Nacional

Falta de transparencia en proyectos alimenta la incertidumbre: Fitch

En la medida que la transparencia no exista, que los procesos de adjudicación de proyectos sean más opacos, y que el gobierno federal no emita un mensaje claro y definido sobre sus políticas, se alimentará la incertidumbre del mercado y de los inversionistas, advirtió la analista de infraestructura en Fitch, Astra Castillo.

“La incertidumbre e indefinición son factores negativos para las expectativas del mercado y pueden derivar en un estancamiento de las inversiones, en el encarecimiento de las mismas o en las dos”, aseguró.
Entrevistada por El Economista al término de su participación en una de las sesiones del Foro de Fitch 2019, dijo que la curva de aprendizaje que está presentando el gobierno actual en el tema de infraestructura no difiere de la que se ha visto en sexenios anteriores.

“Pasa en cada sexenio. Ahora no conocemos aún el Plan Nacional de Infraestructura, pero en el pasado han presentado hasta 189 proyectos y resulta que al final del sexenio, se revisa su cumplimiento y vemos que sólo alcanzaron a materializar 30 o 40 por ciento. Ya lo hemos visto. No nos sorprendería, pero claramente está administración tiene una atención mediática mayor”.

La expectativa que genera en la agencia calificadora la presentación, que no se ha dado, del citado Plan Nacional de Infraestructura tiene que ver con el flujo de capitales productivos que podrían atraer y el desarrollo regional que generarían.

Sin detalles
Sobre los cuatro proyectos emblemáticos del gobierno: Tren Maya, Tren del Istmo de Tehuantepec, el aeropuerto de Santa Lucía y la refinería de Dos Bocas, detalló que mientras no tengan un contrato en las manos o un proyecto de construcción oficial, no pueden emitir opinión alguna.

“No sabemos cuánto costará ni cómo planean financiarlos. Por ahora son ideas abstractas que en efecto han despertado interés, pero no podemos emitir opiniones sobre algo que no conocemos en detalle.

“Estamos a la expectativa de ver cómo se definirán, pues son proyectos importantes que representarán grandes inversiones. Los escuchamos desde campaña, sabemos lo mismo que ustedes: ya pusieron la primera piedra de Dos Bocas, la indefinición sobre el aeropuerto de Santa Lucía, pero nada concreto.

“Si se construyen en mayor o menor medida generarán desarrollo en el sitio donde se realizarán y atraerán capital productivo. Pero sin un plan concreto, con números y proyecciones, estamos a la expectativa”.

El Economista

About the Author