Nacional

Especialistas anticipan PIB de 0.79% este año

Especialistas del sector privado consultados por Banco de México (Banxico) recortaron su expectativa de crecimiento para México de 1.13% en junio a 0.79% en julio. Éste es el pronóstico más bajo de expansión para el PIB recabado desde el triunfo en las urnas del presidente Andrés Manuel López Obrador, cuando estaba en 2.17% la media estimada de crecimiento. Además, se completan 10 meses de recortes en las proyecciones recogidas por el banco central, e incorpora el mayor ajuste del pronóstico mes a mes registrado para este año, de 0.34 puntos porcentuales.

Los expertos identificaron la incertidumbre por la política y economía internas como el principal factor que podría obstaculizar el crecimiento de la actividad en los próximos 12 meses. Y detallaron que la política de gasto público es también uno de los factores de mayor preocupación para el desempeño de la economía.

El deterioro de las expectativas abarcó también el 2020. Los 36 especialistas consultados por Banxico estiman un crecimiento de 1.47% para el año próximo, que es inferior a 1.66% que fue el pronóstico medio registrado en junio, y se encuentra lejos de 2.29% que anticipaban en julio del año pasado.

De acuerdo con los resultados, para el 2021 la economía conseguirá una expansión de 1.94%, pronóstico que también incorpora un recorte desde 1.96% previsto el mes anterior, lejos de 2.18% que previeron en diciembre del año pasado, cuando comenzaron a recabar las estimaciones para el tercer año del gobierno.

Las respuestas fueron recogidas entre el 22 y 30 de julio, por tanto no incorporan aún la estadística oportuna del PIB al segundo trimestre, que arrojó un avance de 0.1% con cifras desestacionalizadas.

Más preocupados
De acuerdo con los resultados, se observa un avance en la preocupación de analistas consultados acerca del rumbo ante la incertidumbre sobre la situación de la economía interna como factor de presión, que ha subido de 5.8% en diciembre a 6.2% que identifican ahora, por ello lo ubican como uno más de los obstáculos del crecimiento.

Por tercer mes consecutivo, no hay un solo experto que se sienta optimista sobre el futuro de México. Ahora, 77% de los analistas estima que es un mal momento para realizar inversiones y 6% dice que es buen momento.

Incluso en el 2009, con seis meses de avance en la crisis financiera mundial, y el arranque de la recesión en México, los inversionistas no descartaban que el momento fuera propicio para hacer inversiones.

En un apartado de la encuesta mensual de Banxico, se observa que el deterioro en las previsiones de la economía refleja el aumento del pesimismo de los inversionistas.

Así, se entiende que al arranque del mes sólo 11% de los especialistas consultados considera que mejorará el clima de negocios, una proporción que es similar al dato del mes previo. Mientras, 54% de los especialistas consultados considera que empeorará, contra 42% del mes anterior.

Tras reporte del PIB, Obrador pide esperar
“Vamos a esperar porque es el primer semestre”, expresó el presidente Andrés Manuel López Obrador sobre la vialidad de que la economía crezca a 2% al final del año como prevé, dado que el Inegi reportó un crecimiento de apenas 0.1% en el segundo trimestre del año.

“Vamos a esperar porque es el primer semestre. Lo importante es que se pronosticaba que técnicamente íbamos a entrar en recesión, y no fue así. Desde luego ahora viene el que podamos crecer a 2% a finales de año. Se están arreglando las cosas para que haya más crecimiento y acompañado de desarrollo, porque, insisto, crecimiento es hacer dinero; y desarrollo es hacer dinero y distribuirlo, que les llegue a todos”.

Planteó que lo que más le interesaba al inicio de su gobierno era que creciera el consumo interno, lo cual —dijo— se está cumpliendo.

“A mí me importa mucho que la gente tenga para comprar abajo, que se compre en los mercados, en las tiendas de abarrotes, en los centros comerciales; aquí en el centro, que haya movimiento, que haya consumo. Tengo información de que se está dando. No hay, por poner un ejemplo, restaurantes vacíos en la Ciudad de México, no sé qué esté pasando en todo el país, pero estoy al tanto; y abajo sí sé cómo están los mercados, las plazas, y hay circulante. Está bien la economía popular, desde luego, va a haber más crecimiento”, expuso.

Planteó que esperará también el anuncio del Banco de México acerca de las tasas de interés que aplicará, y reiteró que respetará su autonomía. (Con información de Jorge Monroy)

El Economista

About the Author