Nacional

“Falta un entorno de confianza para invertir en México”: IMEF

El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) volvió a reducir su expectativa de crecimiento económico para el 2019, de 1.2% que estimaba en junio de este año a 0.9%; lo mismo para el 2020, su estimación para el Producto Interno Bruto (PIB) del país pasó de 1.7% a 1.5 por ciento.

Fernando López Macari, presidente nacional del IMEF, comentó que, una de las razones por las que se está desacelerando la economía es que no se está generando un entorno de confianza a los inversionistas, lo cual ha detenido el dinamismo de actividades como la construcción.

“La economía mexicana se está desacelerando más de lo anticipado (…) Falta una generación de confianza para invertir, se han tenido decisiones del gobierno que no están generando la confianza necesaria para que se reactiven los proyectos de inversión”, dijo en conferencia de prensa.

Desde que inició el año, mencionó que la economía mexicana se ha visto afectada por un panorama global complejo y por situaciones internas como la falta de suministro de gasolina que se dio por la lucha contra el robo de combustible, las huelgas en diferentes partes del país y el paro de diversas obras públicas en la Ciudad de México.

A inicios del año, el IMEF estimaba que la economía mexicana presentaría un crecimiento de 1.70%; en febrero, marzo y abril mantuvo su expectativa en 1.5%, pero a partir de mayo la fue reduciendo cada mes hasta llegar a 0.9 por ciento.

“En la medida en que se reduzca la expectativa del PIB, se tiene un menor margen de maniobra para poder implementar políticas públicas que generen un mayor avance económico”, aseveró el presidente del IMEF.

Gabriel Casillas, presidente del comité nacional de Estudios Económicos del IMEF, agregó que lo que está pasando en el país no es tanto un tema de políticas públicas que se están instrumentando, sino el ambiente de confianza que no se está generando, tanto para inversionistas como para consumidores.

“Es muy sencillo generar la confianza, 84% de la economía mexicana es sector privado, en el caso de Brasil es 65%, entonces, es fácil dar el cambio, se trata precisamente de no parar estas políticas públicas o de dejarlas de propiciar”, expuso en referencia a que en el Plan de Negocios de Petróleos Mexicanos (Pemex) no sé consideran los farmouts y que se quieran eliminar algunos contratos que ya había hecho la Comisión Federal de Electricidad.

Con lo anterior, el IMEF se suma a la visión que tienen diversos organismos sobre la economía mexicana como el Fondo Monetario Internacional que redujo su expectativa de crecimiento de 1.6 a 0.9%, el Banco de México disminuyó su estimación de 1.6 a 1.3%; Citibanamex de 1.2 a 0.9% y UBS de 1.2 a 0.5%, por mencionar algunos.

Dichas estimaciones se encuentran por debajo de la expectativa de crecimiento que ha mantenido la Secretaría de Hacienda de un promedio de 1.6%, con un rango entre 2.1% y 1.1 por ciento.

Piden un plan adicional
El IMEF hizo un llamado a la Secretaría de Hacienda para que presente un plan adicional al plan de negocios de Pemex, para explicar detalladamente cómo van a compensar los ingresos faltantes por el apoyo fiscal que se le dará a la petrolera.

“Con el combate a la evasión fiscal y la eliminación de la compensación universal, este año no habrá problema de recaudación, pero hacia adelante, para poder continuar haciendo los apoyos a Pemex, van a tener que hacer mayores recortes o una reforma fiscal”, aseveró Casillas.

En este sentido, enfatizó que, con o sin la ayuda a Pemex, el país requiere de una reforma fiscal integral que incentive las inversiones del país y que amplíe la base tributaria.

“Se puede bajar el Impuesto sobre el Valor Agregado a 15% y el Impuesto sobre la Renta de 30% hasta 21% y se recaudaría lo mismo, sólo hay que hacer que los bienes y servicios que están exentos de IVA ya no lo estén, si se generaliza el IVA tendríamos mayor recaudación”.

El Economista

About the Author