Nacional

Gobierno emite 1,500 millones de dólares en bonos samurái

Antes de concluir el primer semestre del año, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador finalizó con el programa de financiamiento externo del 2019, al colocar cuatro bonos en el mercado japonés por un total de 165,000 millones de yenes, que equivalen aproximadamente a 1,500 millones de dólares.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a cargo de Carlos Urzúa, indicó que dichos bonos tienen vencimientos en los años 2022, 2024, 2026 y 2029 con tasas de interés de 0.62, 0.83, 1.05 y 1.30%, respectivamente.

Con esta transacción, el gobierno federal concluyó su programa de financiamiento externo que se aprobó en el Paquete Económico del 2019 por un total de 5,400 millones de dólares.

La primera emisión se realizó el 16 de enero con un bono de 2,000 millones de dólares y vencimiento en el 2029, con una tasa de 4.577% y una tasa cupón de 4.500 por ciento.

El 1 de abril se realizó la segunda emisión de deuda con dos bonos en euros que sumaron 2,500 millones de euros (aproximadamente 2,800 millones de dólares).

Uno de los bonos fue por 1,500 millones de euros con vencimiento en el 2026 y una tasa de rendimiento de 1.669% y tasa cupón de 1.625 por ciento. Mientras que el otro fue por 1,000 euros con vencimiento en el 2039 a una tasa de 2.969% y una tasa cupón de 2.875 por ciento. Fue la primera vez que se realizó una colocación en euros a un plazo de 20 años.

Con respecto a la tercera colocación, en yenes, la SHCP destacó que, tanto el monto colocado como la demanda alcanzada en esta transacción representan máximos históricos para una emisión de deuda realizada por el gobierno federal en el mercado japonés.

Además, señaló que dicha colocación reitera la confianza de los inversionistas japoneses en las finanzas públicas del país.

Se aprovechó entorno financiero
Analistas consultados por El Economista indicaron que el gobierno federal aprovechó las condiciones externas en los mercados financieros como las bajas tasas de interés para obtener financiamiento más barato y con un mayor periodo de vencimiento.

“La SHCP aprovechó las mejores condiciones en los mercados; las tasas de interés en el mercado externo han estado disminuyendo ante una postura monetaria más relajada por parte de los principales bancos centrales”, expuso Alejandro Saldaña, gerente de Análisis Económico de Bx+.

Para James Salazar, subdirector de Análisis Económico de CIBanco, si bien es positivo cubrir lo antes posible el techo de financiamiento externo, el mensaje implícito por parte de la SHCP podría ser que en el segundo semestre se tenga una percepción diferente sobre México.

“Lo preocupante es el mensaje implícito que pudiera mandar Hacienda de que a lo mejor para la segunda mitad del año la percepción de México pueda cambiar, lo cual no sería del todo bueno”,añadió.

Ambos analistas coincidieron en que, hasta el momento, se ha tenido un buen manejo de la deuda, pues las autoridades han estado atentas a las condiciones financieras y han actuado aprovechando la coyuntura de los mercados.

“Es importante que el gobierno cumpla con las metas fiscales, especialmente en materia de deuda, ya que ello podría generar más confianza a las calificadoras y hacia participantes del mercado en general”, agregó Saldaña.

Reestructuran deuda local
La Secretaría de Hacienda informó que también realizó una reestructura de deuda local para adelantar pagos de deuda con vencimientos entre el 2019 y el 2021 a través de una colocación de valores gubernamentales.

En un comunicado, explicó que para mejorar su perfil de vencimientos y la liquidez del mercado de deuda local realizó dos transacciones, las cuales no implicaron endeudamiento adicional.

La primera transacción consistió en una subasta de recompra de valores gubernamentales y con ello se canceló deuda por 28,228 millones de pesos con vencimientos entre el 2019 y el 2021. La recompra fue a tasas de interés de mercado de Bonos M.

En tanto, la segunda operación implicó una subasta adicional de colocación de valores gubernamentales por 27,534 millones de pesos a tasas de interés de mercado con vencimientos entre el 2024 y el 2047.

“Es decir, Hacienda adelantó el pago de deudas que tenían vencimientos entre el 2019 y el 2021 con la colocación de valores gubernamentales que se tendrán que pagar entre el 2024 y el 2047”, explicó José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

Con dichos movimientos, coincidió en que pareciera que la Secretaría de Hacienda está previendo un entorno financiero complicado en los siguientes dos años, por lo que decidió aprovechar las mejores condiciones que todavía se tienen.

James Salazar, subdirector de Análisis Económico de CIBanco, detalló que ante la demanda que todavía hay por bonos soberanos en el exterior, el gobierno aprovechó eso para alargar el perfil de vencimientos, “y eso se puede considerar una política eficiente”.

La SHCP enfatizó que continuará monitoreando las condiciones en los mercados financieros para estar en posibilidad de aprovechar ventanas de oportunidad que permitan seguir mejorando el perfil de vencimientos de la deuda pública.

De acuerdo con el Plan Anual de Financiamiento, la deuda interna aprobada para este año es de 490,000 millones de pesos.

El Econommista

About the Author