Nacional

Funcionarios implicados en “estafa maestra” que resulten inocentes tienen las puertas abiertas: AMLO

Los funcionarios de Pemex que fueron separados de sus cargos ayer por su presunta implicación en actos de corrupción, podrían volver al gobierno si demuestran su inocencia, anticipó hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Al hacer un balance de sus primeros dos meses de gestión, el presidente de México presumió su combate a la corrupción y la impunidad, destacando que la deshonestidad no tiene cabida en el gobierno y para ejemplificarlo, remitió a la suspensión de tres altos directivos de Pemex separados de sus cargos ayer:

“Si arreglan su situación y demuestran que no tuvieron nada que ver, y que fue una injusticia, tienen de nuevo las puertas abiertas. Si tuvieron que ver, no. El propósito es que se gobierne con honestidad”, dijo.

López Obrador expuso que tomó la decisión de que atendieran los procesos correspondientes fuera del gobierno.

“Se tomó la decisión de que funcionarios que estaba involucrados, no sabemos si responsables, culpables… lo decidirá la autoridad. Tampoco se trata de juicios sumarios.

“Tiene que desahogarse procesos, tiene que haber pruebas (porque) no se puede afectar la dignidad de las personas. Mientras tanto ya no están en el gobierno”.

Ayer, el presidente y la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, confirmaron que en los expedientes abiertos por un esquema de defraudación presupuestal identificado por la Auditoría Superior de la Federación y socializado por el reportaje “La Estafa Maestra” del portal noticioso Animal Político, tres altos funcionarios de Pemex, nombrados apenas en diciembre, serían separados de sus cargos y sometidos a investigación.

Se trata de Miguel Ángel Lozada Aguilar, director de Pemex Exploración y Producción; Héctor Salgado Castro, subdirector de operación en Pemex Exploración y Producción y Luis Galván Castro, gerente de control financiero, en la filial de la petrolera.

El caso de Lozada fue expuesto en la edición 2103 del semanario Proceso.

Su cese fue presumido hoy por el presidente López Obrador como un ejemplo de la intolerancia a la corrupción en su gobierno, así sea sólo como indicio.

 

Proceso

 

 

 

 

About the Author