes del 2019, sobre todo diciembre, cuando suelen elevarse los precios. 2018 cerró con una inflación anual promedio del 4.8 por ciento. Así que prácticamente estarían ubicándose al mismo nivel. (En todo caso, los bolsillos de millones de mexicanos han resentido aumentos de precios que van del 10 al 20 por ciento en promedio. Fuente: la realidad).

12) “La confianza empresarial, que ya era inestable, se ha visto aún más dañada”, advirtió WSJ tras la renuncia de Carlos Urzúa a la SHCP.

13) “López Obrador debe aceptar la realidad económica de México, los retos ante Estados Unidos y el flujo de migrantes…”, recomendó The Financial Times. AMLO pidió públicamente al diario que se disculpara con el país (¿?).

*****

Allí están las cifras. Los escenarios. Las advertencias.

Y la terquedad del Presidente de México que basa su estrategia económica en cuatro pilares: su ideología, su aldeanismo, sus prejuicios y su ignorancia.

“La economía no es un sector que me preocupe porque sigue creciendo…”, dijo AMLO el domingo pasado. Haría bien en preocuparse porque las cifras tienen encendidos algunos focos rojos.

Aunque, para desgracia, López Obrador siempre traerá “otros datos”. Equivocados, en la mayoría de las ocasiones.

Sin Embargo

About the Author