Nacional

Giro de 180 grados a la vida nacional con la llegada de AML

007n1pol-1

El 2018 pasará a los anales de la historia como un año de cambios y giros de 180 grados para la vida nacional. El cambio de poder con la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República no sólo implicó el triunfo, por primera vez, de un candidato surgido de la izquierda, sino también de la salida de Los Pinos –que además fue clausurada como residencia y oficina oficial– del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que quedó relegado a la tercera fuerza y con la derrota más estrepitosa en su haber.

Incluso sin haber asumido el poder, desde el 1º de julio las políticas anunciadas o puestas en marcha por López Obrador han causado un inusual reacomodo –por algunos aplaudido y por otros criticado– de la forma de conducirse del gobierno federal, así como su impacto en el sector público y hasta en el privado.

Elecciones

El año que termina será recordado principalmente por las votaciones históricas que dieron, en su tercera campaña, la Presidencia de la República a Andrés Manuel López Obrador.

La cúpula del PRI, aún en el poder, tuvo a José Antonio Meade Kuribreña como candidato externo y sin filiación priísta. Garantizaría la estabilidad y la continuidad de la política económica y de las reformas de Enrique Peña Nieto.

Pero el partido en el gobierno no fue puntero en los sondeos en ninguna fase del proceso. Tampoco el Partido Acción Nacional (PAN), que se mantuvo, de acuerdo con casi todas las casas encuestadoras, en el segundo lugar. El primer sitio en todo el proceso fue de López Obrador.

Se les sumó en la contienda el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, y la ex panista Margarita Zavala, quienes lograron un controvertido registro oficial como candidatos independientes, pero al final sólo llegó el regiomontano, ya que Zavala, esposa del ex presidente Felipe Calderón, renunció en mayo tras reconocer que no figuraba en los primeros lugares.

El proceso electoral más grande en la historia del país representó un costo, por las dimensiones de las votaciones federal y las 30 locales, de 45 mil 620 millones de pesos.

Un mes antes de iniciar su campaña comenzaron los contratiempos para Ricardo Anaya –candidato de la coalición del PAN y los partidos de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano–, quien se vio envuelto en un escándalo por presunto lavado de dinero y distintas irregularidades orquestadas por el empresario Manuel Barreiro Castañeda, quien le compró una nave industrial en Querétaro.

Las acusaciones derivaron en una investigación de la Procuraduría General de la República (PGR), que fue señalada por el aspirante presidencial panista de guerra sucia en su contra ordenada desde la cúpula del entonces gobierno federal priísta.

Los cinco candidatos asistieron a tres debates, con excepción de Zavala, quien para el tercero de ellos ya se había bajado de la contienda.

Llegó el 1º de julio, con votaciones en todo el país para elegir Presidente de la República, varios gobernadores, alcaldes y congresos estatales. Con excepción de Puebla, en el resto del territorio nacional los comicios transcurrieron en calma y sin mayores incidentes.

Sólo nueve minutos después de que cerraron las casillas, Meade Kuribreña fue el primero en salir a declarar que el resultado no le favorecía y el ganador era López Obrador. Más tarde, Anaya hizo lo propio y, después de las 11 de la noche, el Instituto Nacional Electoral (INE) ofreció los resultados que tras el cómputo final no tuvieron mayores variaciones: López Obrador obtuvo 53.1 por ciento de los votos; Anaya, 22.7; Meade, 16.4, y Rodríguez Calderón, 5.2 por ciento.

Así, López Obrador se convirtió en el candidato presidencial con más votos en la historia, al rebasar los 30 millones de sufragios, mientras el PRI perdió el control de las dos cámaras del Congreso de la Unión y ganó apenas un distrito electoral en todo el país.

Transición e inicio del nuevo gobierno

El periodo de transición se vivió sin descanso. La casona que usó Andrés Manuel López Obrador como oficina, en la colonia Roma de la Ciudad de México, recibió cada día a futuros funcionarios, legisladores, gobernadores electos, empresarios y hasta a funcionarios de primer nivel de Estados Unidos. También acudieron cotidianamente miles de ciudadanos en busca de ayuda para encontrar a personas desaparecidas o solicitar empleo.

El 1º de diciembre se convirtió en otro día histórico por la toma de protesta de López Obrador en el Congreso de la Unión, ahora dominado por Morena y sus aliados. Ante legisladores, mandatarios y representantes de decenas de países de todos los continentes, el nuevo Presidente inició su mandato con dos discursos de larga duración: uno en San Lázaro y otro más en el Zócalo capitalino ante 160 mil personas que pasaron ahí el día completo para poder escucharlo.

Economía

El tema que acaparó la atención de especialistas y del sector empresarial fue la renovación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Las reglas de origen automotrices y los aranceles a las importaciones de acero y aluminio decretados por Estados Unidos fueron algunas razones que llevaron a punto de frustrar las negociaciones. Los primeros en llegar a un acuerdo fueron México y Estados Unidos, pues Canadá se mantuvo al margen, sin aceptar los términos.

En las horas finales para firmar o cancelar la negociación, los tres países anunciaron el nuevo acuerdo con las siglas en español T-MEC (Tratado México-Estados Unidos-Canadá), suscrito en el último día de la administración de Enrique Peña Nieto. Aún está pendiente su ratificación y entrada en vigor.

NAIM

Ante el desarrollo del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, el entonces candidato López Obrador insistió este año en su plan alternativo, la Base Aérea de Santa Lucía, el cual ya había presentado en 2015.

En marzo, en plena campaña electoral, el Grupo Mitre, parte del Instituto Tecnológico de Massachusetts, consideró inviable el proyecto del tabasqueño, postura que fue secundada por distintos organismos empresariales y aeroportuarios.

Tras obtener la victoria electoral, López Obrador anunció la realización de una consulta ciudadana sobre el tema, la cual se aplicó en octubre. La mayoría se inclinó por cancelar el proyecto en Texcoco y retomar la propuesta del entonces presidente electo.

 Justicia

Los juicios contra ex gobernadores continuaron en 2018. En los primeros días del año fue extraditado a México Roberto Borge, ex mandatario de Quintana Roo, y fue vinculado a proceso por el delito federal de operaciones con recursos de procedencia ilícita. A finales de octubre obtuvo un amparo para reponer el proceso. Todavía está en el aire una sentencia.

A la par, el ex gobernador de Veracruz Javier Duarte siguió su proceso en prisión debido a acusaciones de desvío de recursos por una suma calculada por las autoridades locales en más de mil millones de pesos. En septiembre, tras declararse culpable luego de casi año y medio de haber sido detenido, un juez dictó finalmente sentencia en su contra por sólo nueve años de prisión.

El sector judicial también tuvo resonancia en el sector educativo con la liberación de la ex líder magisterial Elba Esther Gordillo tras ser absuelta del delito de lavado de dinero. Le bastó menos de un par de meses para reaparecer y anunciar su regreso al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, tras lo cual Juan Díaz de la Torre renunció a la dirigencia del gremio, que aún debate sobre el control interno.

Caso Ayotzinapa

En junio, en una sentencia inédita, un tribunal federal ordenó a la PGR reponer el procedimiento por el caso Ayotzinapa y crear una comisión de investigación para la verdad y la justicia, por considerar que las indagatorias no fueron efectivas, independientes ni imparciales. Sin embargo, la dependencia rechazó la indicación con el argumento de que se alteraría la investigación y envió el caso a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

En los últimos días de la administración de Peña Nieto, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos ratificó la posibilidad de que algunos estudiantes desaparecidos hayan sido incinerados en el basurero de Cocula, como indica la llamada verdad histórica. Ya en funciones, el presidente López Obrador anunció ante padres de los normalistas la creación de la Comisión de la Verdad para indagar el caso.

 Migración

2018 concluirá con un nuevo fenómeno migratorio por el cruce de personas que provienen principalmente de Honduras, en un intento por ingresar a Estados Unidos. El paso en caravana de miles de centroamericanos por territorio nacional generó que las autoridades locales y federales realizaran, por primera vez, un despliegue de atención y seguridad para ellos.

 Reconstrucción

El año que está por concluir comenzó aún con heridas abiertas por los sismos de septiembre de 2017. La reconstrucción del país no sólo fue percibida como lenta y tortuosa por los damnificados, sino que se desarrolló en medio de denuncias porque no se ejercieron los recursos en la Ciudad de México y otras entidades.

Un sismo de 7.2 en Oaxaca, el 16 de febrero, encendió las alertas de nuevo.

El recientemente nombrado secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, se trasladó a supervisar la zona, pero al aterrizar el helicóptero de las fuerzas armadas en que viajaba perdió el control en Santiago Jamiltepec y ocasionó la muerte de 14 personas.

Proceso

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *