Global

Fox News es el jefe de gabinete no oficial del presidente Trump

1.9

En Fox news durante la noche de las elecciones, enormes alertas rojas de noticias  iluminaron el pequeño patio afuera del Studio F de Fox News en la avenida de las Américas de Nueva York donde Bret Baier y Martha MacCallum fueron los anfitriones de la cobertura.

Se suponía que este día era muy especial para los periodistas de la cadena. Pero 24 horas previas se había expuesto la propagación de fisuras en el canal, que se encuentra en medio de su propia versión de una guerra civil, con enfrentamientos entre presentadores de noticias, expertos y directivos del canal.

Uno de esos momentos de tensión se vivió el 5 de noviembre pasado, cuando el presentador de la cadena de noticias Sean Hannity participó en un acto de campaña a favor de los republicanos acompañado del presidente Donald Trump.

Reprenden a presentador

La cadena de noticias declaró que no aprobaba la participación de Hannity. Fox calificó el incidente de “una distracción desafortunada” e indicó que había manejado el asunto, pero no detalló la forma en que lo hizo.

Hannity, quien había dicho que sólo entrevistaría a Trump y no se subiría al escenario, tuiteó que “fui cien por ciento honesto” cuando había tuiteado que “no me subiré a la tarima para hacer campaña con el presidente”.

Hannity dijo que la invitación de Trump a unirse a él en el escenario fue inesperada, algo que muchos en el canal no creyeron.

Usualmente los periodistas no se inmiscuyen en campañas políticas para evitar que sus medios sean vistos como parciales y algunos incluso se abstienen de votar por esta razón.

Inicialmente Fox News había resistido cuando la campaña de Trump anunció que Hannity sería su “invitado especial” en la concentración de Missouri. El canal insistió en que Hannity sólo iba a cubrir el evento.

Ya van dos veces que Hannity es amonestado por Fox por su participación en campañas políticas. En el 2010, tuvo que cancelar su participación en un acto en Cincinnati a favor del movimiento derechista Tea Party y cuando salió en un video a favor de Trump en la campaña del 2016, Fox le pidió que no volviera a hacerlo.

Desde entonces, los presentadores de Fox más bien han ratificado su apoyo a Trump y la popularidad de Hannity ha aumentado, lo que ha causado incomodidad entre los periodistas de la organización.

Fox News apostó fuerte por Trump mucho tiempo antes de ser nominado. Es mucho más que la televisión amiga del presidente. Es la maquinaria política más influyente del país, que tiene ante sus cámaras a agitadores a favor del presidente. Rupert Murdoch creó la cadena hace dos décadas precisamente para dar voz a los conservadores y esquivar a los periodistas progresistas.

La cadena es líder clara en audiencia, según la medición de Nielsen de julio, con 2.4 millones de televidentes en prime time, 14% más que hace un año. Supera los 1.6 millones de MSNBC. La CNN tiene una tercera parte. Los fans de Fox no ven la interferencia en las elecciones como un problema serio y 85% de los encuestados opina que la investigación de la trama rusa es una cacería de brujas.

División

La familia Murdoch también tiene sus facciones. Según dos personas de la cadena que hablaron bajo condición de anonimato, Murdoch y su hijo, Lachlan, observaban la noche de las elecciones la cobertura del canal con una pequeña reunión de personal de alto nivel. James Murdoch, otro de los hijos del dueño de la cadena y quien ha dicho a sus amigos que se siente avergonzado por gran parte de lo que aparece en Fox News, no asistió.

Mientras la cadena de noticias se prepara para la campaña presidencial del 2020, la pregunta es: ¿Fox sobrevivirá como una casa unida?

Baier y sus colegas han sido eclipsados por anfitriones de opinión en Fox News, quienes obtuvieron los horarios de mayor audiencia y las mayores calificaciones. El ascenso de Hannity ha sido significativo. Ofrece una enorme audiencia: más de 3 millones de personas miran cada noche su programa en Fox, el más visto de la franja nocturna de las cadenas informativas, además de las 13.5 millones de personas que escuchan cada semana su programa de radio.

Quizás, no por casualidad el ascenso de Hannity ocurrió durante el primer año de la presidencia de Donald Trump.

Tal es la cercanía entre Hannity, de 56 años, y Trump, de 71, que algunos trabajadores de la Casa Blanca bautizan a la estrella de Fox como “el jefe de gabinete no oficial” del presidente. Ambos hablan con frecuencia por teléfono y se reúnen en Washington o en la mansión de Trump en Florida.

La división dentro de Fox había estado en exhibición en las semanas previas a las elecciones de medio término. En semanas pasadas, los presentadores Jeanine Pirro, Brian Kilmeade y otros colaboradores de Fox imaginaron a los migrantes vagando por México como un grupo que se prepara para asaltar la frontera y traer enfermedades a Estados Unidos. También se refirieron a los hombres como golpeadores de esposas e incluso pedófilos.

Pero fue Shepard Smith, presentador de noticias de la cadena, quien se opuso a las declaraciones de sus compañeros al decir que no hay nada que temer de la caravana migrante que se dirige hacia Estados Unidos.

“No hay ninguna invasión. Nadie viene por ustedes. No hay nada­ de qué preocuparse”, dijo Smith en la presentación de su programa de noticias.

Smith sorpresivamente contradijo las palabras del presidente Trump. “Mañana los migrantes, de acuerdo con reportajes de Fox News, estarían a más de dos meses de distancia, si es que uno de ellos llega hasta aquí”, expresó Smith y agregó que el discurso de Trump sobre la Caravana Migrante era sólo una parte de su campaña electoral para las elecciones intermedias.

Smith recordó a los televidentes que la misma retórica ya había sido utilizada por el presidente cuando se aproximaba otra caravana en abril del año en curso.

La postura pro-Trump de Fox News ya ha ocasionado que expertos y colaboradores abandonen la cadena. El teniente coronel retirado Ralph Peters, analista estratégico de Fox News, declaró que abandonaba la cadena a la que acusaba a la red de ser “una mera maquinaria de propaganda para una administración destructiva y éticamente ruinosa”.

“Hoy, siento que Fox News está atacando nuestro orden constitucional y el estado de derecho, al tiempo que fomenta la paranoia corrosiva e injustificada entre los espectadores”, expuso el teniente en su razonamiento en una carta a sus colegas.

Fox News respondió a la carta de Peters en un comunicado, diciendo que tenía “derecho a opinar a pesar de que eligió usarla como arma para llamar la atención”.

Antes de su furiosa partida, Peters, un oficial retirado del ejército de EU, era una voz conservadora bastante confiable sobre la política exterior y había sido extremadamente crítico con la administración de Obama.

El Economista

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *