Nacional

IMEF rebaja a 1.2% su pronóstico de crecimiento para México en 2019

El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) recortó nuevamente su estimación de crecimiento de la economía mexicana para este año y 2020, debido a que enfrenta un panorama complejo y de elevada incertidumbre.

El organismo redujo a 1.20% su estimado de crecimiento económico para 2019 desde 1.40% previo, su segundo ajuste al hilo, y para el año próximo bajó su pronóstico a 1.70%, tras haberlo mantenido tres meses en 1.80 por ciento.

El presidente del IMEF, Fernando López Macari, apuntó que los pronósticos de crecimiento para 2019 se han revisado sistemáticamente a la baja ante la combinación de una desaceleración global exacerbada por diversos riesgos geopolíticos, y eventos transitorios que restaron actividad económica durante el primer trimestre del año.

Estos fueron el desabasto de combustibles, huelgas de la industria maquiladora en Tamaulipas; el bloqueo de las vías férreas en Michoacán, mencionó en la rueda de prensa mensual de los ejecutivos de finanzas.

Además de esta coyuntura, dijo, México ahora enfrenta dos temas que están contribuyendo a la desaceleración del crecimiento de este año: la suspensión de obras de construcción en la Ciudad de México y la actitud de desconfianza e incertidumbre para invertir por parte del sector privado.

Por ello, el IMEF reiteró la relevancia de generar confianza para que el sector privado active y reactive sus proyectos de inversión, que la incertidumbre política mexicana provoca que se pospongan cuando hay elecciones presidenciales.

El sector privado en México representa 83.3% de la economía mexicana, muy superior al poco más de 65% en Brasil, por ejemplo, resaltando la importancia de la magnitud de dicho sector en el país, señaló.

Reconoció que la reciente creación del Consejo Nacional para el Fomento a la Inversión, el Empleo y Crecimiento Económico y el acuerdo con el Consejo Coordinador Empresarial, firmado la semana pasada, son pasos en la dirección correcta.

No obstante, añadió, sería deseable que el presidente Andrés Manuel López Obrador mande un mensaje unificado tanto desde el Ejecutivo, como desde la bancada de su partido en el Legislativo, comprometiéndose a brindar certidumbre en cuanto al marco legal y que dicho mensaje sea de unidad, no de polarización.

El Economista

About the Author